image

Qué fácil es perder aunque estés motivado

¿Vale la pena seguir intentándolo?
por Chema López Hace 7 años
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *


Empecemos por la segunda parte, la motivación. He leído libros, autores y muchas opiniones acerca del mercado y las maneras de operar, a Larry Williams, Warren Buffet, George Soros, John Murphy, A. Kostolany y muchos más que todo el mundo conoce y otros menos conocidos, también a algunos “papagayos” que se hacen llamar la élite por que dicen ser traders.

Muchos de ellos han formado parte de mi inspiración a la hora de operar y escribir, incluso los más malos para saber lo que nunca debía hacer, pero al final, tú debes encontrar tu método, tu técnica y tu inspiración. Nadie va a venir a decirte exactamente como lo tienes que hacer puesto que nadie lo sabe. Búscalo.

Yo intentaré mostrarte mi sistema, el que a mí me funciona, pero eso no quiere decir que le funcione a todo el mundo.

Todos tenemos limitaciones, descubre las tuyas y procura no llevarlas al extremo cuando inviertes, más bien intenta que esas limitaciones no te impidan operar buscando nuevas fórmulas.

Me hubiera gustado conocer a D.Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) su imaginación no tuvo límites. Su escritura en el Quijote me fascina y me llena de inspiración. Para el trading hace falta lo que tienen sus protagonistas, la locura y valentía de Don Quijote y el sentido común y simpleza de Sancho Panza. No ver gigantes donde hay solo molinos de viento ni avorazarse o aprovecharse del poder cuando uno va ganando la batalla.

Me inspira lo sencillo, Google con su botoncito en una pantalla tan grande, Apple en sus inicios, con sus ventanas y ahora con un teléfono de un solo botón. Son muchas las empresas que han triunfado apostando por la sencillez, pero no nos equivoquemos, detrás de esa sencillez hay un trabajo enorme de técnicos, ingenieros, analistas y gente capacitadísima con un instinto especial de entender lo que necesitamos y la capacidad de fabricarlo y ponerlo en el sitio idóneo para que lo tomemos.

Las necesidades se crean. Detrás de todo esto también hay muchos fracasos y frustraciones.

No necesitamos un iphone o saber todo lo que ocurre en el mundo, o un coche que hable o conduzca solo. Nos convencemos de que lo necesitamos y preparamos nuestra vida para acogerlo. Nos adaptamos a lo que la masa quiere que hagamos, aunque de eso hablaremos en otro momento.

Con todo esto quiero que veas que la simpleza de comprar cuando está barato y vender cuando está caro lleva un trabajo impresionante detrás, con todo lo simple que parece.

Hablaba una noche con mi jefe, había venido a verme a Atenas,  desde la terraza del Hotel Grand Bretagne, con la Acropólis en frente iluminada me inspiraron sus palabras, de verdad, no hay mejor sitio para inspirarse.  En esa montaña donde se encuentra la Acrópolis, se inspiraron filósofos, matemáticos, escultores, médicos y mucha gente a la que debemos darle las gracias hoy en día. Cuando miras hacia allí, de noche, algo se mueve dentro de ti.

Me contó los comienzos de su empresa, que hoy en día es puntera en el sector a nivel internacional. Sus comienzos humildes en un garaje, como Bill Gates, y cómo poco a poco se fue haciendo un hueco en el mercado ofreciendo algo que no ofrecía nadie, destacando positivamente sobre los demás y nunca perdiendo el contacto con la tierra. Sin perder el sentido común, a veces, el menos común de los sentidos.

La profesionalidad, la paciencia, el buen hacer, todo ello sazonado con mesura, llevaron a su empresa al éxito nacional e internacional.

La importancia de los detalles y sobre todo la persistencia.

También quiero reseñar que parte de la inspiración se la debo a uno de mis ajedrecistas preferidos, Aron Nimzowitsch (1886-1935)

“Mi sistema”, el libro de ajedrez que lleva el mismo nombre, fue desarrollado por Aron Nimzowitsch, como una metodología propia, conocido como el  hipermodernista del ajedrez.

A mi punto de vista, sutil, detallista, con defensas muy rocosas y ataques desde una perspectiva lejana, con otra ideología mucho más moderna que los ajedrecista de la época.

Aun habiendo dicho todo lo anterior, las personas que conozco, que me han contado sus historias, son las que realmente me inspiraron, mucho más que las personas a las que leí sin haberlos conocido. Las experiencias vividas mucho más que las que me contaron.

Mira a tu alrededor, busca a las personas que te inspiren, situaciones, lugares, cosas. Aprécialas, agradécelas, sobre todo agradécelas, obsérvalas y te darás cuenta lo simples que pueden llegar a ser. Muchas de de estas personas han conseguido el éxito, la felicidad, el dinero, el reconocimiento de otros. No es difícil, persiste.

Va a sonar arrogante lo que voy a decir, pero no lo es, lo aseguro, y es que cuando empecé con esto del trading siempre decía, si hay gente que lo ha conseguido, ¿porque yo no voy a poder? pero con los años he cambiado eso y siempre pienso; Si yo no lo consigo, ¿entonces quién va a ser capaz?. Lo digo porque soy una persona muy persistente y metódica y con esa aseveración me motivo y sigo adelante.

Focaliza tu vida y tu estrategia al operar en hacer las cosas simples, recuerda; “el sentido común es el menos común de los sentidos”.

Eso no quiere decir que hagas lo que hace la masa, ni que repitas constantemente las mismas cosas simplemente porque creas que las haces por sentido común o porque todo el mundo lo hace o lo ve así.

Recuerda, la mayoría de gente pierde, no te vuelvas loco intentándolo.

-Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados.

Albert Einstein (1879-1955)

Escribo esto después de haber pasado una de las peores semanas en lo que se refiere a pérdidas. Y Si, he perdido. Ha sido como un cubo de agua helada. Es como despertar de repente de una pesadilla y darte de que en realidad no era una pesadilla, era real. Descubrir que todo lo que crees que sabes no es suficiente para ganar. De hecho no te sirve para nada. He tenido que dar la cara frente a mi socio de trading y mi familia por este drawdown. Comerme mi ego, anularlo. Mi orgullo por todos mis conocimientos, por todo lo que iba construyendo me lo tengo que comer. Profesionalmente y personalmente es durísimo y muy frustrante. Llevo ya muchos años en esto y tengo más cornadas que el Juli y José Tomás juntos pero de verdad que no me acostumbro.

No estoy en el punto inicial de muchos que pierden su cuenta de trading, aunque ya perdí una, estoy en un punto de reflexión, de si vale la pena tanto sufrimiento, de si solo es dinero o algo más, estoy en un punto muy duro y difícil de mi carrera en el trading pero se algo, y es que mi estrategia es ganadora, y eso no lo he puesto en duda ni un solo momento. He cometido errores y además se donde los he cometido pero me repito, mi estrategia es ganadora estadísticamente. Ahora mismo es de lo único que estoy seguro.

¿hasta cuándo? ¿vale la pena tanto sufrimiento?¿Cuales son los límites no económicos? Son preguntas que en estos momentos me hago y no he conseguido responderme...

Hoy me refugio en el libro La Magia de Rhonda Byrne, me lo recomendó uno de los mejores traders del mundo y me ayuda.

Me tomo esto como un ejercicio de investigación, de reflexión, observación y autocrítica y no como una tarea ya hecha o pasada. Soy humano y me he equivocado.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+

  • Gracias Jorge! Como siempre, espero que ayude a alguien. Un abrazo.
    23 Sep, 09:19

  • Los atlétas de élite tienen lesiones de tanto forzar su cuerpo. La recuperación siempre es dolorosa, pero motiva tener claro lo que se quiere ser. Un equipo de traders puede ayudar a mantenernos sobrios sin salirnos de nuestro sistema. Ánimo. Tu sinceridad son experiencias vividas por todos.
    22 Sep, 23:25