image

El gráfico semanal: Coinbase y el universo paralelo de los criptoactivos

por Renta 4 Hace 2 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

En una semana en la que Viacom ha seguido pagando los excesos previos, y en la que Tesla ha vuelto con fuerza a las alzas, subiendo más del 9% y superando de nuevo los 700 dólares, la gran novedad ha sido la salida a Bolsa de Coinbase el pasado jueves, a través de listing directo, sin colocación previa.

No cabe duda de que tanto la vuelta de Tesla al liderazgo de las alzas bursátiles, poniendo fin al modelo de subidas "selectivas" en las tecnológicas al que nos referíamos el pasado lunes, como la espectacular salida a Bolsa de Coinbase evidencian muy claramente el apetito por el riesgo de los inversores. Pero la salida a Bolsa de Coinbase y la alta valoración conseguida por la compañía en dicha salida, tienen un significado adicional, y encierran mensajes en cierto modo contradictorios, que merecen cierta reflexión.

En primer lugar, el hecho de que la principal plataforma de negociación del bitcoins y otras criptodivisas, basada en la tecnología blockchain, salga a cotizar en el Nasdaq, que es una Bolsa "oficial", es, en cierto modo, una pequeña venganza de las Bolsas tradicionales sobre los criptoactivos, ya que se suponía que la tecnología blockchain estaba destinada a eliminar la necesidad de intermediarios o de Bolsas oficiales en las transacciones. No deja de ser paradójico que Coinbase haya tenido que cotizar en una Bolsa oficial de acciones, Nasdaq, para alcanzar un valor de mercado homologable.

En segundo lugar, y por la misma razón, es también paradójico en sí mismo, el hecho de que Coinbase sea una "Bolsa", aunque no oficial, de criptoactivos, ya que se suponía que las transacciones de bitcoins y otros criptoactivos no iban a necesitar infraestructuras de contratación, al ser ejecutadas y liquidadas de forma directa y bilateral entre vendedor y comprador. Otra pequeña venganza de las Bolsas tradicionales, al demostrar que en blockchain también es necesaria una infraestructura de mercados y una cierta intermediación.

Pero a la vez, y esta sería la tercera reflexión, el elevado valor alcanzado por Coinbase tras la salida a Bolsa de Coinbase supone una gran venganza de los criptoactivos sobre las Bolsas tradicionales, porque solo dos Bolsas, la Chicago Mercantile Exchange (CME) y la Intercontinental Exchange (ICE), dueña de la Bolsa de Nueva York, se acercan aI valor que los inversores han otorgado a Coinbase. En la primera sesión en la que cotizó Coinbase llegó a superar los cien mil millones de dólares de capitalización, y aunque luego ha recortado, a cierre del pasado viernes el valor de Coinbase, superaba los sesenta y siete mil millones de dólares.

Frente a ese elevadísimo valor, la capitalización de la Bolsa Nasdaq, en la que cotiza Coinbase, apenas supera los veinticinco mil millones de dólares, la de la mencionada CME está en torno a setenta y cinco mil, y la de ICE a cierre del viernes era de sesenta y siete mil, muy parecida a la de Coinbase, con la diferencia de que la Bolsa de Nueva York es centenaria y Coinbase se fundó en 2012, hace menos de e diez años.

Son muchos los motivos para pensar que la cotización de Coinbase podría caer desde los niveles actuales. Entre otros, que es muy probable que la actual libertad operativa de Coinbase, que hoy puede permitirse el lujo de operar a la vez como Bolsa, como contraparte en las operaciones, como financiador de quienes operan en ella, como "market maker" y en general hacer todas las funciones que desee, sin que le tengan por que importar los conflictos de interés, se vea muy limitada a medida que el peso regulador y supervisor caiga sobre el mundo de los criptoactivos.

Lo normal es que en el futuro Coinbase se vea obligada por las mismas limitaciones operativas que afectan a las Bolsas oficiales. Además, las Bolsas reaccionarán y entrarán en la negociación de bitcoin, ethereum y otros criptoactivos.

En este sentido, nos cuesta recomendar la compra de acciones de Coinbase a estos niveles, ya que a nuestro juicio descuentan un escenario demasiado perfecto. Pero, en cualquier caso, el hito alcanzado por Coinbase esta semana marca un antes y un después en el mundo de los criptoactivos y nos indica que la gran disrupción que supone la tecnología blockchain puede estar más cerca de lo que parece.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+