image

¿Ha llegado el tiempo de la prudencia?

por Carlos Montero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Invertir nunca es fácil, pero no se puede negar que los últimos 10 años en la renta variable estadounidense han sido mucho más tranquilos que la mayor parte de la historia. ¿Cómo definimos "más suave"? En términos sencillos: mayor rentabilidad con menor riesgo. En términos técnicos, podemos mirar cosas como el índice de Sharpe , que mide el desempeño ajustado al riesgo. El Sharpe de 1,18 en los últimos 10 años supera el 95% de otros períodos y es más del doble del promedio histórico de 0,48.

Imagen

¿Qué debería hacer un inversor, si es que debe hacer algo, con esta información?

Eso depende de su marco de tiempo, su tolerancia al riesgo y su temperamento ...

Al igual que las valoraciones altas, los ratios de Sharpe elevados no le dicen casi nada sobre lo que sucederá durante la próxima semana, mes o año.

Pero mirando a más largo plazo, encontramos una relación inversa entre el pasado y el futuro, con índices de Sharpe más altos que exhiben rendimientos futuros más bajos en promedio (y viceversa).

Si un inversor tiene una baja tolerancia al riesgo, esto es importante, ya que es probable que el futuro presente más volatilidad y caídas que en el pasado.

Un futuro más volátil será más desafiante para todos los inversores, pero especialmente para aquellos que se inclinan a vender ante la adversidad.

Y ese no es un grupo pequeño. Durante los últimos 10 años, Morningstar encontró rendimientos anualizados para los inversores que estaban un 1,7% por debajo de los rendimientos de los fondos.

¿La razón? Mal comportamiento. Los inversores mostraron una tendencia a perseguir al alza (compra alta) y entrar en pánico a la baja (vender bajo). Y esta brecha existió a pesar de la tranquilidad en los mercados.

En un entorno más volátil, uno asumiría que la tentación de comprar caro y vender barato solo aumentaría, aumentando así la brecha en el rendimiento.

Nadie conoce el futuro, pero la historia ha demostrado que el momento de ser prudente es cuando la multitud lanza la precaución al viento.

Fuente: Propia - Compound.

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+