image

Lo que resta de 2013 e inicios del 2014, la última oportunidad para deshacer posiciones dinosáuricas

por Macromic Advisors Hace 7 años
Valoración: image4.50
Tu Valoración:
* * * * *

Parecería que desde que Bernanke arrojó al mercado “la bomba del QEIII tapering” por mayo del 2013 los mercados se animaron a subir la 10yr desde 1.62% al inicio de mayo a los niveles cercanos de 2.90% actuales. No me sorprendería ver a monedas y yields tradeando como le gusta a Bernanke: “la nada misma” en rangos que al final de cuentas no generan nada con un sesgo hacia debilidad del dólar temporaria.

Y esto es un poco lo que venimos viendo en yields y monedas desde hace unos cuantos días sumado a un S&P que imparablemente sigue batiendo récords entendiendo que la Fed si bien de a poco reducirá su nivel de dovishness (laxedad) se quedará en una estancia muy acomodativa por años enteros por venir lo cual para acciones en USA es una excelente noticia y para bonos no tanto.

Lo interesante de esto, es que parecería que el mercado gradualmente y al ritmo que quiere la Fed se está embarcando hacia un nuevo equilibrio de primas de riesgo más elevadas y yields en USA más altas lo cual a largo plazo es una condición necesaria (pero no suficiente) para que todos estos QEs que pululan por el aire no terminen volando al planeta entero en múltiplos de lo que fue el 2007. Lo bueno de todo esto es que contrariamente a lo que los mercados suelen hacer, los mismos se están tomando un tiempo que es muy importante y oportuno para que quienes tienen responsabilidad en el manejo de carteras se despierten de la siesta que venimos durmiendo desde el 2009: largo bonos (ya fue), largo oro (ya fue).

Parecería razonable continuar con la rotación de carteras hacia activos denominados en Dólares intentando capturar una posición relativa de Estados Unidos que muy de a poco pero sostenidamente parece mejorar. Y lo interesante de todo esto es que cuando esta crisis termine nos habremos dado cuenta que el mundo entero terminó pagando el desfasaje de los bancos americanos. La pregunta del millón es qué tan gradual seguirá siendo este ajuste a la luz de una economía global a la que no le sobra el crecimiento. Por lo menos algo está cambiando y es sano despertar a la mañana y volver a mirar como se hacía antes la cotización de la 10yr. Lo que resta del 2013 e inicios del 2014 quizá será la última ventana que de la chance de alivianar posiciones que han sido muy rentables en 2008/2012 pero que hacia el futuro pintan para ser dinosáuricas.

Germán Fermo, Ph.D.
Director, MacroFinance

Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+