image

Este es uno de esos momentos en los que todas las opciones son malas

por Carlos Montero Hace 4 años
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

El terrorismo va en aumento. Los incidentes son más frecuentes, y el número de muertos crece cada vez más. La gente tiene miedo, y quieren que se detenga. No contenga la respiración, dice uno de los grandes expertos mundiales en geopolítica, George Friedman de Geopolitical Futures. Friedman dice que todas las opciones para combatir esto son malas. Y, las respuestas erróneas podrían hacer que el problema sea aún peor.

Hablando en Mauldin Economics, Friedman dijo que las autoridades deben admitir que sus soluciones no han funcionado. El público quiere una respuesta y se someterá a quién se la dé.

"Sin miedo" vs. "Hacer algo"

Friedman considera que hay dos facciones diferentes que se están formando en Occidente, con actitudes marcadamente opuestas sobre el terrorismo y qué hacer al respecto.

La coalición "Sin miedo" mira los números y ve el terrorismo como un riesgo menor en comparación con muchos otros problemas sociales. Dicen, con cierta razón, que podemos salvar más vidas reduciendo los accidentes de tráfico o curando el cáncer. Para ellos, ser asesinado por un terrorista es un riesgo como el ser alcanzado por un rayo. Hay que tomar precauciones, como no subirse a los árboles durante las tormentas, pero por lo demás hay que seguir con su vida normal.

El lado "Hacer algo" argumenta que los terroristas islámicos radicales todavía están atacando 15 años después del 11 de septiembre, por lo que es evidente que las soluciones no han funcionado por el momento. La gente no quiere tener miedo, pero lo tienen, y están dispuestos a probar algo nuevo.

Nuevas ideas como la prohibición de Donald Trump de viajar a los musulmanes podrían resultar inviables, pero una parte significativa del público está dispuesta a probarlas de todos modos. Crece la presión.

Preguntado sobre el argumento de Salman Rushdie que señala que la globalización continuará a pesar del terrorismo, Friedman tiene un punto de vista diferente. Las instituciones internacionales que impulsan la globalización, como la Unión Europea, han perdido su credibilidad.

Ocho años después de la crisis financiera, la UE todavía está luchando para restaurar el crecimiento económico y estabilizar su sistema bancario. La gente ve esto y no cree que la UE y sus principales miembros tengan la capacidad de solucionar el terrorismo.

Mientras tanto, importantes voces en Estados Unidos están preguntando por qué Europa no puede defenderse a sí misma en lugar de apoyarse en la alianza de la OTAN dominada por Estados Unidos. Los estadounidenses creen que Europa está poniendo poco de su parte.

Ahora, agreguen el terrorismo en la parte alta de todos estos otros problemas. Friedman cree que el resultado es una "potente mezcla de nacionalismo" que no va a desaparecer fácilmente.

Soluciones absurdas

Las demandas para "Hacer algo" conducen a otro debate: ¿para qué? Las altas esferas argumentan que vivir son ese riesgo no es una solución. La gente quiere acción.

Por desgracia, las ideas gruesas como prohibir que los musulmanes viajen a Estados Unidos no va a solucionar nada para resolver el problema y es probable que cree otros nuevos. Pero los que se encuentran en el campo de "No hacer nada" son en gran parte los mismos que presidieron años de debilidad económica y descomposición social. No tienen ninguna credibilidad.

Tarde o temprano, la asustada gente elegirá a aquellos que prometen para solucionar sus temores. Si pueden o no, no viene al caso. Los líderes en Europa y en Estados Unidos están bajo una gran presión para tomar medidas, o al menos la apariencia de acción. Hagan lo que hagan no resolverá el problema, por lo que los ataques continuarán. Este es uno de esos momentos en los que todas las opciones son malas.

Fuentes: Patrick Watson, Mauldin Economics


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+