image

El gráfico semanal: El Nasdaq se vuelve más selectivo

por Renta 4 Hace 3 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Pese a las fuertes subidas de las Bolsas americanas en la primera semana completa de abril, nuestro valor de la semana pasada, Viacom CBS, ha seguido recortando hasta cerrar el pasado viernes en 42 dólares por acción, tras dejarse un 6% en las últimas cinco sesiones.

Viacom es una muestra clara, a nuestro juicio, de que las subidas artificiales se pagan, pero la pregunta que nos hacíamos la semana pasada es si puede haber en el mercado otras compañías que hayan subido también con fuerza el último año, pero sin base fundamental que apoye esas subidas. Y respondíamos a esa pregunta diciendo que nuestra intuición es que sí hay otras compañías cuyo valor ha podido ser inflado artificialmente, al calor del dinero barato y de las facilidades de apalancamiento ofrecidas por los bancos de inversión.

Tras unos meses en los que habían pasado a segundo plano, las tecnológicas han vuelto con fuerza, pero la fuerza no está siendo la misma en todas ellas.

Las grandes compañías que desarrollan y gestionan lo que podríamos llamar las "infraestructuras" de la sociedad digital están subiendo con fuerza, pero otras compañías que apuestan por mercados concretos, por "verticales" como el coche eléctrico o el hidrógeno, siguen en fase de corrección, en una digestión larga y pesada de las subidas extraordinarias que tuvieron el pasado año.

Amazon, Microsoft y AlphabetGoogle son tres compañías de infraestructuras digitales, las tres con gran peso en la "nube" a través respectivamente de AWS, Azure y Google Cloud. Las tres han subido mucho la semana pasada, Microsoft un poco menos del 6% y las otras dos un poco más. Más aun ha subido Apple, otra compañía que sin duda ha creado y sigue creando las autopistas de la sociedad digital, y que en las últimas cinco sesiones ha subido más del 8%. Facebook, otra compañía de "infraestructura" ha limitado su subida semanal al 4,6%, que tampoco está nada mal.

Sin embargo, tal y como se ve en el Gráfico adjunto, Tesla no ha podido sumarse al "come back" de las grandes tecnológicas y ha experimentado descensos a lo largo de la semana pasada.

Es prematuro decir si los inversores han empezado a discriminar dentro de las tecnológicas, entre las que disfrutan de buenos fundamentales y las que descuentan escenarios futuros tal vez demasiado optimistas.

En las próximas semanas sabremos si esa discriminación se produce o no, pero hay indicios para pensar que el posible rally de las tecnológicas en el 2021 va a ser mucho más selectivo que el que tuvo lugar el pasado año 2020.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+