image

El Gráfico Semanal: Nikkei, tres décadas para recuperar los 30.000 puntos

por Renta 4 Hace 1 semana
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

El Russell 2000, al que dedicábamos nuestro último gráfico semanal, ha recortado el 1% la pasada semana, una semana en la que el protagonismo bursátil ha correspondido al Nikkei, que el pasado lunes lograba, después de tres décadas, superar de nuevo los 30.000 puntos.

Tal y como se ve en el Gráfico, la espectacular remontada del Nikkei desde los mínimos de marzo del pasado año le ha permitido salir de esa amplia banda lateral entre los 10.000 y los 25.000 puntos, en la que ha estado atrapado durante las últimas décadas.

Esa remontada se acelera, como muestra el Gráfico, a partir de noviembre el pasado año y coge aún más velocidad en febrero de 2021. A cierre del pasado viernes el Nikkei subía, en lo que va de año, un 9,4%, que es la segunda mayor subida entre los grandes índices, solo superada por el Russell 2000, que sube en el año un 14,8%. El Nikkei supera incluso, desde uno de enero pasado, al todopoderoso Nasdaq, que sube el 7,6%.

La ruptura al alza de los 30.000 puntos el pasado lunes tuvo como causa inmediata el buen PIB de Japón del cuarto trimestre, publicado el mismo lunes. La economía de Japón creció un 3% respecto a los tres meses anteriores, superando notablemente las previsiones de los analistas y dando alas a las cotizaciones. Pero la razón última de la subida del Nikkei hay que verla en el entusiasmo general hacia la inversión en acciones, un entusiasmo que raya en la euforia y que es global.

Los inversores van buscando, de forma sucesiva, activos que puedan ser ganadores en el nuevo mundo post Covid. El pasado verano el dinero se fijó en las grandes tecnológicas, cuyas cotizaciones volaron literalmente en agosto. En otoño llego el turno de las pequeñas empresas americanas, representadas en el Russell 2000, especialmente de las vinculadas con la biomedicina y con las nuevas energías. Ahora parece tocarle el turno a las compañías japonesas, a las que se, con cierta razón, ve como las beneficiarias principales de la rápida recuperación de la economía china.

A diferencia de los índices americanos, que hace tiempo superaron los máximos pre Covid y que baten nuevos récords día sí día no, el Nikkei está aún lejos de sus máximos históricos, alcanzados en la sesión del 29 de diciembre de 1989. Ese dia el Nikkei llegó durante la sesión a 38.957 puntos y cerró a 38.915 puntos. Hoy por hoy el Nikkei debe conformarse con haber recuperado los 30.000 puntos, una cota que mantenía a duras penas el pasado viernes, al cerrar en 3.017,9 puntos.

Podemos decir del Nikkei algo parecido a lo que decíamos del Russell 2000 la semana pasada. Nos cuesta mucho recomendar invertir en el Nikkei a estos niveles tan altos, pero desde luego hay un buen número de compañías japonesas que sin duda van a salir reforzadas en el mundo que viene tras la pandemia y en las que merece la pena estar invertido.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+