image

Deuda Corporativa, una bomba de relojería

Mar Revuelta de La Carta de la Bolsa
por CapitalBolsa Hace 2 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

La gran disonancia del mercado crediticio de 2020: los rendimientos de la deuda corporativa son los más bajos en más de dos meses. Las ventas a crédito están en auge. Sin embargo, la angustia está aumentando. Algunos inversionistas esperan que más compañías no puedan hacer incluso su primer pago de cupón (vía Bloomberg). Para poner las cosas en perspectiva, la emisión de bonos de alto rendimiento se ha estado ejecutando al ritmo más rápido desde el 1 de abril durante un período similar que se remonta a 2015. Así, los rendimientos de los bonos basura han vuelto a caer al nivel más bajo desde el 11 de marzo. Lo dicho, una auténtica bomba de relojería, aunque la mayor parte de los actores siguen confiando en que las manos de los bancos centrales tienen capacidad para cubrir todo y más. Hasta que el rey aparezca desnudo", me dice el director de estrategia de una importante gestora.

Imagen

Unos 92.000 millones de dólares (84.150 millones de euros) en deuda con grado de inversión han visto rebajada su calificación a 'high yield' o 'bono basura' en el mes de marzo a nivel global, según los datos de CreditSights recogidos por Bloomberg.

En total, unos 150.000 millones de dólares (137.000 millones de euros) en bonos corporativos han sido recalificados desde grado de inversión a 'bonos basura' en el primer trimestre, según eToro.

Además, Goldman Sachs prevé que hasta 550.000 millones de dólares adicionales (503.000 millones de euros) vean rebajada su calificación por las agencias desde el grado de inversión al grado de especulación hasta septiembre.

En comparación con la última gran crisis, durante los dos primeros trimestres de 2009, la cifra acumulada no superó los 120.000 millones de dólares (110.000 millones de euros).

"Esto supone que el 10% del universo de bonos con grado de inversión tengan que ser vendidos por fondos, planes de pensiones y fondos cotizados", ha señalado el portavoz de eToro, Javier Molina.

En ese sentido, el experto de eToro ha advertido del "serio problema" de la deuda corporativa que puede degenerar en impagos y quiebras masivas por el parón de la economía a causa de la pandemia del Covid-19.

Las recuperaciones de los inversores en caso de incumplimiento serán más bajas durante el ciclo de incumplimiento actual de lo que fueron durante la recesión de 2008-09, y las recuperaciones de la deuda de primer gravamen probablemente sean peores de lo que han sido en el pasado:" Moody's Investors Service

Imagen

Por su parte, UBS señala que empresas emisoras europeas con unos 61.000 millones de euros de bonos en el mercado pueden sufrir una rebaja en su calificación a la categoría BB.

Los más pesimistas en el mercado hablan del peligro de que la recesión del coronavirus acabe llevando a una crisis de deuda si muchos emisores son incapaces de cumplir sus obligaciones y generan así problemas de solvencia en los bancos.

Desde SP Global Ratings: El recuento global de incumplimientos corporativos ha aumentado a 17 después de que dos emisores incumplieron desde el último informe de Ratings:

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+