image

Las afirmaciones de superconductores despiertan el frenesí de los inversores, pero los científicos son escépticos

por CapitalBolsa Hace 7 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Recientemente, dos artículos de científicos surcoreanos hicieron una afirmación extraordinaria que provocó un frenesí en las redes sociales y elevó los precios de algunas acciones en China y Corea del Sur: el descubrimiento de un superconductor práctico. Los superconductores son materiales que permiten que la corriente eléctrica fluya sin resistencia, una propiedad que revolucionaría las redes eléctricas donde la energía se pierde en la transmisión, así como campos avanzados como los chips informáticos, donde la resistencia eléctrica actúa como un límite de velocidad.

Los documentos, que aparecieron en un sitio web utilizado por científicos para compartir investigaciones antes de la revisión y publicación formal por pares, alentaron a investigadores de todo el mundo, incluidos al menos dos laboratorios nacionales de EE.UU. y tres universidades chinas, a analizar más de cerca el material propuesto.

Los materiales superconductores ya existen en lugares como máquinas de resonancia magnética para imágenes médicas y algunas computadoras cuánticas, pero solo muestran sus propiedades superconductoras a temperaturas extremadamente bajas, lo que los hace poco prácticos para un uso amplio.

Los investigadores de Corea del Sur anunciaron recientemente que encontraron un superconductor que funciona a temperatura ambiente, que durante mucho tiempo se ha considerado un santo grial para los científicos en el campo.

Los investigadores también publicaron una receta para fabricar el material, denominado LK-99, que consiste en tomar un mineral relativamente común llamado apatita de plomo e introducirle una pequeña cantidad de átomos de cobre.

Los investigadores de Corea del Sur publicaron dos artículos: un artículo inicial con tres autores y un segundo artículo más detallado con seis autores que incluía solo a dos de los autores del primer artículo. Ninguno de los autores contactados por Reuters respondió a una solicitud de comentarios.

Los físicos entrevistados por Reuters dijeron que la buena noticia es que no existe una ley de la física que diga que un superconductor a temperatura ambiente no puede existir, y el material descrito por el equipo de Corea del Sur es fácil de cultivar, lo que significa que otros investigadores deberían poder comenzar a obtener resultados tan pronto como sea posible.

El estándar de oro para la prueba del descubrimiento es que otros laboratorios repliquen de manera confiable los hallazgos de los investigadores de Corea del Sur.

Investigadores de al menos tres universidades chinas dijeron en los últimos días que produjeron versiones de LK-99 con resultados variables. Un equipo de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong publicó un video que pretende mostrar el material levitando sobre un imán, lo cual es importante porque los verdaderos superconductores pueden flotar sobre un imán en cualquier orientación, sin girar como una brújula.

Pero otro equipo, de la Universidad Normal de Qufu, dijo que no observaron resistencia cero, una de las características requeridas de un superconductor. Un tercero, de la Universidad del Sureste en la ciudad de Nanjing, en el este de China, dijo que midió cero resistencia, pero solo a una temperatura de 110 Kelvin (-163 grados Celsius).

El jueves, expertos surcoreanos dijeron que establecerían un comité para verificar las afirmaciones.

Eric Toone, un científico convertido en inversionista en Breakthrough Energy Ventures de Bill Gates, dijo que está monitoreando cualquier revisión por pares y esfuerzos de reproducción por parte de laboratorios acreditados.

“Las medidas que necesita para verificar o demostrar la superconductividad son muy difíciles de realizar”, dijo Toone. “Es un cambio de juego completo si es correcto, pero hasta que tengamos más validación, solo tenemos que ser pacientes”.

‘Puedes dejarte engañar’

La posible mala noticia para LK-99 es que el campo superconductor está lleno de materiales que parecen prometedores al principio, pero se desmoronan bajo el escrutinio. Los investigadores incluso tienen un nombre práctico para ellos: objetos superconductores no identificados.

“Los llamamos USO”, dijo Mike Norman, físico de materia condensada en el Laboratorio Nacional de Argonne. “Hay una larga historia de OSNI que se remonta a mucho tiempo atrás, incluidas algunas personas muy famosas que pensaron que tenían un superconductor y no lo tenían. Es como cualquier cosa en la ciencia: te pueden engañar. Incluso las buenas personas pueden ser engañadas”.

Norman dijo que los documentos originales tenían problemas. Algunos pueden haber sido errores tipográficos honestos por apresurarse a publicar la investigación, pero lo más preocupante fue la falta de datos en un amplio rango de temperatura para mostrar cómo se comporta el material cuando está en un estado superconductor y cuando no lo está.

“La gente a menudo usa ese método para mostrar cuánto de la muestra es realmente un superconductor y cuánto no lo es”, dijo Norman.

Otros investigadores también han encontrado razones para la cautela. Sinéad Griffin, física de estado sólido y científica del personal del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, utilizó una supercomputadora del Departamento de Energía de EE. UU. para simular el material propuesto.

Griffin descubrió que la inserción de átomos de cobre en la apatita de plomo hizo que los átomos del material se reorganizaran de una manera inesperada que se asemeja a los superconductores existentes. Pero ese efecto depende de que los átomos de cobre vayan a un lugar al que naturalmente no quieren ir, lo que podría dificultar la producción del material en grandes cantidades.

Griffin advirtió que su simulación tiene límites: no puede probar de manera concluyente que el material es un superconductor, y el trabajo asumió que los investigadores pueden colocar átomos de cobre en la apatita de plomo con perfecta precisión. En el mundo real, eso es poco probable y podría tener un gran efecto en el material.

E incluso si LK-99 resulta ser un superconductor a temperatura ambiente, aún llevará tiempo determinar qué tan útil podría ser, dijo Michael Fuhrer, profesor de física en la Universidad de Monash en Melbourne, Australia. Por ejemplo, Fuhrer dijo que no se proporcionaron datos sobre cuánta corriente eléctrica podría transportar el material y seguir siendo un superconductor, una pregunta clave para mejorar las redes eléctricas.

Aún así, Fuhrer y otros físicos dijeron que vale la pena estudiar los resultados dado todo lo que aún se desconoce sobre los superconductores y la posibilidad de que puedan descubrirse por casualidad en un material común.

“Hay muchísimos minerales por ahí que aún no hemos visto”, dijo Norman de Argonne. “Y probablemente haya algo de física muy interesante escondido en estos minerales”.

 

Fuente: Reuters – Propia.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+