image

Motivos para mantenerse optimista con los mercados de EE.UU. en el largo plazo

por Carlos Montero Hace 1 semana
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

El famoso analista Ben Carlson de Wealth Common Sense, publicó rencientemente un análisis en el que detallaba una gran cantidad de ventajas naturales de EE.UU. sobre el resto del mundo. Razones por las que se mantiene muy optimista con la economía y los mercados estadounidenses en el largo plazo. Veamos cuáles son, y analicemos una por una: - No hay herederos naturales al trono. En la década de 1980, era Japón el que iba a superar a los EE.UU. como potencia mundial. Eso no sucedió . Ahora China nos pisa los talones. China ha experimentado un inmenso crecimiento económico en las últimas décadas y tiene más de mil millones de habitantes. Pero mire la perspectiva demográfica de China :

El crecimiento económico es básicamente una función del crecimiento de la población y la productividad.

China podría estar en problemas en las próximas décadas.

Geografía. Los países europeos están a tiro de piedra de un dictador loco que fue a la guerra sin ningún motivo.

Tenemos un gran océano al este, un gran océano al oeste y vecinos amistosos al norte y al sur. Dominamos la tecnología de consumo. Internet y los teléfonos inteligentes son dos de las mayores innovaciones de los últimos 50 años y las empresas estadounidenses dominan estas tecnologías. Tenemos Apple, Amazon, Facebook, Microsoft, Google, Nvidia y más. Y eso sin mencionar cómo una empresa como Tesla ha obligado a toda la industria automotriz a cambiar todo su modelo de negocio en el futuro.

Independencia energética. Europa está en medio de una de las peores crisis energéticas que jamás haya enfrentado. Los ciudadanos europeos se enfrentan a facturas energéticas extraordinariamente elevadas en un momento en el que no existen muchas soluciones.

Estados Unidos no es inmune al aumento de los precios de la energía, pero estamos mucho mejor que nuestros vecinos del otro lado del charco. Tenemos mucho petróleo, gas natural y carbón.

A nadie le gustan los precios más altos de la gasolina, pero estamos en mejores condiciones que el resto del mundo desarrollado cuando se trata de una crisis energética.

Todavía tenemos la moneda de reserva global respaldada por las fuerzas armadas más poderosas del mundo. Las monedas son raras cuando consideras que están más o menos respaldadas por la fe y no mucho más.

Pero el dólar estadounidense también está respaldado por una enorme base impositiva junto con el ejército más poderoso de la Tierra.

Tal vez eso no signifique tanto como antes si no tuviéramos una guerra mundial, pero no está de más tener una fuerza militar que mantenga fuerte su moneda.

La gente todavía quiere vivir aquí. Nuestras políticas de inmigración no son perfectas en este momento, pero la gente de todo el mundo todavía quiere vivir aquí.

Los inmigrantes han fundado más de la mitad de todas las nuevas empresas que están valoradas en mil millones de dólares o más. Casi el 80% de esas nuevas empresas tienen un fundador inmigrante o un inmigrante en un rol clave de C-suite.

Mientras no arruinemos demasiado las cosas en los próximos años, la gente de otros países seguirá queriendo vivir aquí y empezar un negocio.

Estados Unidos gobierna la cultura pop. El mundo se está volviendo más plano en lo que respecta al entretenimiento, pero Estados Unidos sigue siendo el mayor exportador de maravillosos programas de televisión, películas, celebridades, música y deportes profesionales.

Estados Unidos no marca todas las tendencias del mundo, pero tenemos un historial bastante sólido de producir el mejor contenido sin excepción.

Tenemos la economía más grande y dinámica del mundo. Estados Unidos no depende de una sola industria o producto básico como muchas de las otras economías desarrolladas y emergentes.

Tenemos el mercado de valores más grande y diverso del mundo. Estados Unidos existe desde hace unos cientos de años, pero solo hemos sido una verdadera potencia durante menos de 100 años.

Basta con mirar el tamaño relativo de los mercados bursátiles mundiales en 1900 y el cambio desde entonces: El Reino Unido ha atravesado tiempos difíciles en los últimos años, pero gobernó el mundo durante cientos y cientos de años. No estoy seguro de que mucha gente hubiera predicho que Estados Unidos dominaría el siglo XX como lo hicimos.

¿Es posible la caída de Roma? Sí, por supuesto.

Pero no es como si nuestro reinado hubiera durado siglos. El dominio económico estadounidense solo comenzó realmente después de la Segunda Guerra Mundial, por lo que estamos hablando de unos 70 años más o menos. Ser optimista con Estados Unidos no significa que sea pesimista con el resto del mundo. Por el contrario, creo que la tecnología ha nivelado el campo de juego y ofrece a las personas de otros países muchas más oportunidades que en el pasado.

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+