image

No hay nada malo con los lobos. Uno al menos sabe qué esperar. Pero uno debe tener especial cuidado con los lobos con piel de cordero

por Moisés Romero Hace 1 semana
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Qué opinan los inversores de los ataques de los bancos centrales y de los hedge funds? Son presa del pánico y tienen miedo cuando los lobos aúllan ¿Debe ser así? "No hay nada malo con los lobos. Uno al menos sabe qué esperar. Pero uno debe tener especial cuidado con los lobos con piel de cordero. Solo atacan después de ganarse su confianza. Especialmente cierto para muchos de los consejos sobre acciones que se dan en las redes sociales", dice A Simple Life@position_trader. En una línea similar, Tiho Brkan@TihoBrkan considera, que "hay una línea muy fina entre "clonación" y "sesgo de autoridad". No se trata de copiar a ciegas la inversión de alguien, sino de aprender (clonar) las mejores prácticas y los principios más importantes, para que puedas pensar por ti mismo. Únicamente asegúrate de clonar a la persona correcta. No invierta en un activo en función de su correlación con otro. No invierta en un proxy de un activo, compre lo real. No cubra sus activos, únicamente venda el original. Elimine acciones innecesarias y demasiado complicadas. Mantenga su toma de decisiones lo más simple posible"

"En mi último viaje a Florencia (Italia), antes de la pandemia, conocí a F.J.L. Ha ganado muchos euros vendiendo en su tenderete frascos pequeños, que contienen aire de las colinas próximas a Florencia, aire puro de La Toscana. Un año después, alguien puso en marcha la misma idea, aunque no recuerdo la procedencia del aire que jaleaba el vendedor a 3 euros el tarrito. Recuerdo, en cambio, que hubo muchos compradores...", me dice un gestor, que añade:

"En Bolsa siempre hemos dicho que hay que comprar y vender activos como si fueran latas de conserva de alto valor y que la clave está en no abrir nunca la lata, la clave está en pasarla de mano en mano, porque si la lata se abre se pierde la magia ¿Cómo?, cuando se observa que la lata contiene sardinas malolientes en lugar del caviar que todos pensábamos que contenía. Manejo de las expectativas, sentimientos y ánimo. No valen las añoranzas, los llantos, las lamentaciones..."

"No ha llegado el fin del mundo, que vaticinaban y vaticinan unos y otros. Los coches, aunque cada vez menos por el alto coste de los combustibles y el enfriamiento económico, siguen circulando por las carreteras y calles de las ciudades de España; los hospitales siguen abiertos; las tiendas ofrecen sus mercaderías, aunque cada día, sí cada día, más caras; los bancos y cajas de ahorro atienden a los clientes de una u otra manera, cada vez menos presencial; los bares huelen a café; siguen abiertos restaurantes, peluquerías, gimnasios. En España sigue habiendo de todo. La marabunta inflacionista hace estragos, todos lo sabemos, pero la vida sigue, aunque de peor calidad..."

"La gran diferencia, respecto a la canción, es que la vida no sigue igual. Todos la percibimos, sentimos y vivimos de otra manera. Todos nos estamos apretando el cinturón. Todo miramos al Cielo implorando empleo o que no nos quiten el que conservamos. De una manera u otra comemos, bebemos y subsistimos. Esa es la lección del momento: subsistir (permanecer, mantenerse o conservarse), que no es poco..."

"Muchos se empeñan en revivir el pasado, pero todos sabemos que el pasado no volverá. Es más, la gente está cansada de la propaganda recalcitrante que, en contra del discurso oficial, rememora hechos del pasado, ¡qué bien vivíamos!, sin explicar que vivíamos en un mundo falso. Sí, la gente está cansada de que le mencionen la palabra crisis y que unos y otros se tiren los trastos a la cabeza. La gente quiere vivir, trabajar, consumir. Las cosas no serán como antes, porque nunca lo fueron. Los hábitos, las modas y las costumbres pasan, se transforman. Y ahora toca el ciclo de depurar excesos. Europa sigue viva, pero muy debilitada por la invasión de Ucrania, la inflación y el deterioro de las expectativas..."

"¿Bolsa?, siempre sucede y sucederá lo mismo: comprar cuando todo el mundo es presa del pánico, como ahora..."

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+