image

El poder de la naturaleza

por José Luis Martínez Campuzano (AEB) Hace 1 semana
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

En una reciente encuesta desarrollada a nivel mundial por el FMI el 43 % de las respuestas apuntaban a una mayor preocupación sobre el cambio climático. La diferencia con respecto a los resultados anteriores es que lleva a cabo tras la pandemia que aún estamos sufriendo.

Imagen

El principal punto en común de ambas crisis, cambio climático y la crisis sanitaria, es el hombre y como se relaciona con la naturaleza. Es la actividad humana la que genera peligros que ya son observables en el planeta. Y es la relación social la que conlleva el riesgo de contagio en el covid.

Los efectos de ambas crisis están siendo devastadores y globales. También en ambos casos su salida pasa por la cooperación a nivel internacional y de toda la sociedad, la concienciación y los avances científicos. El objetivo final en ambas crisis es tan relevante como para que todos, autoridades, instituciones y empresas, trabajemos conjuntamente para alcanzarlo.

Los bancos son claves para superar los efectos de la crisis sanitaria. Están preparados y dispuestos, como lo han hecho hasta el momento, para mitigar su impacto negativo e impulsar una recuperación sólida y sostenible en el tiempo. Los fondos europeos representan una oportunidad para lograrlo, y los bancos deben facilitar su canalización eficiente y multiplicar su impacto para que supongan una modernización de la economía sobre los dos pilares fijados a nivel europeo de digitalización y sostenibilidad.

A pesar de ser un sector de “bajas emisiones”, su papel también es relevante acompañando al resto de los agentes en los esfuerzos que se tomen a nivel mundial para combatir el cambio climático. La importancia de los bancos viene determinada por su propia razón de ser. Por un lado, al canalizar de un modo eficiente los recursos necesarios y promover fondos y financiación en la transición energética actúan de filtro hacia un modelo económico más sostenible. También aplican su experiencia en la medición y gestión de los riesgos bajo los cambios regulatorios que ya están anticipando las autoridades. Estos riesgos abarcan desde el deterioro de los activos afectados por fenómenos atmosféricos hasta los costes de transición por los cambios regulatorios. Y no podemos dejar de lado su papel en la concienciación de las empresas y de la sociedad sobre los riesgos climáticos.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+