image

Todo el mundo habla del tapering, pero pocos saben que es bueno

por Moisés Romero Hace 7 años
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

"A vueltas con las medidas de retirada de estímulo, que es lo mismo que decir que con el tapering me acuesto y con el tapering me levanto. Las máquinas de trading y de arbitraje que utilizan los principales actores en los mercados no tienen espíritu, desconocen las cosas terrenales. No saben lo que es el tapering. Tampoco si el sol sale por el este y se pone por el oeste. A las máquinas les inyectan algoritmos por todas partes y concluyen si un factor determinado merece compra o venta, al margen de que sus fundamentos sean así, al margen de si son buenos o malos en la realidad. Ahora que el mundo global se asoma al final del túnel, que comprueba que de ésta como de las anteriores Crisis también se sale, la confusión de confusiones es más confusa que nunca. Tal es el grado de desorientación, la mayor parte, insisto, provocada y acelerada por las máquinas, que los inversores finales consideran que los especialistas y gestores han perdido el norte y el sur y que introducen falsos datos a sus ordenadores: una buena noticia cotiza a la baja, y al revés. Y esto es así, porque se desconoce lo que es el tapering y, lo que es más grave, desconocen que un tapering bien administrado es muy beneficioso", me dice el analista jefe de un banco anglosajón ubicado en España, al mismo tiempo que me envía el verdadero significado del tapering y su adecuación a los mercados:

¿Qué es el tapering?

Cuando estamos preparando una competición como un maratón o media, lo normal es llevar una planificación de los entrenamientos. Y en esa planificación debemos pensar qué hay que hacer los días y semanas antes del día de la carrera. Nada de lo que hagamos esos días antes nos ayudará a ser más rápidos, pero sí que la preparación que hayamos hecho se vaya al traste por una mala planificación final.

Esta planificación final de reducción de carga es el Tapering

La idea del tapering es que el cuerpo asimile todo el trabajo hecho anteriormente en los entrenamientos, que se recupere de ellos y que llegue a la competición en sobrecompensación y por tanto pueda rendir a un nivel superior a lo que venía haciendo en los entrenamientos.

Deberemos reducir de una forma progresiva pero no lineal la carga de nuestros entrenamientos durante un período variable pero planificado en el tiempo.

En el tapering debemos jugar con la frecuencia de los entrenamientos, con el volumen de estos y su intensidad. La frecuencia de entrenamiento debería ser un 20-30% inferior. El volumen debería disminuir de una forma bastante drástica (y no necesariamente de forma lineal). Si yo, por ejemplo, hago entrenamientos de 1-2 horas, en estos últimos días podría bajar hasta los 30-40 minutos de entrenamiento. Y la intensidad debería ser media o media-alta. O sea, rondando el 70-75% de tu máximo.

En el caso del maratón, deberíamos empezar esta reducción al menos 10 días antes de la competición.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+