image

¿Cuántas acciones debo poseer en mi cartera? Peter Lynch nos lo aclara

por Carlos Montero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Probablemente esté familiarizado con el legendario inversor Peter Lynch, quien ganó su considerable fama administrando el Fondo Magellan de Fidelity. El fondo obtuvo un rendimiento anualizado del 29% durante los 13 años que lo llevó, más del doble de lo que obtuvo el S&P 500 (SPY) (VOO) durante ese tiempo. Lynch es bien conocido por su libro One Up On Wall Street, donde explica que los inversores individuales pueden superar a los gestores de fondos porque no se ven afectados por las preocupaciones sobre el rendimiento a corto plazo y las reglas burocráticas. Durante su mandato como administrador del Fondo Magellan, Lynch tenía hasta 1.400 acciones en algún momento. Un número tan grande no le impidió crear un alfa sobresaliente. 

Pero es fundamental entender que no invirtió en nuevos negocios en un esfuerzo por diversificarse más. Simplemente invirtió en una inversión convincente cada vez que se encontraba con una. Esta distinción es fundamental. 

“No sirve de nada diversificarse en empresas desconocidas solo por el bien de la diversidad. Una diversidad tonta es el duende de los pequeños inversores. Dicho esto, no es seguro poseer una sola acción, porque a pesar de sus mejores esfuerzos, la que elija podría ser víctima de circunstancias imprevistas. En carteras pequeñas, me sentiría cómodo poseyendo entre tres y diez acciones”, afirmaba Lynch. 

Los inversores en “el método Lynch” deben poseer, sin embargo, muchas "perspectivas interesantes" que puedan descubrir y que pasen el proceso de selección. En resumen, si bien es posible que no tenga suficientes acciones, no existen demasiadas, siempre que tenga el proceso de filtrado adecuado. Pero no se equivoque, Lynch pensó claramente en la construcción de carteras con la diversificación en mente, enfocándose en distribuirse en muchas industrias, tamaño de la empresa y potencial de crecimiento.  

En una entrevista de Barron de 1985, describió su estrategia detrás del fondo: 

30% -45% del fondo en acciones de crecimiento. 
25% -35% del fondo en acciones conservadoras. 
El resto estaría en situaciones cíclicas y especiales. 

Lynch piensa en términos de construcción de carteras y cada segmento tiene un propósito específico: 

La parte más conservadora de la cartera está aquí para ofrecer protección a la baja en caso de una liquidación del mercado. 
La parte más agresiva de la cartera está aquí para generar alfa en un mercado alcista. 

En última instancia, la reducción de la volatilidad de una cartera no debería depender del número de acciones de la cartera, sino de la construcción general de la cartera y la selección de inversiones. Invertir en múltiples activos no correlacionados es una forma poderosa de limitar las reducciones de la cartera sin comprometer necesariamente sus rendimientos potenciales. 

No es raro encontrar inversores individuales que piensan que están asumiendo demasiado riesgo empresarial tan pronto como una acción alcanza el 3% de la cartera. Sin embargo, muchos están dispuestos a tomar una hipoteca a 30 años para comprar una vivienda unifamiliar con un pago inicial que representa la gran mayoría de sus activos financieros en algún momento de su vida. 

La explicación es sencilla. Realizar una inversión concentrada requiere la debida diligencia y, por lo general, implica un objetivo y un horizonte de tiempo predefinidos. Si sabe lo que está comprando y comprende claramente la oportunidad al alza y el riesgo a la baja, realizar una inversión concentrada no es necesariamente imprudente. 

El grado de concentración de su cartera depende en última instancia de lo que ponga en la cartera. Si se comporta como el dueño de un negocio, enfocándose en compañías de alta calidad que probablemente brinden retornos sobresalientes sobre el capital invertido a lo largo de los años, no hay nada de malo en enfocarse solo en un puñado de ideas. 

Los rendimientos anormales, después de todo, solo pueden provenir de carteras anormales. Si necesita alguna forma de concentración para generar un alfa significativo, todo se reduce a la calidad intrínseca de las inversiones individuales que coloca en la cartera. Cuanto mayor sea la calidad de las apuestas individuales, más concentrado podrá estar. 

Fuente: Propia – Peter Lynch – App Economy Insights 

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+