image

Vigile estos 5 indicadores para saber cuando las acciones han tocado suelo

por Carlos Montero Hace 7 años
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Los mercados de acciones han sufrido un severo correctivo lastrados por la potencial crisis en los Mercados Emergentes. El Ibex 35 ha perdido un 8,5% desde los máximos de mediados de enero, la bolsa alemana un 6,5% y 7,0%, el mayor descenso desde junio. La pregunta que todos los inversores se hacen es ¿cuándo van a tocar suelo las acciones?

La reciente caída de las acciones no ha hecho mucha gracia a los "toros", pero cuando analizamos la trayectoria alcista de los últimos meses, las valoraciones y una dosis de malas noticias económicas combinadas con unos resultados empresariales sin brillo, no deberíamos estar tan sorprendidos.

Nicholas Colas, estratega jefe de mercado de Nueva York de corretaje ConvergEx Group, nos ha mandado cinco indicadores que hay que vigilar para averiguar cuando el mercado de acciones tocará fondo:

 

1 El Indicador del Miedo


Imagen

 

El índice de volatilidad del CBOE, conocido como el VIX, terminó el lunes en 21.44, un máximo de 13 meses y un 56% por encima de la lectura de finales de 2013. El VIX, que se ha ganado el apodo de "el indicador del miedo", se ha disparado ante el desplome de las acciones, pero Colas dice que no ha subido lo suficiente para sugerir que las acciones han tocado fondo. Eso es porque el VIX aún se cierne en torno a su media de largo plazo alrededor de 20. Teniendo en cuenta que tiene una desviación estándar en torno a seis, es de esperar que el VIX alcance los 26 antes de considerar que es "una señal de compra fiable". El VIX cayó recientemente un 13% a 18,57.


2. Oro


Imagen

Los precios del oro han subido este año al mejorar el apetito por los activos considerados "refugio". El metal amarillo asciende un 4,9% este año, mientras que las acciones han sufrido un varapalo. Nicholas Colas dice la escalada del oro tiene detenerse si queremos ver una recuperación de las acciones. "Recuerde 2008, cuando el oro pasó de 975 dólares en febrero a 718 en octubre, mientras se desarrollaba la crisis financiera", dice. "Esto es porque cuando los inversores sienten un dolor real, venden de todo. Aún no estamos en esa situación, así que esperamos un par de días de caídas del oro junto con el descenso de las acciones", justo antes de ver suelo.

 

3. Petróleo


En medio de la volatilidad de las últimas semanas, los precios del crudo se han mantenido bastante estables. El crudo cerró ayer en 96,43 dólares, sólo un 2% por debajo del inicio del año. Aún así, podríamos argumentar que el petróleo está sobrevalorado considerando los recientes datos económicos decepcionantes de China. "Si China estuviera realmente haciendo implosión, ¿estaría el petróleo por encima de 90 dólares por barril? Parece poco probable. Por lo tanto, ponemos los precios del petróleo en el mismo saco que el oro. Hasta que no empiece a tener algunos días malos, no hay que pensar que todas las malas noticias ya están en los precios de los activos financieros.

 


4 Los rendimientos del bono EEUU


Imagen

 

Al final del año pasado, una de las principales preocupaciones de los inversores fue el repunte de las tasas de interés y el potencial impacto en los mercados financieros. Ahora, lo que estamos viendo es todo lo contrario. El miedo en los mercados ha facilitado el trabajo de la Reserva Federal. Los rendimientos de los bonos a largo plazo han caído, con el rendimiento del bono de referencia a 10 años bajando hasta el 2,6% desde el 3,0% de finales del año pasado". Hay que esperar que el rendimiento del bono EEUU a 10 años toque suelo en el 2,5%, pero cualquier nuevo descenso provocaría que los activos de riesgo profundicen las caídas.

 


5. Flujos de Fondos


Los fondos de acciones que cotizan en Estados Unidos vieron salidas de 10.000 millones de dólares la semana pasada, según el rastreador de fondos Lipper. Los flujos de fondos en los ETFs suelen ser muy volátiles, pero Colas está utilizando estos datos como un indicador de dirección del mercado. La mayor sorpresa de 2014 es que los flujos de dinero de los ETFs cotizados en EE.UU. son negativos, por una suma de 15.400 millones de dólares. Cualquier historia sobre un "suelo" para la renta variable tiene que explicar el por qué (y cuándo) los inversores comenzarán a ser compradores netos de nuevo. En resumen, nos gustaría ver que estos flujos negativos se aplanan y comienzan a invertirse.

 

Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+