image

El gráfico semanal: El Nikkei bate su récord post burbuja.

por Renta 4 Hace 9 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Nuestra apuesta diferencial de la semana pasada por AirBnb frente a Disney, ha demostrado ser acertada ya que en las últimas cinco sesiones AirBnb ha subido un 2% mientras que Disney ha bajado un 0,7%. Bien es verdad que el acierto o desacierto en las inversiones no debe medirse tanto en el corto plazo, sino en el medio y largo plazo, y es ahí donde se verá, con el tiempo, si nuestra preferencia por AirBnb funciona o no. 

Y no ha sido precisamente corto el plazo de tiempo que le ha costado al Nikkei japonés recuperar de forma estable el nivel de los 30.000 puntos que perdió a principios de la década de los noventa del pasado siglo. Tal y como se ve en el Gráfico adjunto, el Nikkei superó de forma pasajera ese nivel en algunos momentos del año 2021, al calor del rally bursátil propiciado por la reapertura de las economías tras los confinamientos y por el abundante dinero que los Bancos Centrales inyectaron al sistema en los meses posteriores a la pandemia. 

El 22 de febrero de 2021 publicábamos un Gráfico semanal bajo el título “El Nikkei, tres décadas para recuperar los 30.000 puntos, en el que comentábamos como, tras una larga fase lateral en la que el Nikkei se había movido en una amplia banda entre los 10.000 y los 25.000 puntos, finalmente el selectivo japonés había roto al alza esa banda tras publicarse un crecimiento del PIB japonés del 3% en el cuarto trimestre de 2020. Decíamos también entonces que, aunque nos costaba recomendar el Nikkei en general, había “un buen número de compañías japonesas que sin duda van a salir reforzadas en el mundo que viene tras la pandemia, y en las que merece la pena estar invertido”. 

Así ha sido, efectivamente, y a pesar de que a lo largo de todo el 2022 el Nikkei estuvo de nuevo por debajo de los 30.000 puntos, el rally bursátil de estos primeros meses de 2023 le ha catapultado de nuevo por encima de esa cota y de hecho, el pasado viernes cerró en 30.808 puntos, muy cerca ya de los treinta y un mil. 

En lo que va de año el Nikkei, impulsado en parte por los comentarios positivos de Warren Buffet, es uno de los mejores índices del mundo con un alza del 18%, y está ya más cerca de su máximo histórico de todos los tiempos, los casi 39.000 que alcanzó en la sesión bursátil del 29 de diciembre de 1.989. 

Dos son las reflexiones que nos deja el Nikkei, reflexiones que pensamos que son totalmente aplicables a otras Bolsas. 

La primera reflexión es que los excesos de deuda y las burbujas tienen digestiones muy largas, y tal vez eso es algo que deberían considerar quienes están ansiosos por volver de forma rápida, a poder ser este mismo año, a los viejos tiempos del “dinero fácil”. 

La segunda reflexión es que los inversores, y tal vez incluso las empresas, aman las políticas monetarias expansivas y les encanta que el nuevo gobernador del Banco de Japón, Kazuo Ueda, haya mostrado su decisión de continuar las políticas de tipos ultrabajos y liquidez abundante de Haruhiko Kuroda. 

El viernes pasado se publicó la inflación de la economía japonesa de abril, que fue del 3,4% la general y del 4,1% la subyacente, unas cifras muy elevadas sobre todo teniendo en cuenta que el PIB creció al 3% en el cuarto trimestre de 2022. Pero nadie espera que ese dato pueda endurecer lo más mínimo la política monetaria. 

Cabría preguntarse si, tal vez también la, para muchos, sorprendente fortaleza de las bolsas norteamericanas y europeas se deba, al menos en parte, a la convicción de los inversores de que al final la Fed y el BCE deberán renunciar a seguir endureciendo las condiciones monetarias a pesar de que la inflación siga alta, si realmente las cosas se ponen feas en la economía real. El tiempo dirá si es así o no.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+