image

Nuestra visión de los mercados de cara a las próximas semanas

por Renta 4 Hace 3 años
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

Comenzamos la semana con una apertura ligeramente al alza después de que la semana pasada tanto al Fed como el BCE mostraran su disposición a actuar para sostener la actividad económica, con los índices estadounidenses marcando nuevos máximos históricos. 

Acabamos de conocer el PIB 2T19 de China que en tasa anual avanza en línea con las estimaciones y con el objetivo del gobierno +6,2% (vs +6,4% anterior), aunque podría considerar nuevos estímulos y trimestral +1,6% (vs +1,5%e y +1,4% anterior) y la balanza comercial de junio que ha mostrado un mayor superávit 345.180 mln cny (vs 278.500e mln cny y 279.620 mln cny anterior) por menores exportaciones +6,1% (vs +6,9%e y +7,7% anterior) e importaciones que caen -0,4% (vs +3,7%e y -2,5% anterior). Se ha publicado también la producción industrial de junio que ha sorprendido al alza +6,3% (vs +5,2%e y +5,0% anterior) y las ventas al por menor del mismo mes que también se han situado por encima de lo esperado +9,8% (vs +8,5%e y +8,6% anterior). Siguiendo en el plano macro, hoy conoceremos en EEUU la encuesta manufacturera de Nueva York correspondiente al mes de julio que podría repuntar hasta +2,0e (vs-8,6 anterior).

De cara al resto de la semana estaremos atentos a la publicación en EEUU del Libro Beige de la Fed que servirá para preparar la reunión del 31 de julio. El mercado descuenta por completo una bajada de 25 pbs y un 22% espera una bajada de 50 pbs. Conoceremos también la confianza de la Universidad de Michigan preliminar de julio que se mantendría estable en niveles cercanos a máximos y el panorama de negocios de la Fed de Philadelphia también de julio con notable mejora esperada frente al dato de junio. Asimismo se publicarán, correspondientes al mes de junio, el índice de precios a la importación, las ventas al por menor y la producción industrial. En la Eurozona será el turno de la encuesta ZEW de julio (dato que también conoceremos en Alemania), el IPC final de junio que previsiblemente confirmará la cifra preliminar en +1,2%e (vs objetivo del BCE del +2%) y la balanza comercial de mayo. En Japón conoceremos la balanza comercial de junio y el IPC del mismo mes.

Seguiremos de cerca la evolución de las conversaciones comerciales entre EEUU y China aunque no hay nueva fecha para que se retomen las negociaciones después de que durante la semana pasada mantuvieran contacto telefónico. Seguimos pensando que existen importantes obstáculos para acercar posturas.

En el plano empresarial, dará comienzo la temporada de resultados empresariales. El consenso espera en EEUU un avance de las ventas del +3,4% y del +0,0% en BPA. En el caso de Europa descuenta unas ventas creciendo +1,0% y BPA haciéndolo un +0,8%. Será especialmente relevante ver si las compañías entienden la desaceleración actual como algo puntual o por el contrario como algo más estructural y profundo que les lleve a revisar a la baja sus guías.

De cara a las próximas semanas/meses, consideramos que lo más relevante a efectos de determinar los movimientos en los distintos activos financieros será la evolución de las expectativas del ciclo económico. Vigilaremos de cerca si, en función de los datos macro que se vayan conociendo (con especial atención a los indicadores más adelantados de ciclo), los bancos centrales cumplen con las expectativas del mercado (¿demasiado “dovish”? ¿riesgo de decepción?) y si sus medidas de estímulo son suficiente para estabilizar las perspectivas cíclicas, algo a su vez clave para determinar el devenir de los resultados empresariales.

La evolución de estos puntos será determinante para eliminar las dudas y riesgos que persisten sobre el ciclo, y a los que se añadirán después del verano otros temas como el Brexit (prórroga hasta 31-octubre, con Boris Johnson como previsible nuevo primer ministro británico), el presupuesto de Italia para 2020 (que se negociará en otoño con la Comisión Europea) y por supuesto las tensiones comerciales de EEUU no solo con China sino con otros países (entre ellos la UE). A ello se suman también las amenazas de Trump a Irán (potenciales implicaciones al alza en el precio del crudo por las tensiones en el Estrecho de Ormuz), a Europa y China por la manipulación de sus divisas para mantenerlas artificialmente depreciadas y a Francia por impuestos a grandes tecnológicas americanas, lo que podría derivar en algún momento en aranceles compensatorios.

Desde un punto de vista técnico, los niveles a vigilar son: Ibex 7.700/8.800 – 10.600/11.200, en el Eurostoxx 2.700/3.100 - 3.550/3.700 y S&P 2.150/2.550 – 3.000-3.100 puntos.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+