image

¿Libertad o represión económica? ¿Prosperidad o estancamiento?

por Carlos Moreno Hace 6 años
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Imagen

La libertad económica en España se ha pretendido ligar con la desigualdad social cuando esto es absolutamente incierto, ya que está constatado que no sólo permite alcanzar un mayor progreso económico en los países donde se aplica (Canadá, Australia, Hong Kong o Singapur) sino también alcanzar un mayor grado de innovación e incluso proporcionar un mayor progreso social y medioambiental. Los mayores niveles de desigualdad se producen en aquellos países donde se aplican políticas represivas (Venezuela, Argentina, Cuba o Ecuador) que son contrarias a la libertad económica, ya que no sólo traen consigo el estancamiento económico de la nación, sino el estancamiento en innovación, desarrollo y en que se pueda dar un marco apropiado para el desarrollo personal, por lo que podemos decir que las políticas represivas son las que crean realmente la desigualdad social entre naciones.

La libertad económica persigue dar el poder a las personas para que tengan unas mayores oportunidades para elegir por sí mismas como alcanzar sus sueños, estando únicamente sujetos a las bases de un Estado de Derecho y a la justa competencia entre personas. Los gobiernos que respetan y fomentan la libertad económica, darán a su población el mejor entorno para la innovación, el progreso, la prosperidad y el bienestar con el que nuestra humanidad ha ido creciendo con el paso de los años.

 

Desde que se creó el índice de Libertad Económica hemos podido ver como infinidad de cambios de políticas por parte de los gobiernos han traído consigo mejoras sustanciales en la libertad económica de una nación fomentando su prosperidad y progreso humano. Desgraciadamente también hay otras naciones que han decidido adoptar medidas represivas de la libertad económica, dando excesivo peso al estado y ocasionando un deterioro en su crecimiento económico, dañando el empleo o perjudicando su entorno empresarial.

 

Es de destacar la estrecha relación positiva entre la libertad económica de una nación y los niveles de renta per cápita, siendo aquellos países que mejoran más en el ranking, aquellos que más mejoran sus niveles de renta promedio. Siendo los ingresos de las economías libres cinco veces más altos que los de aquellas economías que son reprimidas.

 Imagen

No sólo aquellas regiones que han aplicado una mayor libertad económica han conseguido un mayor crecimiento económico sino que también han conseguido reducir más su pobreza, en las dos últimas décadas y gracias a una mayor libertad económica se ha permitido que el PIB mundial crezca un 70% y que la pobreza se haya reducido en un 50%.

 Imagen

La libertad económica trae desarrollo económico que a su vez genera eficiencia e innovación, lo cual se ha traducido también en mejoras medioambientales y progreso social ya que aquellas naciones que más han favorecido la libertad económica disfrutan también de un ambiente más limpio y un mejor entorno social.

 Imagen

Viendo todas estas cifras surge ahora la pregunta, ¿queremos en España una mayor libertad económica o queremos sufrir una mayor represión en nuestros derechos económicos? ¿Queremos evolucionar como sociedad y alcanzar la prosperidad o realmente queremos sufrir un estancamiento? Nuestros gobiernos y sus políticas serán los que nos dirijan en un sentido o en otro y el pueblo será el que decida cual será el gobierno que adopte una u otra política, el problema es que un buen porcentaje de la nación se deja llevar por la demagogia y el populismo y desconoce las consecuencias de sus actos. Cuando los griegos instauraron  la democracia ateniense en el siglo V a.C. Aristóteles consideró  la tendencia inevitable a que el pueblo llano caiga en la demagogia como forma de poder y consideró a la demagogia como una de las formas de  corrupción de la democracia.

 

¿Pero sabemos lo que es la libertad económica de un país y como se mide?

La libertad económica de un país tiene en cuenta:

El Estado de Derecho que vendrá determinado por el respeto existente a los derechos de propiedad que hay en un país, la libertad frente a la corrupción y la inferencia de la política en temas judiciales.

El Tamaño del Gobierno que vendrá determinado por la libertad fiscal que se establece en función de la presión fiscal a la que se ejerce a las personas y sociedades del país, el gasto público y nivel de endeudamiento del gobierno.

La Eficacia Reguladora de un país se fija en base a la libertad empresarial que se cuantifica por la facilidad para crear empresas, en base al número de días que se tardan en crear y a los requisitos y licencias necesarios para ponerlas en marcha, la libertad laboral que determina el marco legal apropiado para que tanto trabajadores, como empresarios dispongan de las condiciones necesarias para la creación de empleo y la libertad monetaria que fija las presiones inflacionistas que se dan en los países e impiden su desarrollo.

La Apertura de Mercados se establece en base a la libertad comercial y viene determinada por la facilidad para poder desarrollar la actividad económica en el país, la libertad de inversión que fija la facilidad que se pone a una empresa para poder invertir en un sector de la economía sin trabas que les cierren las puertas a dichos mercados y la libertad financiera que vendrá fijada por la situación del sistema financiero del país el cual permite un mayor acceso a la financiación.

 

Estas cuatro categorías fijan las diez libertades económicas que son perfectamente cuantificables en cada uno de los países objeto de estudio, determinando en base al cumplimiento de cada una de las variables el índice de libertad económica. El cumplimiento de estas variables supone un auténtico libro de ruta a seguir por los países para alcanzar un mayor progreso económico, niveles más altos de ingresos per cápita, mayor reducción de la pobreza, mejor atención médica, educación de mejor calidad, mejor protección del medio ambiente y un mayor bienestar social.

 

Imagen

 

 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+