image

La IFO alemana podría seguir mejorando en febrero, Reino Unido anunciará su plan de reapertura

por Renta 4 Hace 1 semana
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Principales citas macroeconómicas En Estados Unidos conoceremos el índice de indicadores líderes de enero. En Estados Unidos conoceremos el índice de indicadores líderes de enero que podría mostrar un avance del +0,3% mensual en línea con el mes anterior.

En Alemania la atención estará en la encuesta IFO de febrero de situación empresarial donde se espera una ligera mejora hasta 90,5 (vs 90,1 previo), y los componentes de situación actual (89,3e vs 89,2 previo) y expectativas (91,8 vs 91,1 previo).

Mercados financieros Apertura semanal ligeramente a la baja en las plazas europeas

Apertura semanal ligeramente a la baja en las plazas europeas (futuros Eurostoxx -0,4%, S&P -0,3%), en una jornada en la que el plano macro estará protagonizado por la encuesta IFO en Alemania, que en línea con otros indicadores adelantados de ciclo conocidos la semana pasada (sobre todo en EEUU), podría seguir mejorando en el mes de febrero de la mano del componente de expectativas.

De fondo, positivas noticias en torno a las vacunas, con previsión de que el suministro en EEUU se duplique en las próximas semanas desde los 10-15 mln semanales actuales a 20 mln en marzo, 25 en abril y más de 30 mln en junio. A esto se suma un estudio en Israel que apunta a que una sola dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech reduce las infecciones por Covid-19 en un 85%. Recordamos que Israel es el país más avanzado en el proceso de vacunación, habiendo suministrado al menos una dosis ya a cerca de la mitad de su población y estando un 27% de los susceptibles de vacunación totalmente vacunados.

En Reino Unido, donde todos los adultos habrán recibido una dosis para finales de julio (actualmente la mitad), hoy el primer ministro británico Boris Johnson presentará su plan de reapertura económica, cuyo ritmo será previsiblemente cauteloso y gradual con el fin de ir comprobando la evolución de la pandemia a medida que se vayan retirando las restricciones a la movilidad. Sería la salida de su tercer confinamiento (vigente desde principios de enero) y el objetivo del gobierno es que sea irreversible.

De cara al conjunto de la semana, la atención macro se centrará en Estados Unidos en la encuesta de confianza consumidores del Conference Board de febrero con esperada mejora, la segunda revisión del PIB 4T20 y el deflactor del consumo privado subyacente de enero, la medida de inflación preferida de la Fed, que debería mostrar unos niveles de precios contenidos. En Europa, estaremos atentos a los IPCs preliminares de febrero en Francia y España y datos de PIB 4T20 en Alemania y Francia.

En el plano monetario, todas las miradas estarán puestas en Jerome Powell. El presidente de la Fed comparece el martes ante el Comité Bancario del Senado y el miércoles ante el Congreso, esperándose que mantenga un discurso dovish a pesar de la reciente mejora de los datos (especialmente consumo privado apoyado por los cheques del gobierno) y del optimismo en torno a la campaña de vacunación, en la medida en que la economía americana está aún lejos de conseguir su objetivo de pleno empleo y los repuntes de inflación previstos para los próximos meses se esperan transitorios y no deberían alterar la política monetaria de medio plazo. En este sentido, es previsible que Powell reitere que la Fed aún está lejos de considerar la retirada de los estímulos monetarios (tanto QE como subidas de tipos).

En el mercado del crudo, disensiones entre Arabia Saudí y Rusia de cara a la próxima reunión de la OPEP+ que se celebra el 4-marzo. Mientras Arabia Saudí se muestra cauta respecto al retorno de una mayor oferta al mercado a pesar de que los precios del crudo marcan máximos de un año, Rusia pretende ir recuperando producción (en conjunto, la OPEP+ mantienen 7 mln b/d, un 7% de la oferta total, fuera del mercado, con el fin de mantener el equilibrio con una aún débil demanda). Recordamos que Arabia Saudí se mostró dispuesta a recortar 1 mln b/d adicionales durante febrero y marzo de forma voluntaria, aunque no se descarta que cambie de opinión a partir de abril si no hay compromiso de mantener disciplina por parte del resto de productores, a la espera de una mayor recuperación de la demanda derivada de unas menores restricciones a la movilidad a medida que avancen los procesos de vacunación.

En cuanto a nuestra Visión de Mercado, mantenemos nuestra idea de que las caídas son para comprar en base a un escenario de recuperación a medio plazo (vacunas, estímulo fiscal EEUU), lo que junto al continuado apoyo de los bancos centrales apoya la inversión en renta variable.

No hay que perder de vista que en materia de estímulo fiscal, seguimos sin novedades respecto al paquete de Biden, si bien cada vez se acerca más la fecha (mediados de marzo) en la que vencen ayudas previas y se espera que salga adelante buena parte de la propuesta (en torno a 1,5 bln USD de los 1,9 planteados), lo que supondría elevar el apoyo fiscal desde el estallido de la pandemia al 25% PIB vs -10% de caída del PIB. La primera votación podría tener lugar a finales de esta semana (viernes-sábado). A esto se le podría añadir un plan de infraestructura que se podría anunciar en marzo, por un importe estimado de 2 – 3 bln USD.

De este modo vemos cómo los estímulos fiscales y monetarios (apoyo incondicional de los bancos centrales en base a una recuperación económica aún incipiente y un repunte de inflación que se espera transitorio), así como el avance del proceso de vacunación y los esfuerzos para mejorar la efectividad de las vacunas ante las nuevas cepas están actuando de soporte para las bolsas que se muestran fuertes a pesar de ciertas incertidumbres que aún persisten (proceso de vacunación lento en la mayoría de países, mantenimiento de restricciones a la movilidad...). En este sentido, como principales riesgos a nuestra tesis de inversión, y a nuestro juicio moderados: que las vacunas no sean eficaces ante nuevas cepas (a corto plazo sí, pero que esperamos que se solucione con ajustes a las vacunas actuales) y un repunte de la inflación que se considere sostenido y pueda ocasionar un error de política monetaria (retirada de estímulos demasiado temprana que no contemplamos).


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+