image

La “burbuja de todo” va a estallar y no será bonito

por Carlos Montero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

En 1999, casi todos (excepto los crédulos o codiciosos) pensaron que la burbuja estallaría en algún momento, pero como el luego deshonrado CEO de Citibank, Chuck Prince, citó (en relación con una burbuja diferente): “Mientras la música siga sonando, hay que levantarse y bailar". En aquel entonces, los héroes eran AOL, Amazon, Webvan y Microsoft (nota: dos de ellos se encuentran entre las empresas más valiosas del mundo en la actualidad), pero la manía afectó a todo el mercado. La caída fue rápida. El Nasdaq plagado de tecnología cayó desde 5.047 en marzo de 2000 a 1.139 en septiembre de 2002. Eso es una caída del 77%, para un índice. El Dow Jones bajó un 20%.

Avanzamos rápido dos décadas y la manía es aún más maníaca.

Aunque el primer boom de Internet involucró a muchas empresas que aún no tenían ingresos (los especuladores comprarían empresas que tuvieran muchos clics), al menos el costo del dinero fue semi-racional: las tasas de interés en 1999 eran de alrededor del 8%. Hoy en día, las acciones coordinadas de los bancos centrales ineptos (y posiblemente corruptos) han significado que las tasas de interés reales en Europa y Estados Unidos permanezcan por debajo de cero (en algunos lugares las tasas nominales son inferiores a cero, por lo que la gente está pagando a los bancos para que mantengan su dinero).

Eso ha llevado a una "burbuja de todo" que ha afectado a casi todas las clases de activos, desde acciones hasta propiedades inmobiliarias y bellas artes. Si está comprando casi cualquier activo ahora, esencialmente está apostando a que los bancos centrales son (1) capaces de influir en las tasas de interés a medio plazo, lo cual es muy debatible, y (2) pueden mantener tasas de interés bajas récord a pesar del comienzo de la inflación, para parecerse a Alemania a principios de la década de 1920.

¿Por qué las dos empresas más valiosas del mundo, Microsoft y Apple, cotizan con relaciones PER de 37 y 27 respectivamente? Porque sus flujos de ingresos (que se consideran casi recurrentes) son de facto bonos del gobierno, los cuales proporcionan una rentabilidad cercana a cero.

El año pasado, el Nasdaq subió un 34%, el S & P500 subió un 34%, el petróleo crudo subió un 109%, el carbón  un 117% y el Bitcoin más de un 300%.

¿Cómo de caro está el mercado estadounidense en términos relativos? Hay dos indicadores que tienden a proporcionar una buena comprensión. En primer lugar, está el índice CAPE Shiller, que analiza un promedio de 10 años de múltiplos de precios y beneficios (ajustado por inflación). El índice solo alcanzó 40 una vez anteriormente, en 1999. Recientemente, volvió a alcanzar 40.

 

Imagen
La otra medida útil a largo plazo es el índice de capitalización bursátil del PIB de Warren Buffet (utiliza el Wiltshire 5000, que es una medida muy amplia de las empresas estadounidenses que cotizan en bolsa). El índice compara el valor total de todas las acciones que cotizan en bolsa en un país, dividido por el producto interior bruto de ese país.

La lógica es sólida: las empresas reflejan la producción económica, el valor del capital social en una economía finalmente reflejará los niveles de producción. Si los precios de las acciones suben demasiado en relación con el PIB, es como tocar una campana. ¿Cómo va todo eso? Bueno, el promedio histórico del índice de Buffet es del 75%. Actualmente estamos al 200%, un nivel nunca antes alcanzado. Hay más posibilidades de que mi hija de cinco años sea aceptada en Hogwarts el próximo año de que esto termine bien.

Imagen

La pandemia ha exacerbado los problemas subyacentes de la economía mundial. La UE y EE.UU. pusieron en marcha las imprentas de dinero para financiar el cierre de sus economías durante el COVID. Independientemente de su opinión sobre la respuesta a la pandemia mundial, el efecto directo ha sido la creación de la burbuja de activos más grande que jamás haya visto el mundo. Esto ha servido para ampliar enormemente la fortuna de los ricos, que poseen casi todas las acciones y propiedades.

A menos que crea que esta vez es realmente diferente (pista: nunca lo es), inevitablemente habrá un ajuste de cuentas todopoderoso. Y no será bonito.

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+