image

Las quiebras bancarias en EE. UU. y en Europa, ya se adelantaron, pero los bancos centrales miraron a otra parte.

por La Carta de la Bolsa Hace 11 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Las quiebras bancarias en EE. UU. y en Europa, ya se adelantaron, pero los bancos centrales miraron a otra parte. Las acciones políticas agresivas podrían conducir a problemas de riesgo moral en el futuro, en la medida en que los mercados no internalicen completamente su propio riesgo de liquidez en previsión de futuras intervenciones del banco central en tiempos de tensión" (Vía FT.com). "El riesgo moral está totalmente desenfrenado. Hay algunos resultados muy inquietantes posibles: incumplimiento de pagos, depresión económica. Cuanto más liquidez se bombea al sistema sin producción para respaldarlo, más degradación monetaria existe”. Pero a muchos participantes en los mercados, principalmente en Wall Street, por un oído les entra y por el otro, les sale. Tal es el desenfreno, que los operadores a corto dominan el escenario en la mayor Bolsa del mundo, y el resto la sigue. Muchos años hablando del riesgo moral, pero todos mirando para otra parte. Luego, será ya tarde", me dice el analista jefe de un banco de inversión, que añade:

"Seguimos en manos de papanatas en los mercados. Tienen una visión muy superficial de las cosas y siempre confían su alma al becerro de oro, a los billetes que escupen día y noche las máquinas de impresión de los bancos centrales. O dicho de otra manera, el papanatismo crea burbujas y nos empuja a la sima. Me pareció muy interesante la afirmación de Donald Kohn, vicepresidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, cuando dijo hace casi cinco años (¡cómo pasa el tiempo!), que las facilidades de liquidez crean un Riesgo Moral o Moral Hazard (los inversores toman mayores riesgos de los debidos confiando en que la bondad de una entidad "salvadora")..."

"Añadía que los Bancos Centrales deben prestar atención a la estabilidad financiera. Y luego, a continuación, el papanatismo, como este: Los bancos centrales tienen armas ilimitadas si utilizan medidas no convencionales, incluso cuando los tipos de interés están cerca del cero por ciento, según el entonces consejero del Banco Central Europeo, Athanasios Orphanides. "La política monetaria puede continuar con una relajación no convencional, incluso cuando los tipos a corto están cerca del cero. El margen para reducciones convencionales puede ser limitado, pero las armas para reducciones no convencionales son ilimitadas", agregó.

Hasta que dejen de serlo.

Artículo completo.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+