image

COMO DIVERSIFICAR TU CARTERA DE INVERSIÓN

Reducir el riesgo y mejorar el rendimiento
por Sobrevivir en los Mercados Hace 2 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Imagen

 

Introducción

Cuando se trata de invertir, la diversificación es uno de los conceptos más importantes que debes conocer. La diversificación es el proceso de invertir en diferentes activos, sectores y regiones para reducir el riesgo.

Un inversor diversificado no pone todos sus huevos en una sola canasta. En cambio, invierte en una variedad de activos, lo que ayuda a reducir el riesgo de perder todo su dinero si un solo activo o sector se desploma.

La diversificación es importante por varias razones. En primer lugar, ayuda a reducir el riesgo. En segundo lugar, puede ayudar a aumentar el rendimiento de tu inversión. En tercer lugar, puede ayudarte a dormir mejor por la noche.

¿Qué es la diversificación?

Definición

La diversificación es el proceso de invertir en diferentes activos, sectores y regiones para reducir el riesgo.

Ejemplos

Un ejemplo de diversificación por activos es invertir en una mezcla de acciones, bonos y bienes inmuebles. Un ejemplo de diversificación por sectores es invertir en una mezcla de empresas tecnológicas, de salud y financieras. Un ejemplo de diversificación por regiones es invertir en una mezcla de empresas estadounidenses, europeas y asiáticas.

Importancia

La diversificación es importante por varias razones. En primer lugar, ayuda a reducir el riesgo. En segundo lugar, puede ayudar a aumentar el rendimiento. En tercer lugar, puede ayudarte a dormir mejor por la noche, algo muy importante y a lo que quizá no damos toda la importancia que se merece.

Reducción del riesgo

La diversificación es la mejor manera de reducir el riesgo en tu inversión. Cuando inviertes en un solo activo, estás apostando a que ese activo va a subir de valor. Si el activo baja de valor, perderás dinero.

Sin embargo, si diversificas tu cartera de inversión, estarás apostando a que algunos de tus activos subirán de valor, incluso si otros bajan de valor. Esto ayuda a reducir el riesgo de perder todo tu dinero.

Cómo funciona

La diversificación funciona porque los diferentes activos, sectores y regiones tienden a subir y bajar de valor de forma independiente. Esto significa que si un activo o sector baja de valor, es probable que otros activos o sectores suban de valor. Esto ayuda a compensar las pérdidas de un activo o sector con las ganancias de otros activos o sectores.

No obstante con el nuevo mundo tan globalizado la correlación entre los distintos activos y zonas geográficas cada vez es mayor.

Pautas para diversificar

No hay una respuesta única a la pregunta de cómo diversificar tu cartera de inversión. La mejor manera de diversificar tu cartera depende de tu tolerancia al riesgo, tus objetivos de inversión y tu horizonte temporal.

Sin embargo, hay algunas pautas generales que puedes seguir:

  • Invierte en diferentes activos, sectores y regiones.
  • Invierte en una amplia gama de activos, sectores y regiones.
  • Reequilibra tu cartera de forma regular para mantener tu nivel de diversificación deseado.

Cómo elegir los activos adecuados

Cuando elijas los activos para tu cartera de inversión, debes tener en cuenta tu tolerancia al riesgo, tus objetivos de inversión y tu horizonte temporal.

Si eres un inversor conservador, querrás invertir en activos con un riesgo relativamente bajo, como bonos y bienes inmuebles. Si eres un inversor agresivo, querrás invertir en activos con un riesgo relativamente alto, como acciones.

También debes tener en cuenta tus objetivos de inversión. Si estás invirtiendo para el largo plazo, puedes asumir más riesgo que si estás invirtiendo para el corto plazo.

¿Por qué es importante la diversificación?

Es uno de los conceptos más importantes que todo inversor debe comprender.

La diversificación es importante por tres razones principales:

  • Reduce el riesgo: La diversificación ayuda a reducir el riesgo de perder dinero. Cuando inviertes en un solo apuestas todo a esa inversión. Si ese activo baja de valor, perderás mucho dinero. Sin embargo, si diversificas tu cartera de inversión, estarás reduciendo el riesgo de que un solo activo o sector caiga en picado.
  • * Aumenta el rendimiento: La diversificación también puede ayudar a aumentar el rendimiento de   tu inversión. Cuando inviertes en un solo activo, estás sujeto a las fluctuaciones de ese activo. Si el activo sube de valor, ganarás dinero. Sin embargo, si el activo baja de valor, perderás dinero. Si diversificas tu cartera de inversión, estarás expuesto a una gama más amplia de rendimientos potenciales. Esto puede ayudarte a aumentar el rendimiento de tu inversión a largo plazo.
  • * Reduce la ansiedad: Cuando inviertes en un solo activo, estás poniendo todos tus huevos en una sola canasta. Si ese activo se desploma, perderás mucho dinero. Esto puede causarte estrés y ansiedad. Sin embargo, si diversificas tu cartera de inversión, estarás reduciendo el riesgo de perder mucho dinero. Esto puede ayudarte a dormir mejor por la noche y a disfrutar de tu vida.

Cómo diversificar tu cartera de inversión

La diversificación es el proceso de invertir en diferentes activos, sectores y regiones para reducir el riesgo. Es uno de los conceptos más importantes que todo inversor debe comprender.

  • Por activos

Una forma de diversificar tu cartera de inversión es invertir en diferentes activos. Los activos pueden ser acciones, bonos, bienes inmuebles, materias primas, etc.

Las acciones son las participaciones en una empresa. Los bonos son préstamos que haces a una empresa o gobierno. Los bienes inmuebles son propiedades, como casas, apartamentos y oficinas. Las materias primas son productos básicos, como el petróleo, el oro y el trigo.

  • Por sectores

Otra forma de diversificar tu cartera de inversión es invertir en diferentes sectores. Los sectores son grupos de empresas que operan en una industria o área específica.

Algunos de los sectores más comunes son:

  • Tecnología
  • Salud
  • Finanzas
  • Consumo discrecional
  • Industria
  • Servicios públicos
  • Materiales básicos

 

  • Por regiones

Otra forma de diversificar tu cartera de inversión es invertir en diferentes regiones. Las regiones son grupos de países que comparten características económicas, políticas o culturales.

Algunos de las regiones más comunes son:

  • América del Norte
  • América Latina
  • Europa
  • Asia
  • Oriente Medio
  • África

Cómo elegir los activos adecuados

La elección de los activos adecuados para tu cartera de inversión es una decisión importante que puede tener un impacto significativo en tu rendimiento y riesgo.

Consideraciones de riesgo

El riesgo es una medida de la probabilidad de que una inversión pierda valor. Cuando eliges activos para tu cartera, debes considerar tu tolerancia al riesgo. Si eres un inversor conservador, querrás invertir en activos con un riesgo bajo. Si eres un inversor más agresivo, querrás invertir en activos con un riesgo más alto.

Algunos factores que debes considerar al evaluar el riesgo de un activo son:

  • La volatilidad: La volatilidad es una medida de la variación del precio de un activo. Los activos con una volatilidad alta son más volátiles que los activos con una volatilidad baja.
  • La correlación: La correlación es una medida de la relación entre el precio de dos activos. Los activos con una correlación alta tienden a moverse en la misma dirección.
  • El sector: Los sectores diferentes tienen diferentes niveles de riesgo. Por ejemplo, el sector de la tecnología suele considerarse más riesgoso que el sector de los servicios públicos.

Consideraciones de rendimiento

El rendimiento es una medida de la ganancia o pérdida de valor de una inversión. Cuando eliges activos para tu cartera, debes considerar tus objetivos de inversión. Si estás invirtiendo para el largo plazo, puedes asumir más riesgo para obtener un mayor rendimiento. Si estás invirtiendo para el corto plazo, querrás invertir en activos con un riesgo más bajo para reducir el riesgo de perder dinero.

Algunos factores que debes considerar al evaluar el rendimiento de un activo son:

  • La rentabilidad histórica: La rentabilidad histórica es una medida de la rentabilidad de un activo en el pasado. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la rentabilidad histórica no garantiza la rentabilidad futura.
  • Las perspectivas de crecimiento: Las perspectivas de crecimiento son una medida de la expectativa de crecimiento de un activo en el futuro.
  • Los dividendos: Los dividendos son pagos periódicos que hacen las empresas a sus accionistas.

Consideraciones de liquidez

La liquidez es una medida de la facilidad con la que se puede comprar o vender un activo. Cuando eliges activos para tu cartera, debes considerar tus necesidades de liquidez. Si necesitas acceder a tu dinero de forma rápida, querrás invertir en activos líquidos.

Algunos factores que debes considerar al evaluar la liquidez de un activo son:

  • El tamaño del mercado: Los activos que tienen un mercado grande son más líquidos que los activos que tienen un mercado pequeño.
  • La profundidad del mercado: La profundidad del mercado es una medida de la cantidad de oferta y demanda de un activo. Los activos con una profundidad de mercado alta son más líquidos que los activos con una profundidad de mercado baja.
  • Los costes de transacción: Los costes de transacción son los costes que se asocian a la compra o venta de un activo. Los activos con costes de transacción bajos son más líquidos que los activos con costes de transacción altos.

Recomendaciones

Para elegir los activos adecuados para tu cartera, debes considerar todos estos factores. No hay una respuesta única para todos los inversores. La mejor forma de elegir los activos adecuados es trabajar con un asesor financiero que pueda ayudarte a comprender tus necesidades y objetivos de inversión.

Cómore equilibrar tu cartera de inversión

  • Por qué es importante

La diversificación es una de las estrategias de inversión más importantes que puedes seguir para reducir el riesgo y mejorar tus posibilidades de éxito a largo plazo. Sin embargo, incluso las carteras diversificadas pueden perder su equilibrio con el tiempo. Esto puede deberse a factores como la volatilidad del mercado, las diferencias en el rendimiento de los activos y los cambios en tus objetivos de inversión.

  • Cómo hacerlo

Hay dos formas principales de reequilibrar tu cartera:

a)                a) Añadiendo o vendiendo activos: Si un activo en tu cartera ha aumentado de valor, puedes venderlo para comprar otros activos que hayan perdido valor. Esto ayudará a restaurar el equilibrio de tu cartera.

    b)  Reasignando la asignación de activos: Si un activo en tu cartera ha perdido valor, puedes reasignar parte de tu inversión a otros activos. Esto ayudará a mantener el equilibrio de tu cartera sin tener que vender ningún activo.

Recomendaciones

Lo ideal es que reequilibres tu cartera de forma regular, al menos una vez al año. Sin embargo, si tus objetivos de inversión cambian o si el mercado experimenta una volatilidad significativa, es posible que necesites reequilibrar tu cartera con más frecuencia.

¿Por qué es importante no diversificar en exceso?

La diversificación es una de las estrategias de inversión más importantes que puedes seguir para reducir el riesgo y mejorar tus posibilidades de éxito a largo plazo. Sin embargo, incluso las carteras diversificadas pueden perder su equilibrio con el tiempo. Esto puede deberse a factores como la volatilidad del mercado, las diferencias en el rendimiento de los activos y los cambios en tus objetivos de inversión.

Es importante tener en cuenta que la diversificación no es una solución mágica para reducir el riesgo. Si diversificas en exceso, puedes terminar reduciendo tu rendimiento sin obtener un beneficio significativo en términos de reducción del riesgo.

Aquí hay algunos motivos por los que es importante no diversificar en exceso:

  • Puede reducir tu rendimiento: Cuando diversificas en exceso, estás reduciendo tu exposición a cualquier activo individual. Esto puede ayudar a reducir tu riesgo, pero también puede reducir tu potencial de rendimiento.
  • Puede aumentar tus costes: Diversificar en exceso puede aumentar tus costes de transacción. Esto se debe a que tendrás que comprar y vender más activos para mantener tu cartera equilibrada.
  • Puede dificultar la gestión de tu cartera: Una cartera demasiado diversificada puede ser difícil de gestionar. Esto se debe a que tienes que hacer un seguimiento de muchos activos diferentes y ajustar tu asignación de activos con frecuencia.

Cómo evitar la diversificación excesiva

Para evitar la diversificación excesiva, es importante tener en cuenta tus objetivos de inversión y tu tolerancia al riesgo. Si tienes objetivos de inversión agresivos, es posible que necesites diversificar más para reducir tu riesgo. Sin embargo, si tienes objetivos de inversión conservadores, es posible que puedas diversificar menos sin aumentar significativamente tu riesgo.

También es importante revisar tu cartera de forma regular para asegurarte de que sigue siendo adecuada para tus objetivos y tu tolerancia al riesgo. Si tu cartera ha perdido su equilibrio, es posible que necesites reequilibrarla para reducir tu riesgo.

José Mª Sánchez

 Director de Sobrevivir en los Mercados

 sobrevivirenlosmercados@hotmail.com

https://sobrevivirenlosmercados.blogspot.com


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+