image

La corrupción es inversamente proporcional a la libertad económica del país

por Carlos Moreno Hace 5 años
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

 

Imagen

 

Hay un tema que siempre nos parece de especial importancia cuando se habla de la crisis financiera y como se ha generado la corrupción, buscar quien ha sido el culpable de que se produzca, en general solemos estar mucho más interesados en encontrar a los culpables de nuestros males que en tratar de trabajar para solucionarlos y que no se vuelvan a producir. Las interpretaciones sobre quién es el culpable de la crisis y de la corrupción suele variar mucho dependiendo de la ideología que se tenga, se puede culpabilizar al actual gobierno, al anterior gobierno, a los dos, pero también hay quien culpabiliza de la situación a los mercados financieros, al Ibex 35, a los banqueros, a los americanos o al libre mercado… El caso es encontrar un culpable con el que nos sintamos cómodos para achacarle todos nuestros males.

En la búsqueda por encontrar el culpable de la actual crisis económica y sobre quien nos ha traído el actual escenario de corrupción gusta difundir a determinados sectores de izquierdas que son las políticas de corte liberal quienes traen la corrupción a los países, algo que no puede estar más lejos de la realidad.

El liberalismo económico surge con la llamada revolución americana que no tiene ni un solo principio en común con la revolución francesa, los principios que defiende son la defensa de la propiedad privada y la libertad individual, la libre asociación de individuos y la asignación al gobierno de la función de preservar la paz interna, la virtud, el buen orden, la defensa de la vida, las libertades y las propiedades. La defensa de la propiedad es la que asegura la libertad ya que en el momento en el que se incumple este principio básico se genera el caos más absoluto. Si algo ha quedado demostrado es que en aquellos países donde estos principios se han aplicado se ha conseguido un mayor desarrollo institucional que ha traído consigo un mayor desarrollo económico que ha permitido mayores avances sociales que ningún otro tipo de políticas económicas.

Aún así es seguro que surgirán determinados escépticos que nieguen esta realidad, muchos intelectuales de corte socialista siguen empeñados en querer achacar el problema de la desigualdad e incluso aducen que este tipo de sociedades son corruptas ya que están dirigidos por una oligarquía económica que tiene el control social y que abusa de los más necesitados, pero la realidad por mucho que se quiera distorsionar nos dice que los países con mayor libertad económica tienen mayor calidad de vida y una menor corrupción. El índice de transparencia internacional que mide la percepción que se tiene en los países de la corrupción así lo demuestra y coincide en demostrar que aquellos países mejor situados en los niveles de corrupción son a su vez los que poseen una mayor libertad económica como así lo demuestra el índice de libertad económica.

Achacar los males económicos y la consiguiente corrupción al liberalismo no viene más que a demostrar un afán por desvirtuar las realidades o que se tiene un profundo desconocimiento de la realidad, también resulta cuando menos sorprendente el que los mismos sectores que critican las políticas económicas de corte liberal quieran apropiarse de los modelos económicos de los países nórdicos cuando estos países están situados entre los puestos más altos en los rankings de libertad económica y aplican sus principios básicos desde mediados de los años setenta en que redujeron de manera drástica el peso del sector público para conseguir así salir de una de las mayores crisis que han padecido.

 

Transparencia Fiscal Internacional:

Podemos observar que aquellos países que son los primeros en transparencia internacional, es decir aquellos que poseen una menor percepción de la corrupción son aquellos que poseen una alta libertad de prensa, acceso a información sobre presupuestos que permite ver la procedencia y destino del dinero, integridad en sus cargos públicos y un poder judicial independiente que no hace distinción entre ricos y pobres. Las guerras y el poseer unas instituciones policiales y judiciales frágiles junto a la falta de independencia de los medios de comunicación son los que más inciden en la percepción de un país corrupto.

Destacando por regiones especialmente como los países con menor corrupción:

Dinamarca 91 Suiza 86 Reino Unido 81  Nueva Zelanda 88 Singapur 85 Hong Kong 75 Canadá 83  USA 76 y Chile 70  

Y destacando por regiones entre los más corruptos:

Corea del Norte 8 Irán 27   Venezuela 17  Ecuador 32  Argentina 32  Italia 44

 

España es un país que está muy lejos de los primeros puestos tanto en libertad económica como en transparencia internacional, disponemos de unas instituciones y leyes sólidas que dan seguridad jurídica a nuestro país, pero muchas de estas instituciones carecen de la suficiente independencia y aún determinados organismos jurídicos están designados por el poder ejecutivo de tal manera que la separación de poderes no es plena, la democracia necesita separación de poderes para limitar el poder del gobernante y proteger de manera estricta a sus ciudadanos y propiedades. España actualmente está situada en el puesto 36 en el ranking de percepción de la corrupción con un 5.9 sobre 10 de valoración,  hemos descendido desde el inicio de la crisis desde el puesto 23 cuando teníamos una valoración de 7 sobre 10 lo cual supone que somos uno de los países que más ha descendido en este ranking en los últimos diez años.

 

Libertad Económica:

El índice de libertad económica mide aquellos países donde se aplican políticas que permiten un mejor desarrollo institucional que ayuda al crecimiento económico y social, los países que ocupan los primeros puestos son aquellos que disfrutan de un mayor crecimiento económico, unos mayores ingresos per cápita, atención médica, educación, reducción de la pobreza, bienestar general y defensa de la naturaleza. España ocupa el puesto número 43 en el ranking y aún está muy lejos de ser un país donde se tengan instituciones suficientemente firmes para poder aplicar las políticas que aporten libertad económica apropiada, tenemos una valoración de 68.5 sobre 100 y una valoración de un país moderadamente libre pero donde las instituciones ponen excesivas trabas a la hora de emprender o constituir una sociedad y donde hay una estructura burocrática excesiva que impide un mayor crecimiento.

Destacando por regiones entre los países con mayor libertad económica:

Hong Kong 88.6 Singapur 87.8 Nueva Zelanda 81.6 Suiza81 Gran Bretaña 76.4 Dinamarca 75.3 Canadá 78 Chile 77.7 USA 75.4

Y destacando por regiones como los que poseen menor libertad económica:

Corea del Norte 2.3 Irán 43.5   Venezuela 33.7 Argentina 43.8   Ecuador 48.6  Italia 61.2

 

Por lo que podemos ver que existe una relación inversamente proporcional entre el grado de corrupción de un país (medido por el Índice de trasparencia internacional) y el grado de libertad económica, a mayor libertad y apertura económica de las instituciones se consigue un mayor desarrollo que incide en una mejora a nivel social y un menor nivel de corrupción. Podemos ver que los mismos países que por regiones están a la cola en libertad económica también lo están en nivel de corrupción y que aquellos países que en sus distintas áreas geográficas destacan por sus bajos niveles de corrupción son precisamente los que mayor libertad económica gozan en sus regiones.

Pese a que esta es una realidad totalmente constatable con datos que así lo indican seguiremos escuchando a los intelectuales que tratan de defender unas ideas que ya han demostrado ser desastrosas seguir defendiendo que las políticas liberales son las que generan las crisis económicas internacionales y traen la corrupción, en vez de pensar como bien constata la realidad que son las políticas que traen consigo el desarrollo sostenible y social y el avance tecnológico a nuestra civilización. De todas formas como criticar es mucho más sencillo que construir siempre encontraremos a alguien que culpabilice a las políticas liberales de todos los males de la humanidad, el caso es encontrar un culpable con el que nos sintamos cómodos.

 

 

 

 

 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+