image

El gráfico semanal: El desplome del mineral de hierro ¿un aviso para navegantes?

Renta 4 Banco
por Carlos Montero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Nuestro valor del lunes pasado, Snap, ha subido ligeramente esta última semana, frente a la caída semanal del 3,7% que ha sufrido Facebook, la red social por excelencia y competidor de referencia de Snap, como decíamos en nuestro anterior comentario. Seguiríamos esperando a ver la evolución de las cuentas del tercer trimestre para entrar en Snap.

En un sector muy distinto, el de materias primas y recursos básicos, hemos visto esta semana un desplome llamativo, el del mineral de hierro, que ha llegado a caer en alguna sesión más de un 20%. Hay que remontarse a la quiebra de Lehman en 2008 para ver caídas similares.

Por diversos motivos, incluidos los aparentemente medioambientales, el Gobierno chino parece decidido a limitar la producción de acero, lo que tiene un impacto evidentemente negativo en el precio de su principal componente, el hierro. Adicionalmente, todo indica que la construcción de viviendas (altamente consumidora de acero) en China puede ralentizarse, al haberse contraído el crédito disponible para el sector, lo cual ha traído problemas para todas las promotoras, y muy especialmente para el gigante del sector Evergrande que está en una situación financiera insostenible.

El colapso del hierro ha repercutido, como es lógico, en las grandes mineras productoras de este mineral. Río Tinto, cuyo gráfico adjuntamos, es la segunda productora de hierro del mundo, tras Volcan, y por eso no es de extrañar que cayera con fuerza la pasada semana. Pero más allá del comportamiento reciente de la acción, la lectura completa del Gráfico adjunto ofrece lecturas de gran interés.

Podemos observar como a partir de noviembre del pasado año la cotización de Río Tinto se dispara al alza, al anunciarse las primeras vacunas efectivas frente al Covid. Esa subida continúa, con algunos altibajos, hasta mayo, pero a partir de ahí la cotización de Río Tinto empezó ya a dar avisos claros de que el panorama del crecimiento no estaba despejado del todo.

En agosto, seguramente como consecuencia de los decepcionantes indicadores adelantados de actividad publicados en China (recordemos la fuerte caída de los PMIs) la cotización de Río Tinto sufre un recorte muy severo. Y finalmente tras una pequeña tregua en septiembre han vuelto de nuevo los descensos.

Tal vez la lección a extraer de lo que ha pasado con el mineral de hierro y con Río Tinto es que las nubes que durante el verano han ido apareciendo en el crecimiento a largo plazo de la economía global son preocupantes y pueden frustrar el impulso positivo de las políticas ultra expansivas de la Fed.

En nuestra opinión lo prudente es esperar a que esas nubes se despejen para tomar posiciones en mineras como Río Tinto.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+