image

Los crash no se producen cuando todo el mundo los espera y siempre son para comprar

por Moisés Romero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

¿Crash de los mercados? En los últimos días, inversores, gestores, analistas y actores en los mercados, vuelven a ser presa de sus fantasmas, de su pasado. "Las Bolsas están sobrevaloradas. Va a llegar un crash. Todo el mundo lo dice. Los mejores analistas vuelven a insistir en que la burbuja de Wall Street va a explotar y que nos arrastrará a todos. Ahora que los tipos están a cero o negativo, que la economía global se envalentona y que los denominados expertos recomiendan vender Bolsa, es el mejor momento para hacer lo contrario. Los crash anunciados nunca se producen, porque de ser así todo el mundo sacaríamos provecho de ellos. Los crash llegan cuando nadie lo espera, pero cuando llegan en lugar de llorar y de rasgarse las vestiduras hay que aprovecharse de ellos", me dice uno de mis gurús favoritos, que añade: "Lo esperado no sucede, es lo inesperado lo que acontece (Eurípides de Salamina)"

Goetzmann & Kim estudiaron los crash con datos de 101 mercados bursátiles mundiales desde 1692 hasta 2015. Las caídas anuales extremadamente grandes del mercado de valores suelen ir seguidas de rendimientos positivos Esto no es cierto para descensos menores. Este patrón no parece estar impulsado por fricciones institucionales, crisis financieras, shocks macroeconómicos, conflictos políticos o problemas de supervivencia.

A propósito de este asunto, el analista jefe de un banco de inversión londinense me comentó hace unas semanas "que nunca en la historia de la Bolsa se ha escrito y pronunciado tanto la palabra crash como se ha hecho ahora. Seguimos cerca de 1.000 informes al año. En el 85% de ellos aparece el término crash de una manera u otra, cuando la media histórica, en términos de aparición de esta palabra, apenas ha sido del 5%. Está claro, por tanto, que no habrá crash. La Bolsa bajará, claro, pero cuando baje será de otra manera.

Los sabios y estudiosos de los mercados resucitan en los últimos días decálogos de inversión, que siguen vigentes ¡quién lo iba a decir!, tras el paso del ciclón tecnológico y del dominio de las máquinas y sus algoritmos. Uno de ellos, el que perdurará por los siglos de los siglos es el referido a las grandes oportunidades de inversión que brindan los crash y los colapsos financieros, y, al revés, que la complacencia y la euforia conducen al crash y a los colapsos.

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+