image

El gráfico semanal: Las materias primas y la inflación

por Renta 4 Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

El Nasdaq Composite, al que dedicábamos nuestra sección hace siete días tras haber superado los 13.000 puntos, cerró el pasado viernes en 12.998,5 puntos, tras caer un 1,5% en la semana. El selectivo tecnológico por excelencia pierde así, bien es verdad que por muy poco, la cota de los 13.000 puntos que había superado por primera vez en su historia la semana anterior, tras haber estado la mayor parte de la semana por encima de ese nivel.

De momento, lo normal es interpretar la ligera caída semanal del Nasdaq y de los restantes índices americanos como un respiro necesario tras varias semanas seguidas de subidas continuas. Pero tal vez el anuncio por el presidente electo Joe Biden de un nuevo paquete de estímulos, cercano a los dos billones (millones de millones) de dólares, y el temor de posibles subidas de tipos de interés ante el aumento de la deuda pública que ello supone, hayan tenido algo que ver en la caída del Nasdaq y de las Bolsas americanas en general.

La magnitud de ese plan de Biden confirma que, una vez obtenida la mayoría en el Senado, la nueva Administración demócrata puede ir mucho más lejos de lo que se pensaba en sus políticas de gasto público y de endeudamiento, asomando así el peligro de que la inflación también suba más de lo deseable. Algo que estarían descontando los tipos del bono del Tesoro a diez años, el T Bond, que ya están por encima del 1,10%.

El comportamiento reciente de las materias primas alimenta aún más esos temores de posible inflación. El petróleo, el gas, el níquel, el hierro, o el azúcar, por citar solo algunos ejemplos, acumulan subidas de cierta importancia en las últimas semanas.

El Gráfico que adjuntamos muestra cómo el trigo y el maíz han acelerado las subidas a partir de diciembre. La semana pasada el trigo subió un 5,75% y el maíz el 7,1%. Habría que añadir que el índice de fletes marítimos Baltic Dry ha subido más del 30% desde el uno de enero.

Son señales a las que tal vez no haya que dar mayor importancia, porque, efectivamente, las fuerzas deflacionarias presentes en la economía actual (revolución tecnológica, longevidad, globalización...) son muy poderosas y en ese entorno tan deflacionario no parece fácil que pueda venir un proceso de subida de precios importante. Pero no hay que echar en saco roto los mensajes que nos llegan desde las materias primas.

Pensando en el buen comportamiento de la economía china, que va a lograr tener crecimiento positivo este mismo año, y en la previsible reapertura de las economías europea y americana en los próximos meses, tras los procesos de vacunación, apostamos por las materias primas como inversión de medio plazo para una parte de nuestra cartera. Invertiríamos preferentemente a través de Fondos especializados o de ETFs, que pueden consultarse en nuestras secciones de Fondos de Inversión y ETFs o en la red de oficinas.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+