image

10 preguntas que se hacen los padres y madres cuando sus hijos quieren estudiar en Estados Unidos.

clusterfamilyoffice.com
por Cluster Family Office Hace 1 semana
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Ante todo debemos aclarar que nos referimos a estudiar la carrera universitaria en EEUU, y que no recomendamos estudiar previamente ningún curso de ESO ni de bachillerato en el sistema de High School (HS) norteamericano. La razón principal es que el nivel académico del HS es en general inferior al de 2º ciclo de ESO y al Bachillerato de nuestros institutos y colegios. Durante los últimos años de HS los estudiantes pueden elegir varias asignaturas optativas muy sencillitas, lo cual como es comprensible les brinda la oportunidad de acomodarse si lo comparamos con nuestra gama de bachilleratos. Por tanto un estudiante español que realice algún curso con el sistema norteamericano, llegaría después a nuestra prueba de Selectividad o al inicio de la universidad en EEUU, menos preparado que los que han cursado ESO y Bachillerato completamente en España. La cuestión entonces es ¿cómo pueden nuestros hijos mejorar su inglés de manera inmersiva antes de iniciar la universidad en EE.UU., sin perder la tracción académica española? Lo que recomendamos es que algunos años antes asistan a campus de verano en USA, donde perfeccionarán el idioma mientras se divierten y se acostumbran a vivir fuera de casa en un entorno 100% norteamericano. De ese modo, en un par de veranos, hablarán fluidamente inglés sin perder comba académicamente, puesto que tanto la ESO como el bachillerato lo seguirán cursando íntegramente en España.

Entrando ya en materia universitaria, vamos a explicar pues a continuación las curiosidades, detalles, datos e información práctica que todo padre o madre debe conocer si se plantea la posibilidad de que sus hijos/as estudien en una universidad en los EEUU. Para ello responderemos 10 preguntas frecuentes que nos hacemos los progenitores cuando pensamos en enviar a nuestros hijos a estudiar a miles de kilómetros de casa:

1) ¿Cómo es la vida universitaria en Estados Unidos? ¿Merece realmente más la pena que estudiar en una buena universidad privada o pública española?

Si tuviéramos que definir cómo es la vida de los estudiantes españoles en universidades de los EE.UU. en una sola palabra, podríamos decir que es una vida plena. El hecho de pertenecer a una comunidad universitaria que en la mayoría de casos son como auténticas ciudades universitarias en sí mismas, hace que los alumnos no sólo tengan una vida académica rica, con profesorados, aulas, laboratorios, bibliotecas y salas de estudio espectaculares, sino también una vida social, deportiva y comunitaria incomparable. Los estudiantes nacionales e internacionales tienen a su disposición campus universitarios que a menudo ocupan áreas superiores a los 5 o 10 Km2. Algunas universidades tan conocidas y prestigiosas como Penn State University o Stanford tienen campus de 35 y 33 Km2 respectivamente, es decir más extensos que ciudades como Cuenca, Segovia o Cádiz por ejemplo. Y es habitual que el número de alumnos supere los 30, 50 o incluso 70.000 estudiantes, lo cual convierte la experiencia en una vivencia única que jamás olvidarán.

El proceso de maduración y enriquecimiento personal que realizarán allí es pura magia, absolutamente increible e imposible de conseguir si el adolescente no vuela del nido parental. Todo aquello que los padres hemos estado tratando de inculcar a nuestros hijos adolescentes durante varios años con escaso éxito, se materializa de la noche a la mañana ya durante el proceso de aplicación, y sobre todo en el primer cuatrimestre de Universidad. Cuando regresan a casa por Navidad, ya son otros! Vuelven convertidos en una versión mágicamente madurada y mejorada de esos críos que hacían bachillerato hace tan sólo cuatro días. Este tema de la maduración y el salto adelante que dan los adolescentes que se convierten en universitarios en USA merece sin duda un artículo aparte y algún día hablaremos extensamente de ello.

Además, los recursos económicos de los que disponen las universidades en EEUU comparados con los recursos de los que disponen nuestras universidades españolas son estratosféricos. Por eso las instalaciones, los fondos destinados a investigación, los centros sanitarios para atender a los alumnos, los sueldos que pueden pagar a sus cualificados profesores y cualquier otra cosa o infraestructura imaginable tiene presupuestos abrumadores. A pesar de que la gestión en España de los escasísimos recursos públicos universitarios de los que disponemos sea más que digna y meritoria, las comparaciones, incluso con nuestras universidades privadas más caras, son por desgracia odiosas. A través de Estudiar en una Universidad en USA encontraréis los detalles de todos los precios y costes universitarios norteamericanos.

2) ¿Va a comer bien mi hijo/a en los Estados Unidos? ¿Cómo es la comida en las universidades de USA?

Es muy habitual que dentro de los campus universitarios existan restaurantes de las franquicias más conocidas y apreciadas a disposición de los alumnos de la universidad: StarbucksSubWayPaneraBreadChick-fil-APandaExpress y todas las opciones saludables (y no tan saludables) que os podáis imaginar. El coste de la mayoría de esos restaurantes está ya incluido en el meal plan de comidas que contratan los alumnos anualmente junto con el apartamento universitario mediante un saldo prepagado en la divisa propia que suelen tener las universidades. Esas unidades de comidas y saldos los pueden manejar los estudiantes con su tarjeta de identificación universitaria como si se tratase de una tarjeta de débito. Por supuesto, las universidades tienen también restaurantes y comedores propios gestionados por la misma universidad, con sus bufetes de ensaladas y opciones veganas o gluten-free, también totalmente incluidos en el plan de comidas contratado. Las precios y opciones a contratar varían, dependiendo de si se contratan comidas ilimitadas, 21 comidas semanales, 14 comidas semanales, etc. Es muy habitual también que, como decíamos antes, en el paquete contratado se incluya un saldo prepagado en la divisa propia de la universidad para que puedan gastarlo en los restaurantes o tiendas franquiciadas. Los adolescentes van a decidir, quizá por primera vez en sus vidas, cómo se alimentan. Y creedme si os digo que no hay excusa para no comer sano con la cantidad de opciones que van a tener a su disposición.

3) ¿Cómo gestionará mi hijo/a su dinero día a día?

Los alumnos tienen a su disposición también dentro del campus al menos una, dos o tres oficinas bancarias de uso exclusivo para atender a los estudiantes de la universidad, de modo que pueden realizar sus gestiones monetarias cómodamente, sin tener que tan siquiera salir del campus. También disponen de cajeros automáticos en varios puntos del campus. De hecho, lo primero que deben hacer los estudiantes españoles y sus familias cuando llegan al campus por primera vez es abrir una cuenta bancaria para el alumno en alguno de los bancos de la Universidad. No obstante, los pagos semestrales de la matrícula los podéis realizar los padres desde vuestras cuentas bancarias en España mediante transferencia directa a la Universidad, pero también lo podéis pagar a través de la cuenta de vuestros hijos. En cualquier caso, los estudiantes van a necesitar disponer de un pequeño importe semestralmente para la compra de libros o material que quieran realizar durante el semestre o bien cubrir cualquier pequeño coste fuera de la universidad.

4) ¿Cómo son las habitaciones en la Universidad en USA?

Dormir en apartamentos pertenecientes a las universidades, dentro de los propios campus universitarios, forma parte de la experiencia. De hecho en la mayoría de universidades es obligatorio dormir dentro de los campus al menos durante los primeros uno o dos años, puesto que estadísticamente se ha demostrado que el éxito académico y de implicación social de los alumnos es mucho mayor que si viven fuera del campus en apartamentos externos. Existen apartamentos universitarios de todo tipo, suites individuales, habitaciones compartidas entre dos estudiantes, con o sin baño completo dentro de la habitación, apartamentos con 3 o 4 suites con su cocina y salón, etc. Los precios del housing varían, lógicamente, dependiendo de la Universidad y la tipología del apartamento. Pero el coste total de apartamento mas comidas puede ser incluso más barato que el coste de vida equivalente de un estudiante en cualquier ciudad universitaria española. Podréis encontrar el detalle de todos los costes en "Estudiar en una Universidad en los Estados Unidos"

5) ¿Dónde comprará los libros, ropa, ordenador, accesorios y demás material necesario?

Todas las universidades disponen también de tiendas donde comprar cualquier prenda necesaria, tanto ropa propia de la universidad como de otras marcas, bien sea deportiva o de vestir. Los estudiantes también encontrarán dentro de sus campus tiendas de material escolar de todo tipo, donde también van a adquirir o alquilar los libros que vayan a necesitar en cada semestre académico. Y por supuesto tiendas de informática de la propia Universidad, donde reparar y comprar sus ordenadores, tablets o teléfonos cuando sea necesario, y además con descuentos muy jugosos sobre los precios oficiales por el hecho de ser estudiantes de la Universidad. Además, en las inmediaciones de los campus se acumulan todo tipo de comercios y negocios destinados a satisfacer cualquier necesidad de los universitarios. Recordad que en USA la economía es muy eficiente, y siempre que existe una demanda de producto o servicio hay también una oferta por parte de alguna empresa que la cubre y satisface perfectamente.

6) ¿Son seguras las Universidades o hay delincuencia?

La seguridad en cada campus universitario varía, dependiendo de si está ubicado dentro de una gran ciudad o en una zona más tranquila. No obstante la mayoría de universidades disponen de Policia propia, con su edificio de comisaría o cuartel general, y patrullan con sus vehículos día y noche por todo el campus universitario. En general las universidades son lugares muy seguros para los alumnos y para el personal que trabaja en la universidad, puesto que la vigilancia es constante. Y además muchos campus se ubican en zonas tranquilas, rurales o alejadas de la delincuencia propia de las grandes ciudades. Como consultores universitarios y también como padre de una hija y un hijo que estudian actualmente en sendas universidades en USA, os puedo asegurar que podéis estar tranquilos. Simplemente debéis dejaros aconsejar por buenos consultores universitarios para evitar aplicar a las universidades menos seguras.

7) Mi hijo/a, lamentablemente, es un estudiante mediocre ¿Puede igualmente ser admitido/a en una buena universidad de EEUU?Aunque pueda sorprender, la respuesta es sí. El sistema universitario norteamericano es tan vasto y flexible que hay universidades estupendas para todos los niveles académicos y económicos, también para alumnos que tienen un promedio de cinco raspado. Y un correcto proceso de aplicación, con el asesoramiento adecuado, os llevará de la mano para determinar cual es exactamente el nivel académico de vuestro hijo/a, según el promedio de notas de España, la nota del examen oficial de acceso (SAT/ACT), su nivel de inglés, la calidad de sus essays y cartas de recomendación, y por supuesto la carrera que desee cursar. Hay que tener en cuenta que el proceso de admisión es verdaderamente holístico. Y todo ello será determinante a la hora de seleccionar una lista finalista de una docena de universidades a las que aplicaremos, de modo que vuestro hijo/a sea admitido a varias de ellas y encaje perfectamente en la universidad que más os guste.

8) ¿Puedo hacer seguimiento de como van las notas de mi hijo/a durante el curso?

Otro tema que nos suele preocupar mucho a los padres es el seguimiento académico que podemos hacer de nuestros hijos una vez comienzan su carrera en una Universidad norteamericana, a miles de kilómetros de casa. Pues bien, para vuestra tranquilidad os diremos que el seguimiento que podréis hacer de la marcha de sus estudios es constante, puesto que tendréis acceso a revisar todas sus calificaciones en tiempo real a través de un acceso online a la intranet de la Universidad. Además el sistema universitario norteamericano suele exigir a los alumnos que realicen tests y entreguen ejercicios o trabajos con frecuencia semanal. Esas tareas se puntúan también semanalmente, de modo que la nota final de la asignatura se va forjando semana a semana, teniendo los exámenes finales un peso relativo en la nota final cuando finaliza el semestre. Por tanto, los padres podremos ver semanalmente cómo va nuestro hijo/a académicamente, detectando de manera muy ágil cualquier desvío o descuido de los estudios que pudiera suceder. Incluso podremos ver el warning o aviso de cualquier tarea no presentada o presentada fuera de tiempo porque quedará convenientemente registrada en el sistema. No hay por lo tanto sorpresas al final del semestre, puesto que ya sabremos de antemano la nota media que nuestro hijo/a va acumulando en cada asignatura a lo largo del curso. Además, el sistema académico universitario en USA está diseñado para que los alumnos puedan seguir regularmente el ritmo de aprendizaje mediante esas tareas semanales, y que no se queden descolgados y se tengan que jugar la asignatura a un todo o nada en un examen final. Se busca sistemáticamente el éxito desde la semana 1, no el fracaso en el examen final.

9) ¿Cómo son las instalaciones deportivas en los campus universitarios? ¿Cómo practicarán deporte mis hijos?

En esas verdaderas ciudades universitarias los alumnos disponen de instalaciones deportivas de todo tipo, estadios de futbol americano con capacidades de 50 mil, 70 mil o incluso más de 100.000 espectadores, pabellones cubiertos para practicar baloncesto, hockey, etc. que pueden albergar a más de 10 o 15.000 asistentes, pistas de atletismo indoor y outdoor, piscinas cubiertas y descubiertas de todos los tamaños, etc, etc. Los partidos en los que compite el equipo oficial de la universidad son eventos espectaculares que los estudiantes disfrutan y viven apasionadamente desde primera hora de la mañana. Y por supuesto los alumnos españoles vibran tanto o más en esos espectaculares eventos, que incluyen fuegos artificiales, bandas de música multitudinarias, cheerleaders, mascotas y todo tipo de animación imaginable. Ya sabemos que los norteamericanos son verdaderos especialistas en el show business y el espectáculo, también en lo deportivo, está más que asegurado.

En cuanto al deporte que pueden practicar los alumnos, tendrán a su alcance centros recreativos espectaculares, con todo tipo de máquinas, piscinas, pistas de atletismo indoor y outdoor, y por supuesto canchas para practicar cualquier deporte. Podrán practicarlo tanto a nivel de competición como amateur o simplemente para estar en forma. Como quieran y cuanto quieran.

10) ¿Hay universidades low-cost o no son realmente universidades? ¿Son realistas las promesas de beca que hacen algunas empresas especializadas?

Las universidades que cumplen con todo lo explicado anteriormente no son baratas para el estudiante internacional. Pero pueden tener costes muy parecidos a los de una universidad privada española del nivel de la Universidad Alfonso X de Madrid o ESADE en Barcelona. Sin embargo, en EEUU existen otros centros académicos donde también se imparten estudios universitarios, como por ejemplo los llamados Community Colleges. Son centros mucho más pequeños y económicos que prácticamente sólo constan de unos pocos edificios donde básicamente sólo hay aulas y alguna que otra instalación deportiva o imprescindible para el estudio, pero poco más. Podéis ver la camparación en las dos fotos de la izquierda, arriba un Community College de tamaño medio-grande y abajo el mapa de un campus universitario medio de 6,3 Km2. Los precios de matrícula de un Community College para un estudiante del propio distrito donde se encuentre el centro son de aprox. 2.800 eur anuales, y por tanto a esos colegios acuden casi en su totalidad estudiantes norteamericanos que viven en el mismo barrio o distrito, cuyas familias no pueden pagar más por los estudios de sus hijos. Para un estudiante español, ir a USA a estudiar a esos centros low-cost tiene muy poco sentido, puesto que no tendría la vida universitaria, ni la calidad de profesorado, ni los recursos e instalaciones que hemos explicado a lo largo de este artículo.

En cuanto a las becas, la mayoría del dinero destinado a ellas es público, bien sea estatal o federal, y por lo tanto reservado casi exclusivamente a estudiantes norteamericanos. No obstante, existen algunos recursos públicos y privados a los que un estudiante internacional tiene acceso, pero siempre meritando un nivel académico o deportivo sobresaliente. Otra manera de conseguir becas y ayudas es aplicando a universidades de nivel académico bajo (no confundir con los Community Colleges mencionados anteriormente, que estarían todavía muy por debajo de estas universidades). Pero si para las familias no resultan imprescindibles dichas ayudas, es mucho mejor subir el listón del nivel académico y la calidad de las universidades al nivel que realmente tiene y merece el estudiante.

Hasta aquí las 10 preguntas frecuentes, pero obviamente a los padres les asaltan muchas más cuestiones y dudas respecto a la vida en la Universidad, como por ejemplo dónde hacen la colada los alumnos, quién limpia las habitaciones, quien vigila las fiestas para que no se desmadren, si está prohibido el consumo de alcohol, qué seguro sanitario deben tener, cómo será la atención en el hospital de la universidad en caso de que se pongan enfermos, si os ayudaremos no sólo en todo el proceso de aplicación sino también en la tramitación del visado, con qué frecuencia hay que enviar dinero para pagar la Universidad y un largo etc, etc, etc… Cualquier duda adicional que os surja como padres, si os planteáis llevar a vuestro hijo/a a una universidad o previamente a un campamento de verano en EE.UU., nuestro equipo de consultores especialistas está a vuestra disposición a través de los comentarios o bien nos podéis contactar por privado y responderemos a toda vuestras preguntas.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+