image

Comprar pensando que se podría cerrar el mercado mañana y no abrirlo en cinco años:

por Carlos Moreno Hace 6 años
Valoración: image4.50
Tu Valoración:
* * * * *

Se trata de una máxima de Warren Buffett que muy pocos inversores son capaces de poner en práctica. Si entendemos que cuando invertimos en una empresa cotizada estamos comprando una participación de un negocio, veremos que es la manera lógica de invertir ya que el mercado muchas veces permite hacerlo a un precio por debajo del valor a largo plazo, valor que pagaría un  inversor privado por adquirir dicho negocio.

 

Inversión contra Especulación:

 

Esta mentalidad forma parte de lo que llamaríamos una estrategia de inversión. Se trataría de  determinar el valor por fundamentales de un negocio, asignando unas probabilidades altas de que un negocio evolucione en una dirección. Evidentemente es difícil en muchos casos anticipar cual va a ser la evolución de un negocio con unas mínimas probabilidades de acertar, pero también existen muchos negocios en que uno puede llegar a prever que su evolución fluctúe dentro de unos parámetros, con unas probabilidades elevadas y que teniendo en cuenta el bajo precio que le asigna el mercado, determinemos que su valoración sería lo suficientemente baja como para ofrecernos un margen de seguridad.

 

La estrategia especulativa es la que mueve a los mercados en el corto plazo, muchas entidades financieras son cortas de vista e ignoran la situación económica de una empresa en el largo plazo, buscando únicamente la fluctuación de precios para tratar de vender un negocio a un precio superior al previamente comprado, se trata de una búsqueda del dinero rápido siguiendo la mecánica de precios que mueve el mercado de valores.

 

 

Valor a largo plazo o precio objetivo a un año vista:

 

Si se compra una empresa al precio correcto, el precio de la acción subirá en la medida en que se vayan plasmando las expectativas futuras de dicho negocio reflejando su valor subyacente. Lo que ocurre es que si el mercado de acciones cerrase durante cinco años, el valor subyacente de dicho negocio seguiría subiendo durante dicho periodo aunque no cotizase en el mercado cada día.

En el mercado de valores obtenemos un precio sobre lo que vale un negocio en el corto plazo y pocas casas de inversión determinan el valor de un negocio a cinco o más años vista, fijando los precios objetivo de las compañías cotizadas en base a la evolución del negocio a un año vista en la mayor parte de los casos.

 

 

Un ejemplo de inversión, Inditex  2008:

 

Fue en 2008 cuando se empezó a intuir la crisis económica que se acercaba e Inditex en poco más de dos meses cayó un 40%, infinidad de casas de análisis le rebajaron la recomendación ya que pensaban que las empresas minoristas serían las primeras en sufrir esta crisis y las valoraciones de muchas casas de análisis decían que Inditex valía 20€, valorándola  cómo a cualquier empresa minorista. Los  beneficios de Inditex pese a la crisis internacional repuntaron un 1% en 2008, año en que la economía mundial se quedó paralizada por la crisis subprime y la quiebra de Lehman Brothers. De aquel enorme susto salió la que quizá fue la mejor oportunidad de inversión en Inditex, pudiéndose comprar acciones de esta excelente empresa a un Per 2008e 11x..

 

En 2009 se inició una recuperación económica internacional una vez que se consiguió rescatar al sistema financiero, pero fue en España donde a partir de 2010 empezamos a vivir nuestra crisis económica particular. Inditex supo afrontar la crisis económica en España de una manera muy solvente y supo crecer en sus negocios internacionales durante estos años, así sus beneficios prácticamente se han duplicado en estos últimos cinco años y el precio de sus acciones se ha multiplicado por cinco.

 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+