image

Consejos para reducir el riesgo de pérdidas jugando a poker

por CapitalBolsa Hace 1 mes
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Imagen

El poker es uno de los deportes que goza de más popularidad en el panorama actual. Debido a la situación derivada de la pandemia, muchos locales de juego físico tuvieron que cerrar sus puertas o limitar sus aforos significativamente. Eso provocó que muchos usuarios se desplazaran hacia páginas web de juegos online, lo que puede explicar su gran crecimiento en los últimos meses. En la mayoría de webs de juegos online se pueden encontrar gran variedad de juegos que van desde los slots, ruletas hasta los clásicos juegos de cartas. Sin embargo, la última opción es la más demandada en estos sitios webs, lo que demuestra el auge del poker como modalidad de entretenimiento. Cada vez más son los usuarios que se apuntan a esta moda con la idea de ganar muchas partidas y conseguir recompensas monetarias, sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Muchos jugadores noveles parten de la idea que van a ganar invirtiendo poco esfuerzo, nada más lejos de la realidad. En las partidas de póquer conviven jugadores experimentados junto a noveles, por lo que en muchas ocasiones el nivel de la competición no está igualado. En este artículo, explicamos algunos consejos para reducir el riesgo de perder dinero jugando al póquer.

Aprende a retirarte a tiempo

Es habitual que los jugadores noveles empiezan en el póquer de forma recreativa sin intenciones de obtener un rédito económico. Aunque las primeras partidas puedan resultar entretenidas, es normal que a medida que se apuesta dinero real, este tipo de jugadores pierda mucho dinero. Aunque se trata de un juego de azar, para muchas personas el póquer es un medio de vida como cualquier otro. Por esta razón, muchos jugadores experimentados se toman las partidas muy en serio, por lo que harán cualquier cosa por ganar. En la actualidad existen muchas personas que han adoptado el póquer como su única fuente de ingresos, ya sea online o presencial, por lo que el nivel de profesionalidad ha subido en gran medida. Por esta razón es posible que algunos jugadores necesiten alguna ayuda para perder menos en el poker, ya que es entonces cuando el juego deja de ser divertido. Uno de los consejos más sabios para cualquier tipo de juego es saber retirarse a tiempo. En estos casos, el refrán “una retirada a tiempo es una victoria” resulta muy conveniente, ya que no es lo mismo perder diez euros que cien. En las partidas de póquer participan jugadores experimentados que harán lo que sea por derrotar a los rivales, por lo que saber retirarse a tiempo es un consejo muy útil para los jugadores que recién empiezan en este tipo de competiciones.

Establece una cantidad de dinero para el juego

Puede parecer obvio, pero este consejo puede resultar de mucha utilidad para muchos jugadores. A la hora de jugar, muchas veces se nos va el santo al cielo y olvidamos incluso el tiempo que es. Con la emoción de la partida, muchos jugadores no calculan correctamente la cantidad de dinero que están invirtiendo y tan solo piensan en el posible premio que pueden acabar ganando. Esto hace que muchas partidas acaben con un sabor agridulce y con muchos disgustos, por lo que antes de jugar, es imprescindible establecer un presupuesto del dinero que queremos invertir en el juego. Es importante establecer una cantidad máxima del dinero que estamos dispuesto a invertir, sin tener en cuenta los posibles premios. Asimismo, también debemos establecer un límite del dinero que queremos ganar, y luego, remitirnos al primer consejo, pues en este caso habremos ganado gracias a retirarnos en el momento indicado. Realizar estos cálculos ayuda a los jugadores a no perder la concentración en la partida y a reducir los riesgos de pérdidas mayores. Los jugadores profesionales saben hasta qué punto pueden arriesgar y pocas veces lo superan, y esto sin duda es lo que les convierte en profesionales del juego y les permite jugar y salir victorioso en más partidas.

No te dejes llevar por la emoción

A veces, nuestras propias emociones pueden convertirse en verdaderas enemigas. Aunque no deja de ser un juego, el póquer requiere mucha concentración y sangre fría para tomar las decisiones más certeras. Si nos dejamos llevar por la euforia de una victoria y creemos que estamos en racha, lo más posible es que la siguiente partida no tenga el mismo resultado. El póquer es un juego de azar, pero también interviene mucho la estrategia. Esto significa que debemos sopesar detenidamente cada decisión y pensar en la posible recompensa y los riesgos asociados a esa jugada. Solo de esta forma podremos avanzar en las competiciones y ganar a los rivales, ya que si nos dejamos llevar por la alegría y la rabia, lo más probable es que no pensemos con claridad y el riesgo de pérdida monetaria aumente de forma significativa.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+