image

"Preservar el capital y batir la inflación, que ya está aquí. Un escenario muy complicado…"

por Moisés Romero Hace 5 años
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Hablo con uno de mis gurús favoritos. "Hay mucha complacencia en los mercados. Nos hemos acostumbrado a tipos cero y a baja inflación. Sufrimos en nuestros bolsillos la tozudez de las Bolsas para reencontrar la senda de las ganancias. Pero al final, se ha impuesto la complacencia. Este panorama puede cambiar, no obstante de manera rápida. La inflación ya ha llegado y me atrevo a pronosticar que subirá hasta el 2,5%. Además, algunos bancos ya cobran por el dinero. Una ecuación que estallará ¿A dónde irá el dinero? Debería encaminarse hacia la Bolsa, pero visto lo visto no me atrevo a pronosticar nada. Está claro que preservar el capital y batir la inflación van a ser las próximas asignaturas. No es aconsejable querer ir más rápido y no tener fondo suficiente para terminar la carrera. La confianza, otro elemento indispensable en cualquier proceso inversor, se la ha comido falta de visibilidad a futuro. Además, el gap entre mercados financieros y economía real no se acaba de cerrar. Y esto obliga a los bancos centrales a seguir "cuidando" a los mercados. Ya hay muchos participantes en el mercado a favor de que el BCE aplique nuevas medidas expansivas..."

"En este contexto, Anna Stupnytska, Economista Global de Fidelity, analizaba a finales de eptiembre los indicadores de inflación en Europa: Los indicadores de inflación han subido en toda Europa; así, el dato preliminar del IPC general de Alemania ha vuelto a acelerar y la inflación general de España ha salido de territorio deflacionista (casi) por primera vez desde 2014. A la vista de los efectos de base positivos relacionados con las caídas previas de los precios de la energía, sumadas a la posibilidad de que se encarezca el petróleo durante los próximos meses, especialmente si la OPEP consigue aprobar recortes de la producción, preveo que la inflación general seguirá acelerando a un ritmo moderado y que parte de estos efectos positivos se sentirán en la inflación subyacente..."

"...Aunque la inflación del conjunto de la zona euro sigue estando en niveles muy bajos, la dirección a la que apunta esta variable es ciertamente positiva y debería ser una buena noticia para Mario Draghi. En un entorno de crecimiento estable, aunque sin brillo, e inflación al alza, el BCE no tendrá que aplicar muchos más estímulos más allá de una pequeña prórroga de su programa actual de relajación cuantitativa, que a día de hoy está previsto que finalice en marzo de 2017. Sin embargo, a tenor del cargado calendario político que nos depararán los próximos meses, desde el referéndum italiano este año hasta las elecciones francesas y alemanas el próximo 2017, el BCE tendrá que estar preparado para volver a relajar las condiciones monetarias en caso de que estas citas dejen alguna secuela..."

***

Un enlace: ¿Deben los inversores proteger sus carteras de un repunte de la inflación en EE.UU.? (Cecilia Prieto, Funds People)

La inflación subyacente en EE.UU. se acerca peligrosamente al objetivo del 2% de la Reserva Federal (el último dato fue del 1,7%). Sin embargo, la Fed aún planea cómo ejecutar la segunda subida de tipos de interés desde que empezara a normalizar su política monetaria. Así las cosas, ¿deberían los inversores preparar sus carteras para protegerse de un repunte de la inflación?

“Pensamos que los inversores todavía no están preparados para anticipar un incremento de la inflación”, afirma Isabelle Vic-Phillippe, gestora del Amundi Funds Bond Global Inflation (calificado como Consistentes). La experta indica que desde 2013 se había visto una fuerte correlación entre expectativas de inflación e inflación efectiva, pero esta relación podría haberse roto: “Ya no hay ningún elemento predictivo sobre el breakeven de inflación”. Como la subida del precio del crudo ha impulsado la tasa de inflación, aconseja a los inversores “al menos actualizar sus expectativas de inflación, junto con el incremento de la inflación general”.

La previsión de Amundi es que el IPC anual de EE.UU. cierre 2016 en el 1,3% y en el 2,2% en 2017. Tristan Perrier, del equipo de Estrategia, afirma que la economía estadounidense “debería estar cercana a su pleno potencial en 2016, con el mercado laboral ligeramente por debajo del pleno empleo y una presión moderadamente alcista sobre los costes laborales unitarios (incremento moderado de los salarios, productividad todavía decepcionante)”. Perrier indica que “las expectativas de inflación podrían incrementarse sustancialmente a finales de 2016 y comienzos de 2017 debido a los efectos de base del petróleo, pero esta tendencia no debería continuar en el segundo semestre de 2017”. Por tanto, la previsión de la gestora es que la inflación general se acelere abruptamente en el primer semestre de 2017 y después se modere, mientras que sólo esperan un incremento moderado de la inflación subyacente.

Dados estos niveles, Isabelle Vic-Phillippe afirma que “todavía es barato comprar protección a través de bonos ligados a la inflación”, pues los de EE.UU. presentan una prima de 40 puntos básicos. “La historia actual se trata más de una recuperación hacia fair value en la inflación subyacente más que por la gestación de un repunte de la inflación”, aclara.

Thomas Sartain, gestor del Schroder ISF Global Inflation Linked Bond (calificado como Blockbuster), espera que el rally del petróleo se siga reflejando sobre la inflación en el primer trimestre de 2017, acercando todavía más la tasa al objetivo del 2%. “Creemos que va a ser una tendencia muy poderosa para los inversores que buscan invertir en bonos ligados a la inflación”, afirma el gestor.

El experto de Schroders coincide en que “el mercado no está poniendo correctamente en precio este repunte”, dado que “el punto de equilibrio de la inflación a dos años se encuentra en el 1,5% y los bonos del Tesoro estadounidense ligados a la inflación (TIPS) se negocian a alrededor de 1,68 puntos porcentuales. Estos números son demasiado bajos”. Sartain aclara que no prevé “una explosión de inflación, pero sí que alcance niveles más altos de forma sostenida”. Al igual que la experta de Amundi, el gestor opina que “en este entorno los inversores todavía encuentran una buena compensación por comprar protección contra la inflación, porque cuando ésta repunte forzará a una reevaluación de los bonos ligados a ella”.

En coherencia con esta previsión, el experto advierte que “probablemente la Fed suba los tipos de interés más rápido de lo que espera el mercado, pero esto no significa que vaya a ser agresiva”. De hecho, considera que la Fed “podría dejar que se “calentase” un poco la economía estadounidense antes de actuar, pues en sus últimos discursos Janet Yellen ha sugerido que podría tolerar un poco más de inflación antes de subir más los tipos”. El segmento de la curva donde perciben más valor en Schroders es el de los bonos vinculados a la inflación con vencimiento entre 2020 y 2025, atendiendo a los breakeven.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+