image

A Draghi aún le queda un as en la manga, un QE al estilo americano, pero está en el límite de su mandato

por García Alejo de ANDBANK Hace 7 años
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

Las decisiones anunciadas esta semana por el Banco Central Europeo tras la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad han sido bien recibidas por los mercados. Juan Luis García Alejo, director de Análisis y Gestión de Inversis Banco, intervenía este jueves en Diario de la noche de Telemadrid para comentar las medidas del BCE.

García Alejo comentaba los mensajes que nos deja la última reunión del BCE: ‘Los tipos de interés van a seguir anclados, una de las cuestiones que nos deja encima de la mesa el BCE y de la que no podemos dudar, Draghi no decepciona, es que los tipos van a seguir bajos durante bastante tiempo, al menos mientras él siga con este tipo de política y la economía no esté respondiendo y la inflación permanezca baja.

Imprimir billetes no está mal, es una medida de política monetaria expansiva que lo que tiene que ser es útil. La decisión del BCE de depo negativo, la posibilidad de hacer una inyección de liquidez dirigida para dar crédito, bajar los tipos. Todo en su conjunto suma un bazooka que, en teoría, debería ayudar a que el crédito fluyera hacia donde nos interesa y que llegase a la calle. Imprimir billetes per se no es malo, simplemente hay que tener cuidado con los efectos macroeconómicos que tiene’.

En cuanto al efecto que las medidas anunciadas por la autoridad monetaria pueden tener en que fluya el crédito, el experto señalaba: ‘Estamos en proceso de desapalancamiento, teníamos demasiado crédito en el sistema y tenemos que tener menos. A la vez estamos pidiendo a los bancos que sean más solventes, eso no es fácilmente compatible con que den más crédito. Lo que sí se hace es poner las condiciones para que los bancos tengan más incentivos para que esto ocurra. ¿Van a responder las entidades? Tanto como lo haga la economía, será de forma lenta pero tenemos que resolver los problemas que había en los mecanismos de traslación de las decisiones de política monetaria a la economía, que no funcionaban, estaban rotos’.

A pesar de que el BCE anunció este jueves una auténtica batería de medidas, García Alejo apuntaba: ‘A Draghi le queda un as en la manga que está cerca de una gran línea roja, un QE, una política monetaria cuantitativa estilo americano. Eso supone básicamente sacar del mercado determinado tipo de activos y poner liquidez, y ese mecanismo. El objetivo es mantener los tipos de interés anclados muy abajo. Pero esa medida está en el límite del mandato del BCE. El banco ha dicho estudiaremos cómo lo haremos y yo añadiría la coletilla de ‘sin disgustar a Alemania’ ‘.

Preguntado acerca de si la desafección mostrada por los ciudadanos en las recientes elecciones europeas ha podido influir en que el BCE anuncie estas medidas, García Alejo respondía negativamente: ‘Esta medida está preanunciada desde el día 8 de mayo, Draghi ya ha demostrado que tiene la capacidad para poder mover los mercados, este señor se mueve más en el interés del largo plazo y de la economía que del político. los problemas de la gestión de la desafección a Europa mostrados en las recientes elecciones tienen que ver con una Europa que está diseñada de forma absolutamente ineficiente’.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+