image

El gráfico semanal: S&P ¿está vez es diferente?

por Renta 4 Hace 3 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

En una semana que empezó el pasado lunes muy mal para las Bolsas, bajo la amenaza de la posible insolvencia de Evergrande, y que terminó el viernes con subidas semanales moderadas en los índices europeos y americanos, Rio Tinto y otras mineras de recursos básicos, a las que dedicábamos nuestra sección hace siete días, han logrado estabilizar su cotización tras las fuertes pérdidas de las semanas anteriores.

Pero a pesar de la nueva "remontada" de las Bolsas tras el susto del lunes pasado, septiembre nos deja la preocupación de fondo de si realmente la economía va a ser capaz de crecer de forma sostenible los próximos años. Una preocupación que conecta con la desaceleración de la economía china y con la inquietud que provoca la política de injerencia en las empresas que viene practicando el Gobierno chino desde la celebración, a principios de julio, del centenario del Partido Comunista chino.

El Gráfico muestra como los futuros del S&P cayeron con fuerza el pasado lunes ante la amenaza de que Evergrande suspendiese sus pagos a los acreedores. El Eurostoxx y el Nasdaq cayeron un 2,1% en la sesión del lunes y el S&P y el Dow Jones el 1,7%. Pero ya al final de la sesión se inició la remontada que ha llevado finalmente al S&P a subir un 0,5% en la semana.

Son ya innumerables las ocasiones en las que el S&P ha superado los obstáculos más variados, desde los temores de inflación al miedo a la desaceleración global. Tras aprobarse las vacunas el noviembre pasado, el S&P no ha conocido ninguna corrección superior al 3% y de hecho en agosto logró cerrar su séptimo mes consecutivo al alza.

Sin embargo, Evergrande pone sobre la mesa problemas de mayor calado, que siembran dudas sobre si realmente la economía global va a ser capaz de volver a crecer con fuerza. Los problemas en China, que han sido recurrentes y variados a lo largo del verano, generan inquietud porque la expectativa era que China fuese la economía que liderase la vuelta al crecimiento.

Es muy posible que el problema de Evergrande se acabe gestionando adecuadamente y que, aunque no se evite el impago parcial, se logre acotar el impacto, evitando un contagio global. Pero Evergrande nos muestra los problemas que derivan de una deuda excesiva. Entre ellos, que no se puede levantar el pie del acelerador de los estímulos, como lo ha hecho el Gobierno chino al restringir el crédito inmobiliario, porque se cae todo el castillo de naipes. Toda una lección para la Fed y el BCE.

En un momento en el que el S&P flirtea con la media móvil de las últimas 50 sesiones y más de un tercio de sus componentes han roto ya a la baja la media móvil de las últimas 200 sesiones es pertinente preguntarse si esta vez la corrección se quedará también en un 2% o 3% o si, por el contrario, veremos una corrección mayor, del 5% o incluso el 10%.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+