image

La Fed reduce el programa de QE, pero no tiene prisa para subir los tipos de interés

por Ebury Hace 4 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Tal y como se esperaba, la Reserva Federal anunció la disminución de su programa de flexibilización cuantitativa en su reunión del miércoles, pero sugiriendo que las subidas en los tipos de interés siguen estando algo lejos.

Como se preveía, el FOMC anunció que sus compras mensuales de bonos se reducirían gradualmente en 15.000 millones de dólares al mes (10.000 millones en bonos del Tesoro y 5.000 millones en valores respaldados por hipotecas (MBS)). El proceso de reducción comenzará a finales de este mes, un poco antes de lo que el mercado había anticipado, pero en línea con la opinión generalizada y con las declaraciones del presidente Powell de la reunión de septiembre. Esto significa que, al ritmo actual, el programa de compra de bonos llegará a su fin en junio de 2022, aunque Powell dejó la puerta entreabierta a una reducción más rápida de las compras netas de activos a partir de enero de 2022. Esta es una señal bastante agresiva, ya que mantiene abierta la posibilidad de aumentar los tipos de interés en el primer semestre de 2022, aunque este no parece ser el planteamiento de base de la Reserva Federal.

El discurso de Powell sobre la economía estadounidense fue relativamente optimista, y aseguró que "se han logrado avances sustanciales en la economía hacia los objetivos del Comité desde el pasado diciembre". Powell señaló como "muy incierto" el momento en el que se moderará la inflación, aunque el Comité espera que las presiones sobre los precios disminuyan en el segundo o tercer trimestre del próximo año. El lenguaje utilizado para describir la perspectiva inflacionista también se ha cambiado ligeramente con respecto al utilizado en septiembre: ahora se espera que los factores que impulsan la subida de precios “sean transitorios" (frente a lo que se pensaba anteriormente de que la inflación se debía a "factores transitorios"). El uso continuado de la palabra "transitorio" en las declaraciones fue considerado como un guiño a la moderación por los inversores (que en gran medida esperaban que se eliminara por completo de las comunicaciones de la Fed). También creemos que los comentarios de Powell en los que desconectaba el vínculo entre el empleo y la inflación fueron muy moderados.

En lo que respecta a los tipos de interés, Powell fue claro al separar la decisión del tapering de la de aumentar los tipos. Evitó abordar directamente si la Fed aumentaría los tipos el próximo año y no siguió el ejemplo del Banco Central Europeo de hacer retroceder las expectativas del mercado para las subidas de tipos. En cambio, señaló que el criterio para el aumento en los tipos de interés era más estricto que el criterio para el tapering. Según Powell, la Fed necesitaría ver la inflación en vías de superar moderadamente el objetivo del 2% durante un tiempo, así como que el mercado laboral alcance niveles acordes al punto de vista del banco sobre el máximo empleo (aunque no llegó a explicar cuál es el máximo empleo).

En general, no hubo verdaderas sorpresas por parte de la Fed. El programa de QE se reducirá gradualmente hasta llegar a cero a mediados de 2022, y los responsables de las políticas monetarias no parecen tener prisa por aumentar los tipos de interés. Creemos que el mensaje fue algo más moderado de lo esperado, en particular por el continuo uso de la palabra "transitorio" para describir la inflación. Mientras el dólar se depreció modestamente tras la rueda de prensa de Powell (gráfico 1), los mercados en realidad aumentaron sus expectativas de aumentos de los tipos de interés en Estados Unidos. El dólar ha vuelto a a la carga esta mañana, aunque los movimientos en las divisas han sido bastante moderados. 

Imagen

Los futuros de los fondos de la Fed están ahora cotizando subidas de más de 50 puntos básicos para finales de 2022, y alrededor de 120 puntos básicos para finales de 2023. Creemos que esto es demasiado agresivo y vemos un riesgo mucho mayor en que la Fed decepcione las expectativas del mercado en lugar de superarlas. Si bien todavía pensamos que la Fed podría comenzar a subir los tipos de interés en el segundo semestre de 2022, dos alzas de 25 puntos básicos para fines del próximo año parecen ser una exageración dado el tono de las comunicaciones del miércoles. Continuamos esperando que la Fed se quede atrás de la mayoría de sus pares del G10 en el actual ciclo de subidas de tipos, lo que contribuye a  nuestra visión generalmente bajista del dólar estadounidense.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+