image

¿Por qué tantos profesionales rinden menos que los índices generales?

por Carlos Montero Hace 3 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Ayer publicábamos un artículo con la explicación de Onveston Letter a por qué una cartera elegida “por un mono lanzando un dardo” es a menudo más rentable a una cartera escogida por los profesionales de mercado. Hoy contestaremos a la pregunta del título, ¿por qué es tan deficiente la gestión profesional en comparación con los índices de referencia? Sin duda, ciertos administradores de activos están en una liga propia. Superar al mercado requiere una serie de cualidades de las que carecen la mayoría de los inversores. Pero las razones por las que tantos tienen un desempeño inferior al esperado son varias. Quiero centrarme en dos de ellos que están conectados.

Por contradictorio que parezca, una parte importante del éxito en el mercado de valores es no hacer nada. Eliges la compañía adecuada por un precio razonable y luego esperas y dejas que la compañía haga el trabajo. Por lo general, se espera que los administradores de fondos presenten informes mensuales/trimestrales y enfrenten la presión de rendimiento de sus inversores. Pero, ¿cómo de razonable es esperar resultados dentro de tres a seis meses?

Un trimestre no tiene sentido, y un año a veces tampoco es informativo. Esto conduce a errores evitables. Soy consciente de que conceptos como el reequilibrio son comunes en la comunidad inversora, pero creo que es un error.

Considere lo siguiente: ¿Quién cree que es más capaz de multiplicar el dinero con el tiempo? ¿Un equipo de gestión con experiencia, o usted, tratando de burlarlos mediante el intercambio de entrada y salida? Prefiero elegir la empresa más calificada y dejar que ellos hagan el trabajo.

El psicólogo Daniel Kahneman resume mejor que yo el siguiente problema:

“La persona que adquiere más conocimiento desarrolla una mayor ilusión de su habilidad y se vuelve irrealmente demasiado confiada”.

El exceso de confianza es lo que vemos todo el tiempo en Wall Street. Las “grandes ideas” de las acciones, los medios financieros están llenos de esto. Si tiene demasiado exceso de confianza, tendrá dificultades para admitir sus errores y aprender a hacerlo mejor. Pero por contradictorio que parezca, esto es lo que se busca en Wall Street:

“Los expertos que reconocen el alcance total de su ignorancia pueden esperar ser reemplazados por competidores más confiados, que pueden ganarse mejor la confianza de los clientes. Una apreciación imparcial de la incertidumbre es la piedra angular de la racionalidad, pero no es lo que quieren las personas y las organizaciones. La incertidumbre extrema es paralizante en circunstancias peligrosas, y la admisión de que uno simplemente está adivinando es especialmente inaceptable cuando hay mucho en juego. Actuar sobre el conocimiento fingido es a menudo la solución preferida”.

Pensamientos finales

El análisis de los monos que lanzan dardos en un metanivel revela una valiosa lección. Aunque los monos no se dan cuenta, la probabilidad estadística simplemente está de su lado, dándoles una ventaja. Esto no tiene nada que ver con el tropo periodístico común de que el mercado de valores es un casino.

Puede ser una mejor estrategia cuando los inversionistas no se enfocan en "esta única acción", sino que aprenden a dar un paso atrás y aprender cómo las probabilidades pueden trabajar a su favor seleccionando en primer lugar del grupo correcto de acciones.

Fuente: The Onveston Letter.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+