image

Las bolsas, pendientes de resultados empresariales, sin perder de vista a macro y bancos centrales

por Renta 4 Hace 2 semanas
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

Apertura al alza en Europa en una sesión en la que perderemos la referencia de Wall Street, cerrado por la festividad de Martin Luther King.

Del viernes destacar la publicación de resultados 4T22 de la banca de inversión americana (JPMorgan, Bank of America, Wells Fargo, Blackrock y Citigroup). En términos generales, buena evolución del margen de intereses apoyado por los mayores tipos, pero presión en costes ante la elevada inflación y mayores provisiones. La reacción de las cotizaciones, al alza +2%/+3% a pesar de bastante volatilidad intermedia ante la expectativa de una recesión suave y guías prudentes.

De cara al conjunto de la semana, en materia de bancos centrales la atención estará en la reunión del Banco de Japón (miércoles), donde en principio no se esperan cambios de política monetaria pero veremos si hay alguna señal adicional de giro hacia una política menos expansiva. Recordamos que el pasado 20-diciembre el BOJ comenzó a modificar su estrategia de control de la curva de tipos, permitiendo que los tipos 10 años repuntasen hasta 0,5% (vs objetivo 0,25% hasta ese momento). El hecho de haber iniciado el abandono del control de la curva (YCC) ha impulsado las TIRes al alza hasta 0,51% actual, llegando a tocar máximos de 0,575%. Este entorno ha permitido una recuperación del Yen vs USD del 15% desde finales de octubre. El inicio de normalización monetaria en Japón se enmarca en un contexto de repunte de inflación (hoy el IPP ha seguido subiendo, +10,2% i.a., superando las estimaciones, mientras que el IPC diciembre el próximo viernes podría repuntar a 4,0%e en tasa general vs 3,8% anterior, subyacente 3,1%e vs 2,8%), así como de finalización del mandato del Gobernador Kuroda en abril 2023 (que hará que los miembros más dovish del BoJ pierdan influencia).

Por el lado del BCE, estaremos pendientes de las Actas de la reunión de diciembre, en las que el tono fue claramente hawkish, y estaremos atentos a la conferencia de la presidenta Lagarde en Davos.

Por el lado macro, la atención de la semana estará en los indicadores de precios, que salvo los comentados de Japón, deberían mostrar moderación adicional en diciembre. Esto se debería apreciar tanto en los precios a la producción en EEUU (+6,8%e vs +7,4% anterior) como en la Eurozona (+21,7%e vs +28,2%), aunque en ambos casos y sobre todo en el europeo manteniéndose en niveles aún muy elevados.

En términos de actividad, los datos en EE. UU. mostrarán deterioro en diciembre (ventas minoristas y producción industrial), si bien los indicadores adelantados de manufacturas (encuesta de Nueva York y Filadelfia) podrían mejorar algo en enero. Prestaremos también atención al Libro Beige, que servirá para preparar la reunión de la Fed del 1-febrero.

En la Eurozona y Alemania, estaremos pendientes de la encuesta ZEW de enero, que en línea con los últimos meses podría mejorar ligeramente pero manteniéndose en niveles aún muy deprimidos.

Interesantes serán también los datos de actividad de China, con un sesgo negativo al no recoger aún la reapertura de la economía. El consenso descuenta caída en el PIB 4T22 trimestral -1%e (vs +3,9% anterior), lo que moderaría la tasa i.a. a +1,6%e vs +3,9% anterior. Por lo que respecta a los datos de diciembre, la producción industrial se desaceleraría (+0,3%e vs +2,2% anterior), mientras que el consumo retrocedería con fuerza, con ventas minoristas -8%e vs -5,9% anterior.

En el plano empresarial, continuará la presentación de resultados 4T22 con las cifras de Morgan Stanley, Goldman Sachs, Alcoa, Procter&Gamble y Netflix en EE. UU. En España, Bankinter (jueves) iniciará la temporada de resultados.

En el contexto actual, nuestra visión de mercado continúa siendo prudente, especialmente tras el reciente repunte en renta variable y renta fija, en un escenario de elevada incertidumbre. A pesar de que los últimos datos muestran cierta moderación en la inflación, esta continúa en niveles muy elevados y aún está por confirmar el techo a la misma, sobre todo en la subyacente en Europa. En este sentido, consideramos que una inflación tan alta hará que los tipos sigan subiendo, no viendo rebajas de los mismos en 2023, a lo que se suma la materialización del esperado deterioro del ciclo económico y su impacto aún por ver en resultados empresariales.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+