image

El gráfico semanal: Un mundo que flota en la liquidez

por Renta 4 Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

En una semana en la que en general las materias primas han seguido imparables al alza, los futuros del cobre, que protagonizaban nuestra sección de hace siete días, han subido más de un 6% brillando con luz propia y haciendo buena la apuesta que formulábamos el pasado lunes.

También las Bolsas han seguido su carrera alcista, al calor de los buenos resultados y de las promesas de continuidad de los planes de estímulo monetarios y fiscales, pese al pequeño susto dado por Janet Yellen el pasado martes cuando sugirió (luego tuvo que matizarlo) la posibilidad de una subida de tipos.

Ha habido también otros activos que han subido de forma extraordinaria, como el dogecoin, cuyos adeptos han vivido una semana de auténtico frenesí a la espera de la aparición televisiva del gran apóstol del dogecoin, Elon Musk. La criptodivisa que utiliza como símbolo el perro chino Shiba Inu iniciaba la semana con fuertes subidas, de más del cincuenta por ciento, ante la expectativa generada por esa comparecencia de Musk en el programa Saturday Night Life.

Al final Musk no estuvo a la altura de las expectativas y se limitó a bromear sobre el dogecoin y a recomendar prudencia a quienes inviertan en criptodivisas, lo cual ha hecho perder al dogecoin en pocas horas todo o ganado en la semana. Con todo esta criptomoneda nacida en broma ha multiplicado su cotización por más de cien veces en los últimos meses.

¿Cuál es el común denominador de las subidas de las materias primas, de las Bolsas y del dogecoin? Sin duda, la abundante liquidez y la ausencia de activos sin riesgo en los que colocarla.

El Gráfico que adjuntamos muestra la evolución paralela entre el crecimiento de la liquidez global y la subida del S&P el último año. Las inyecciones permanentes de los Bancos Centrales y el mayor ahorro personal por los confinamientos han derivado hacia los mercados de activos una enorme masa de dinero. Y siguiendo el principio de los vasos comunicantes, los activos suben de precio, flotando en esa liquidez.

Aunque la economía vuelva a la normalidad y aunque las medidas excepcionales ya no sean necesarias, el proceso de retirar dinero de la mesa en un mundo que se ha vuelto adicto al dinero barato va a ser muy complicado. Tal vez la excesiva liquidez sea hoy el mayor riesgo que hay para los mercados, aunque, a la vista del gráfico, sea difícil verlo así.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+