image

“La asignación de activos no es un deporte de equipo, sino individual”

Mar Revuelta de La Carta de la Bolsa
por CapitalBolsa Hace 2 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Sobran gestoras y las reordenaciones del sector continúa. Muchos analistas bursátiles, nacionales e internacionales, se muestran, hoy como ayer, incapaces  de entender lo que ha pasado y de explicar lo que está pasando, pero azuzados por sus jefes han invertido mucho tiempo en dibujar una bola de cristal con la que adivinar el futuro. Y entonces, vuelven a meter la pata. Un ejemplo: Los asesores financieros responsables de todo USA se disculpan con sus clientes por noveno año consecutivo ¿Por qué? Porque las carteras diversificadas que han construido están rezagadas respecto del S&P500. Escuché una vez a uno de los grandes especuladores de la Bolsa, ya fallecido, que una de sus tareas principales en cada momento del año era establecer estrategias de sentimiento contrario, es decir, apostaba en contra de los pronósticos de los denominados expertos y analistas. Me dijo que una sabia y disciplinada actuación en Bolsa siguiendo estos parámetros le había reportado mucho dinero con el paso del tiempo. Hoy, no sé por qué, me he acordado de este gran especulador. Recuerde, en cualquier caso, que el futuro, con mucha frecuencia, será el contrario al que ahora les presentan ¡Y es que el futuro es indescifrable! ¡Y qué difícil es medir el tiempo, el día D y la hora H", me dice el estratega de un banco de inversión, que apunta:

Tiho Brkan@TihoBrkan

Soy un gran creyente de que la asignación de activos no es un deporte de equipo, sino individual. Las oficinas familiares gestionan decenas a centenas de millones, a veces incluso mil millones o más a nivel institucional y, sin embargo, el tamaño del equipo apenas alcanza los 10 empleados, a menudo con un solo CIO.

"La idea es de un viejo amigo. Lo conocí hace cuarenta años. Gran especulador en Bolsa y en otros negocios. Además de especular directamente valor a valor, actuaba de forma paralela con una fondo de renta variable propio, sin intermediarios. Una idea muy simple, que luego han seguido grandes gestores del mundo, pero con fuertes gastos por comisiones y demás. Este amigo en cuestión apostaba por países y dentro de esos países, por los índices de referencia. En su fondo estaban todos los valores de los índices con su peso correspondiente. Gracias a este método, sencillo, pero muy profesional, ha conseguido sumarse al carro de la tecnología USA, sin saberlo ni pretenderlo. Le gustaba Wall Street, y punto. Hace unos días comí con él y me reconoció este logro. También, el buen rendimiento de la Bolsa alemana hasta este año. No quiere sabe nada de la Bolsa española desde hace años", me dice Eloy Martínez, bolsista empedernido.

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+