image

¿Ha sido la comunidad científica “imprudentemente optimistas” con el cambio climático?

por Carlos Montero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

La rápida sucesión de eventos climáticos extremos que rompen precedentes en América del Norte y Europa este verano está impulsando a algunos científicos a preguntarse si los extremos climáticos están empeorando más rápido de lo esperado. Por qué es importante: los fenómenos meteorológicos extremos son las manifestaciones más mortales, caras e inmediatas del cambio climático. Cualquier error de cálculo sobre la gravedad de estos eventos, desde incendios forestales hasta olas de calor y fuertes lluvias, podría hacer que las comunidades sean más vulnerables. Occidente se está tostando este verano, y los récords de calor aparentemente caen todos los días. Los bosques desde el estado de Washington hasta Montana y California se están quemando en medio de las peores condiciones de sequía del siglo XXI. 

Las autoridades de Alemania, Bélgica y los Países Bajos todavía están buscando víctimas de una devastadora inundación que mató al menos a 180 personas. 

El panorama general: las discusiones y estudios en curso se centran en cuán inusuales han sido cada uno de los eventos extremos recientes y si los modelos informáticos avanzados y las técnicas estadísticas actuales pueden anticiparlos adecuadamente de antemano. 

Otro conjunto de preguntas gira en torno a la capacidad de los científicos para evaluar la rareza de estos eventos y las causas en retrospectiva. 

Axios habló con nueve científicos líderes involucrados en la investigación de eventos extremos para este informe. La ola de calor del noroeste del Pacífico se ve con más sospecha que las inundaciones europeas como un posible indicador de algo nuevo y más peligroso que los investigadores han pasado por alto: un punto ciego de la ciencia climática. 

Por ejemplo, Andrew Dessler, un científico climático de la Universidad Texas A&M, dijo que ya no está seguro de si los modelos climáticos capturan con precisión cómo se está desarrollando el calentamiento global cuando se trata específicamente de extremos regionales. 

"Si me hubieras preguntado esto hace tres meses, habría dicho 'los modelos están bien'", dijo. "Pero esta última serie de desastres realmente ha sacudido mi confianza en las predicciones de los modelos de extremos regionales", dijo. 

"Quizás hemos tenido muy mala suerte, pero creo que esta es una cuestión científica abierta", dijo. 

Algunos científicos, como Michael Mann de Penn State y Stefan Rahmstorf del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático en Alemania, han demostrado que incluso los modelos climáticos más actualizados no captan uno de los principales mecanismos que contribuyen a algunos de estos extremos - un fenómeno conocido como " resonancia de onda planetaria ". 

Tales patrones climáticos presentan patrones de corriente en chorro atascados y fuertemente ondulados, como un río de aire serpenteante a grandes altitudes, que puede bloquear los sistemas climáticos en su lugar durante largos períodos. Este tipo de patrón climático existió en todo el hemisferio norte antes y durante la ola de calor del noroeste del Pacífico. 

"Podemos suponer que el evento [de calor del noroeste del Pacífico] fue una casualidad notable, o que los modelos aún no capturan los procesos relevantes detrás de estos eventos", dijo Mann a Axios. "La navaja de Occam, en mi opinión, apoya la última de estas dos posibilidades". 

Mientras tanto, Michael Wehner, que estudia los eventos extremos en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, dijo que parte del problema puede ser la tendencia de los científicos del clima a ser demasiado conservadores en sus "declaraciones de proyección y atribución", para que no sean etiquetados como alarmistas. Eso puede cambiar pronto, dijo. 

La vulnerabilidad de la sociedad a los eventos extremos es hasta cierto punto independiente de si los científicos del clima están perdiendo una nueva dinámica en las olas de calor o en los eventos de fuertes lluvias. 

Friederike Otto, climatóloga de la Universidad de Oxford, le dijo a Axios que los eventos climáticos extremos en Europa y el noroeste del Pacífico eran exactamente los tipos que los científicos habían estado advirtiendo que serían más probables e intensos debido al cambio climático causado por los humanos. 

Los formuladores de políticas deberían actuar para mejorar los sistemas de alerta pública, dijo. Las fallas de la red de alerta en Alemania pueden haber contribuido al alto número de muertos relacionados con las inundaciones allí. 

En resumen: Philip Duffy, director ejecutivo del Woodwell Climate Research Center, le dijo a Axios que cualquier deterioro más rápido de los eventos climáticos extremos "solo reforzaría el mensaje de que las acciones actuales no son acordes con la amenaza que enfrentamos". 

"Ya sabemos lo que tenemos que hacer: iniciar una descarbonización rápida, eliminar el CO2 de la atmósfera y mejorar la resistencia a futuros eventos extremos", dijo. "La gravedad de los recientes eventos relacionados con el clima sólo subraya la urgencia de este mensaje". 

Fuente: Propia – Axios. 

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+