image

“Si el presidente de la Fed me susurrara cuál va a ser su política monetaria en los próximos dos años, no cambiaría nada de lo que hago”

por Moisés Romero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Tras la decisión de la Fed este miércoles, y las que vendrán, u Un apunte interesante, con mucha miga:"Si el presidente de la Fed me susurrara cuál va a ser su política monetaria en los próximos dos años, no cambiaría nada de lo que hago. Ignorar a los economistas, los banqueros centrales o cualquier persona que prediga la tasa de interés neutral, especialmente RBA. Es todo ruido. Charlie Munger, mi socio y yo, en 54 años nunca tomamos una decisión basada en una predicción económica. Hacemos predicciones comerciales. Si supieras lo que sucederá en la economía, no necesariamente sabrás lo que sucederá en el mercado de valores".-Warren Buffett". “La función de la previsión económica es hacer que la astrología parezca respetable” -John Kenneth Galbraith

"Realmente no puedes saber nada si solo recuerdas hechos aislados. Si los hechos no se mantienen unidos en un entramado de teoría, no los tienes en una forma utilizable. Tienes que tener modelos en tu cabeza".-Charlie Munger

Y en este encuadre: "Es seguro decir que estos tipos no tienen ni idea de lo que están haciendo... ¡Igual que el resto de nosotros! No se deje engañar por sus trajes faciales, jerga compleja y tarjetas de presentación con nombres de marca...", dice Tiho Brkan@TihoBrkan

Ya saben: "Desconfía de todos y de todos. Incluso de los insiders. Y, por supuesto, de los bancos centrales, sin excepciones. Nadie cree en ellos desde hace tiempo. Desconocen el camino a seguir. Suben tipos de interés, con economías, con niveles de deuda impagables, y con empresas, familias e individuos endeudados, también, hasta las cejas. Por eso, de una u otra manera, los chivatazos, el sé de buena tinta, te pueden ocasionar la ruina. En los últimos meses, uno de los mejores bancos de inversión que he conocido en mi trayectoria profesional, me ha recomendado tres valores, que, según ellos, contaban, siguen contando, con buenos fundamentos. O sea, auténticos chollos..."

"La experiencia me dictó poner pocos huevos en estas cestas, pero los puse llevado por la codicia. Y los huevos se han roto. Para eso sirven los soplos, los chivatazos, que decimos en nuestro argot. Huye de los rumores, de los soplos de buena tinta. Las buenas noticias no se cotizan y si lo hacen su efecto apenas dura un par de horas. Hay un fenómeno contra el que no se puede luchar: contra el sentimiento de mercado", me dice un viejo lobo de la Bolsa española, ya jubilado.

Lacartadelabolsa.com


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+