image

Pregúntele a los participantes en el mercado ¿qué nos espera a la vuelta de la esquina?

por Moisés Romero Hace 1 semana
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

No hace mucho tiempo, los participantes del mercado estaban preocupados por la deuda de la UE en 2010 con Grecia y 2011/12 con la de Italia y España. En estos momentos, todos sabemos cuán terrible se está volviendo la situación de la deuda en todo el mundo. La fiesta continúa por ahora, pero pregúntate ¿qué nos espera a la vuelta de la esquina? En esta farándula @charliebilello apunta los siguientes datos. Tan eufóricos, como espeluznantes: 1. Acciones: máximo histórico 2. Precios de las viviendas: máximos históricos 3. Rendimiento de los bonos corporativos: mínimo histórico 4. Tasas hipotecarias: mínimo histórico 5. Fed: necesita tasas de 0% y compra de bonos para impulsar los precios de los activos y aumentar la inflación 6. Gobierno: necesita pedir prestado y gastar billones más 7. Bitcoin: máximos históricos

Estados Unidos es el país más endeudado del mundo. Donald Trump deja presidencia con un incremento de casi el 36% en la deuda nacional, que asciende ya hasta los 27,54 billones de dólares. Cuando Trum tomó posesión de su cargo, el apalancamiento público se situaba en los 19,9 billones de dólares. La deuda de Estados Unidos alcanza la suma combinada de las economías de China, Japón, Alemania y la India. También supone alrededor de 83.251 dólares por ciudadano y 220.130 dólares por contribuyente. Esta previsto que en 2023 la deuda como porcentaje del PIB supere su récord anterior, que se produjo justo después de la Segunda Guerra Mundial. 

En España, la deuda pública de España se ha disparado durante la crisis del covid-19. En términos de PIB se ha incrementado, por ahora, en unos 18 puntos porcentuales (hay que tener en cuenta que el PIB se ha desplomado elevando este ratio) hasta el 114% del PIB, mientras que en términos absolutos (euros constantes y sonantes) ha aumentado en más de 120.000 millones de euros. Este crecimiento sin precedentes en tiempos de paz, que también ha ocurrido en otros países, ha hecho que Bruselas ponga en duda la sostenibilidad de la deuda española en el corto y medio plazo.

La Comisión Europea, en su escenario base (el que considera más probable), prevé que la deuda pública de España siga aumentando año tras año hasta el 2031. El elevado déficit estructural y un crecimiento potencial bajo, impedirán que España logre equilibrar sus finanzas públicas, de modo que la deuda seguirá subiendo hasta tocar techo en el 141,2% del PIB en el año 2030 y sufrirá la primera caída en el 2031 hasta el 140,6%, según se desprende del informe Debt Sustainability Monitor, que recoge elEconomista ¿Por qué seguirá subiendo la deuda si acaba la crisis?

Aunque la recuperación llegue, buena parte del gasto para contener la crisis y sus efectos se mantendrá durante años por las secuelas de esta profunda recesión (histéresis). Por ello, el déficit estructural (no tiene en cuenta los ingresos extra que se generan cuando la economía crece por encima de su potencial) seguirá 'disparado' en el 2,9% del PIB. Bruselas descarta que España aplique políticas de austeridad, simplemente cree que la deuda comenzará a bajar cuando la economía recupere todo el PIB perdido y empiece a crecer por encima de su producto potencial. El problema es que durante todo ese periodo existe el riesgo de que otra nueva crisis pueda desbaratar los cálculos, generando un desequilibrio aún mayor. Todo ello puede poner en duda la sostenibilidad de la deuda en el corto y medio plazo.

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+