image

¿Cuándo acabará el mercado alcista en las bolsas? El Nobel Robert Shiller lo tiene claro

por Carlos Montero Hace 4 años
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

El ser un gran economista no te asegura que seas un buen gestor de los mercados financieros. Los economistas basan sus estudios en parámetros y teorías fundamentales, que en muchas ocasiones tienen difícil cabida en la locura del día a día de las bolsas. Algunos antiguos compañeros míos, autores de magníficos tratados de economía, tenían un desempeño en los mercados por debajo del promedio de la sala de inversión. Esto es más habitual de lo que se pudiera pensar.

Hago esta introducción porque el reciente premio nobel de economía, Robert Shiller, creador de uno de los ratios fundamentales más seguidos por el mercado, el CAPE (precio-ganancias ajustado cíclicamente), ha advertido en los últimos años de lo realmente caro que estaba la bolsa estadounidense, y de lo desaconsejable que era entrar a esos precios. La realidad no le ha dado la razón. Wall Street ha estado haciendo máximo tras máximo histórico en los últimos ejercicios, por muy caro que estuviera.

Vamos a resumir el reciente artículo publicado por Shiller en M.W., donde expone sus ideas sobre el escenario actual:

“El mercado bursátil estadounidense, medido por el índice S&P Composite real (ajustado por inflación), ha aumentado 3.3 veces desde su mínimo en marzo de 2009 Esto hace que la bolsa de valores de EE. UU. sea la más cara del mundo, de acuerdo con la relación precio-ganancias ajustada cíclicamente (CAPE) que he defendido durante mucho tiempo. ¿Está justificado el aumento del precio o estamos presenciando una burbuja?

Uno podría pensar que el aumento está justificado, dado que el S&P 500 informó que las ganancias por acción aumentaron 3.8 veces durante el mismo período, desde el primer trimestre de 2009 hasta el segundo trimestre de 2018. De hecho, el aumento de los precios fue un poco menor que las ganancias.

Por supuesto, 2008 fue un año inusual. ¿Qué sucedería si medimos el crecimiento de las ganancias no desde 2008, sino desde el comienzo de la administración Trump, en enero de 2017?

Durante ese intervalo de 20 meses, los precios de las acciones ajustadas a la inflación subieron un 24%. Desde el primer trimestre de 2017 hasta el segundo trimestre de 2018, las ganancias reales aumentaron casi tanto, en un 20%.

Con los precios y las ganancias moviéndose juntos en una base casi uno a uno, uno podría concluir que el mercado de valores de Estados Unidos se está comportando de manera sensata, simplemente reflejando la fortaleza creciente de la economía.

Pero es importante tener en cuenta que las ganancias son altamente volátiles. Los incrementos bruscos repentinos tienden a revertirse en unos pocos años. Esto ha sucedido dramáticamente más de una docena de veces en la historia del mercado bursátil estadounidense.”

Shiller enumera posteriormente distintas fases de la historia en la que el incremento de las ganancias no ha venido aparejado con un incremento del precio de las acciones en la misma magnitud, y otros periodos en los que sí han sido acordes pero que fueron posteriormente corregidos con descensos precipitados en el mercado de acciones. Estamos hablando de periodos como el de 1914-1916, 1920-1921, 1982-2000 y 2003-2007.

Shiller prosigue:

“Eso nos lleva al boom actual de ganancias y precios. Aparentemente, los inversores creen que este boom va a durar, o al menos que otros inversores piensan que debería durar, razón por la cual están subiendo los precios de las acciones en una respuesta dramática al aumento de las ganancias.

La razón de esta confianza es difícil de precisar, pero debe estar arraigada en la pérdida de escepticismo saludable sobre las ganancias corporativas, junto con la ausencia de narrativas populares que vinculen el aumento de las ganancias con los factores transitorios. Hablar de una guerra comercial en expansión y otras posibles acciones por parte de un volátil presidente de los EE. UU. no parece estar estrechamente relacionado con hablar de pronósticos de ganancias, al menos no todavía.

Un mercado bajista podría venir sin advertencia o razón aparente, o con la próxima recesión, lo que afectaría negativamente a las ganancias corporativas. Ese resultado difícilmente está asegurado, pero encajaría con un patrón histórico de reacción exagerada a los cambios en las ganancias.”


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+