image

El gráfico semanal: Rivian o cómo lo nuevo desplaza a lo viejo

Juan Carlos Ureta, presidente ejecutivo de Renta 4 Banco
por Renta 4 Hace 2 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

El Gráfico que hoy presentamos, comparando la evolución de Rivian y Tesla la semana pasada, tiene cierto parecido con el que presentábamos el pasado lunes comparando Moderna y Pfizer.
 
En este caso mostramos la evolución comparada de Tesla, que la semana pasada cayó más de un 15% tras vender su fundador Elon Musk un importante paquete de acciones, y de Rivian, el fabricante de camiones eléctricos que ha protagonizado una de las mejores salidas a Bolsa de este año. Rivian subió el 29% el miércoles en su debut, el 22% el jueves y un 5,6% el viernes, completando tres primeros días de cotización realmente extraordinarios.

En contraste con esa brillante salida a Bolsa de Rivian, Tesla ha cerrado la segunda peor semana de su historia, con una caída semanal solo superada por las que tuvo en febrero y marzo de 2020, al iniciarse la pandemia.

El movimiento de Elon Musk, que hasta ahora había impulsado muy hábilmente la fulgurante trayectoria bursátil de Tesla, ha sido muy mal recibido por los inversores. Aunque Musk intentó, en un nuevo truco de magia financiera, convencer al mercado de que sometía a votación en Twitter la decisión de vender o no, parece que el magnate ya había decidido e incluso ordenado vender ese paquete antes de conocer el resultado de la votación, porque según algunas informaciones tenía pagos de impuestos pendientes. Un nuevo truco de Musk, gran experto en mover la opinión de los inversores. La venta de acciones por su hermano Kimbal justo antes de la encuesta de Twitter ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Hablando de trucos financieros, y volviendo a Rivian, es inevitable acordarse de Nikola, la empresa que también fabricaba, al menos en apariencia, camiones eléctricos. Nikola protagonizó un espectacular "rally" tras salir a Bolsa en junio de 2020 vía un SPAC, para caer luego con fuerza tras descubrirse que la información dada a los inversores no era del todo correcta. El fundador de Nikola, Trevor Milton, se enfrenta a varias demandas criminales y la compañía languidece en Bolsa, aunque mantiene todavía una capitalización bursatil del entorno de cinco mil millones de dólares.

Rivian tiene la ventaja de estar respaldada por socios de renombre. Amazon tiene el 22% y ha hecho un pedido de 100.000 camionetas. Ford, que curiosamente es competencia de Rivian, tiene una participación del 14% y la gestora de fondos TRowe el 19%. Hay que excluir por tanto que vaya a entrar en esquemas de prácticas dudosas como las que caracterizaron a Nikola en su inicio bursátil.

A la vista del Gráfico adjunto, necesariamente hay que preguntarse si estamos ante un relevo en el liderazgo en el sector de fabricantes de vehículos eléctricos, en el que Tesla iría perdiendo peso frente a competidores como Rivian o Lucid, e incluso frente a automovilísticas tradicionales que también están desarrollando sus vehículos eléctricos.

No nos atrevemos a responder de forma categórica a esa pregunta. Hay que recordar que fue precisamente tras las pésimas semanas bursátiles de marzo de 2020 cuando Tesla empezó una meteórica ascensión que llevó al valor desde los menos de 100 dólares por acción a los que llegó a cotizar en sus peores momentos de marzo de 2020 hasta los más de mil dólares a los que ahora cotiza.

Hay que recordar también que Tesla, incluso después del castigo de esta última semana, sube un 46,5% en lo que va de año y un 150% en los últimos doce meses. Si comparamos con otras empresas del sector, Volkswagen sube en el año un 23%, BMW un 28% y Daimler un 52%. Entre las americanas es verdad que Ford Motor sube más de un 120% en lo que va de año, pero en los últimos doce meses su subida queda por debajo del 150% de Tesla.

A la vista de esos datos y de toda su trayectoria bursátil, anunciar un ciclo bajista en Tesla es correr un serio riesgo de equivocarse, pero es verdad que en esa desesperada lucha de las empresas cotizadas por atraer el dinero de los inversores, a la que aludíamos la semana pasada, a Tesla le están saliendo competidores importantes, como Rivian, que le van a poner difícil a Elon Musk seguir practicando su magia financiera.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+