image

El gráfico semanal: Tesla y la vuelta de las tecnológicas

por Renta 4 Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Dedicábamos el pasado lunes nuestra sección a Facebook , como símbolo de las dudas que suscita en buena parte de la ciudadanía el modelo de sociedad digital que se está diseñando tras la pandemia, un modelo en el que la privacidad y en últimos extremos las libertades personales pueden estar en riesgo al someter nuestras vidas a la dictadura de los algoritmos y de los datos.

Es una preocupación que pone en cuestión algunos aspectos de la llamada revolución digital y que contrasta vivamente con la pretensión tan extendida entre los grandes "gurús" de Silicon Valley de estar cambiando el mundo a mejor (do good, do better).

Uno de esos gurús es Elon Musk, cuya compañía de cabecera, Tesla, presenta sus cifras del tercer trimestre el próximo miércoles. Tesla simboliza, como ninguna otra compañía, la fascinación de muchos inversores por el nuevo mundo post Covid, un mundo que se autoproclama como más respetuoso con el medio ambiente, más sostenible y más humano.

Tal y como se ve en el Gráfico Tesla, que ya había subido con fuerza a lo largo del año 2019 y al empezar el año 2020, vio cómo su cotización se disparaba a partir de la pandemia. En los pocos meses que van desde abril de 2020 hasta enero de 2021 la cotización de Tesla, y por tanto su valor en Bolsa, se multiplicó por más de siete veces, convirtiendo a Musk en el hombre más rico del mundo.

A partir de ahí la acción inició una severa corrección, que le llevó desde los máximos históricos a perder, a fines de marzo de 2021, un tercio de su valor. Algunos pensaron entonces que Tesla iba a caer más, haciendo buenas las opiniones que consideran a Tesla una clara burbuja. Sin embargo, la acción no solo ha resistido, sino que se ha recuperado con fuerza.

La semana pasada, sin ir más lejos, subió más de un 7% y en los últimos tres meses se ha revalorizado más de un 30%, en vivo contraste con su competidora la china Nio, que ha recortado más de un 10% en ese mismo periodo. Aunque es justo recordar que Nio había multiplicado su cotización por más de treinta veces tras la pandemia.

Tesla y su fundador, Elon Musk, son iconos destacados de la nueva sociedad post Covid y sus seguidores incondicionales son una auténtica legión, y muestran una fe ciega en la capacidad de creación de valor de una empresa cuya capitalización bursátil solo se justifica por las expectativas futuras, aunque es innegable que ha demostrado un enorme talento disruptivo.

Por eso, los resultados que Tesla presente el próximo miércoles serán mirados con gran atención y en cierto modo la reacción que los inversores tengan ante esos resultados tendrán impacto en que haya o no una vuelta del liderazgo de las compañías tecnológicas en la subida bursátil.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+