image

El gráfico semanal: ¿Seguirá la Fed los pasos del Banco de Inglaterra?

por Renta 4 Hace 2 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

En una semana que de nuevo ha sido muy agitada en los mercados financieros, el tipo de interés del bono del Tesoro alemán a diez años, el llamado “bund”, ha seguido subiendo, y cerró el pasado viernes en el 2,12%, frente al 2,03% del viernes anterior. 

Previamente, en algunos momentos de la sesión del martes, el tipo del bund se disparó por encima del 2,30%, y solo la fuerte intervención que el miércoles anunció el Banco de Inglaterra para evitar el desplome de la libra esterlina y de los bonos del Tesoro inglés (los llamados “gilts”) salvó, in extremis”, a los bonos europeos, incluyendo al “bund”, de una auténtica debacle, que habría sido fuertemente desestabilizadora. 

El Banco de Inglaterra se ha enfrentado así al dilema, al que tal vez se enfrenten pronto la Fed y el BCE, a saber, continuar endureciendo las condiciones monetarias para combatir la inflación, pase lo que pase, o intervenir monetariamente para evitar espirales de los mercados que, a la postre, pueden conducir a una inestabilidad descontrolada y repercutir muy negativamente en la economía. La pregunta es sí, en esa tesitura, la Fed o el BCE van a intervenir, como lo ha hecho el Banco de Inglaterra. 

Si nos atenemos a los precedentes, como el de diciembre del 2018 para la Fed o el de noviembre de 2011 para el BCE, lo esperable es que la Fed y el BCE, en un caso extremo, den marcha atrás en su normalización de las condiciones monetarias, para evitar males mayores. Pero dicho esto, también es cierto que, al menos en el caso de la Fed, y seguramente también en el BCE, las condiciones para esa intervención en los mercados no se dan aún. 

Tal y como se ve en el Gráfico adjunto, la libra había venido cayendo de forma muy continuada desde hace largos meses, antes de la caída vertical que siguió al anuncio del mini presupuesto por el nuevo Ministro de Hacienda, Kwasi Kwarteng.  En concreto, a lo largo de los nueve primeros meses del año la libra había caído desde niveles de 1,35 dólares por libra hasta niveles de 1,15 dólares por libra, y fue a partir de ahí cuando se fue cerca de la paridad el martes pasado, como consecuencia del mini presupuesto. 

Esa caída de la libra ha ido en paralelo con la caída de los bonos del Tesoro inglés, los llamados “gilts”, cuyo tipo de interés había subido desde los niveles inferiores al 2% de hace dos meses, en agosto, hasta el 3% antes del mini presupuesto, para dispararse a casi 4,5% el pasado martes tras el anuncio del ministro Kwarteng. La intervención provocó un inmediato recorte del tipo del gilt al 4%, cerrando el pasado viernes en el 4,08%. 

El Banco de Inglaterra ha esperado, por tanto, a que el deterioro fuese extremo, tanto en la libra como en los “gilts” y en nuestra opinión eso es también lo que harán la Fed y el BCE. Dicho de otra manera, parece que todavía es un poco pronto para esperar que la Fed pueda intervenir, y por tanto el famoso “pivot” de la Fed puede aún hacerse esperar.

Imagen 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+