image

El dólar se desploma. Los mercados contemplan una subida de 50 puntos básicos por parte de la Fed en diciembre

por Ebury Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Los mensajes claramente hawkish del BCE de la semana pasada no han impedido que el euro se hunda hasta nuevos mínimos, mientras aumenta la preocupación por la estanflación o algo peor. También hemos observado un importante repunte de las divisas de Europa del Este, encabezado por el zloty, así como continuas subidas de las divisas vinculadas a las materias primas alejadas de la guerra, como el real brasileño, nuestra favorita desde hace tiempo.

El discurso de Powell, relativamente moderado, y las perspectivas de que China podría abandonar su política de cero-covid alimentaron el repunte de los activos de riesgo e hicieron retroceder al dólar, que cayó frente a todos sus pares del G10. El billete verde ha retrocedido un 6% en términos trade-weighted desde los máximos alcanzados a mediados de octubre; los traders están ahora cortos en dólares y podríamos ver una cierta consolidación de los niveles actuales a finales de año, pero todo dependerá de la relativa actitud agresiva de los respectivos bancos centrales en sus reuniones de diciembre.

Esta semana será tranquila en términos de publicaciones de datos y noticias de política monetaria, y probablemente los mercados se mantendrán a la espera de las tres grandes reuniones de los bancos centrales que tendrán lugar la semana que viene en un lapso de menos de 24 horas: la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra y el BCE.

EUR

La ausencia de noticias que mueven el mercado de la eurozona tanto la semana pasada como esta hace que la moneda común fluctue sobre todo como reacción a las noticias que llegan desde otros países, especialmente de Estados Unidos y China.

Las que conocimos la semana pasada de estos dos fueron positivas, ya que, por un lado, Powell señaló una subida de sólo 50 puntos básicos por parte de la Fed en diciembre y, por otro, las autoridades chinas indicaron que se relajarán las restricciones (se espera que la política de cero-covid sea pronto cosa del pasado). Esto permitió que el euro rebotara hacia la parte superior del rango entre la paridad y el 1,05, nivel donde ha cotizado durante las últimas semanas.

USD

Los mercados esperaban desesperadamente una señal de que la Reserva Federal estaba dispuesta a abandonar las subidas masivas de 75 puntos básicos, y la semana pasada se cumplió su deseo. Una subida de 50 pb básicos en diciembre ya se da por hecho, y aunque en anteriores ciclos de subidas esto se habría considerado un movimiento enorme, hoy en día esto supone una buena noticia en el frente de los tipos de interés.

Las noticias de la semana pasada fueron positivas para la economía y mixtas para la inflación. Las cifras de actividad real en EE.UU. son sólidas por el momento y los mercados laborales siguen tensos. Mientras que el informe de la inflación del PCE confirmó las buenas noticias del anterior informe del IPC, en octubre los salarios aumentaron considerablemente más de lo previsto y parecen estar tratando de ponerse al día con la inflación, lo que aumenta la posibilidad de efectos inflacionistas de segunda ronda.

Por ahora, todo se olvida para celebrar que las subidas de 75 puntos básicos son cosa del pasado. Los bonos subieron a la par que los activos de riesgo y el dólar siguió perdiendo sus ganancias de 2022.

GBP

La libra continuó su fuerte rebote desde las profundidades tras la crisis fiscal, a medida que los mercados confían más en que se seguirán políticas fiscales sensatas y el telón de fondo se vuelve más favorable a la toma de riesgos en general.

Las conversaciones sobre un modelo de relaciones con la UE al estilo suizo también calmaron los nervios la semana pasada, y algunos comentarios de tintes hawkish por parte de los miembros del Comité de Política Monetaria probablemente signifique que el camino más fácil para la libra sea el de subida, al menos hasta que el Banco de Inglaterra aclare (o enturbie aún más) su posición en la reunión de diciembre, dentro de 10 días.

JPY

El yen ha continuado con su fuerte recuperación en las últimas semanas, y fue una vez más una de las divisas del G10 con mejor rendimiento la semana pasada. Normalmente una mejora en el sentimiento de riesgo sería percibida como bajista para el yen japonés, debido a su condición de refugio seguro, pero la reciente caída de la moneda y los esfuerzos de intervención del Banco de Japón han hecho que la divisa sea propensa para las subidas de recuperación. El movimiento de la semana pasada impulsó al par USD/JPY por debajo del nivel de 135 por primera vez desde agosto.

Esta semana, los traders seguirán de cerca la publicación de una serie de datos económicos. El PMI de servicios de hoy ha sido ligeramente más fuerte de lo esperado, aunque se situa solo ligeramente por encima del nivel que separa la expansión de la contracción (50,3 frente al 50,0 esperado). Los datos revisados del PIB del tercer trimestre, que se publicarán el miércoles, también podrían mover al yen en el caso de que se observe una desviación significativa de la estimación inicial.

CNY

El yuan chino cotizó al alza frente al dólar estadounidense la semana pasada, y el par USD/CNY cayó por debajo del umbral psicológico clave de 7,0 por primera vez desde septiembre. Los indicios de que la economía china se está reabriendo han ayudado a su divisa. Las protestas contra el Covid parecen haberse controlado en su mayor parte y han obligado a las autoridades a replantearse su estrategia de Covid-cero. Varias ciudades han anunciado una flexibilización de las restricciones y los dirigentes chinos parecen estar avanzando hacia una mayor flexibilización. La semana pasada, el viceprimer ministro Sun Chunlan, mencionó la "disminución de la capacidad patógena" de la variante ómicron y declaró que el país está entrando en una "nueva etapa" en su lucha contra el virus. China también ha anunciado una aceleración de los esfuerzos para vacunar a los ancianos, centrándose en uno de los principales obstáculos para la reapertura total.

Esta semana los inversores seguirán atentos a las noticias sobre el virus. Los datos del PMI de noviembre, muy desfavorables, sugieren que éste sigue siendo clave para la economía china. Aparte de las señales sobre la estrategia en materia de Covid, habrá que seguir los datos de la inflación de los consumidores y de los productores de noviembre, que se publican el viernes. 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+