image

Las grandes tecnológicas dominan el mercado de “energía verde”

por Carlos Montero Hace 2 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Parado sobre una turbina eólica gigante en Texas, a 300 pies sobre el suelo, el director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, levantó una botella de champán sobre su cabeza y la estrelló contra la máquina. Estaba bautizando Amazon Wind Farm Texas, una instalación de 253MW cerca de la ciudad de Snyder, y no pudo resistir una leve sonrisa a la cámara, mientras el champán goteaba por la turbina. Corría el año 2017 y el bautizo del parque eólico de Bezos, transmitido a través de Twitter, marcó un punto de inflexión para la empresa, reflejando un aumento de la inversión en energías renovables . En ese momento, Amazon no era un peso pesado en el mundo de la energía verde, pero eso ha cambiado: el año pasado fue el mayor negociador corporativo de energía limpia en los EE.UU.,  según nuevos datos, así como a nivel mundial. 

No es solo Amazon: empresas de tecnología como Google, Microsoft y Facebook se han convertido en los mayores compradores corporativos de energía limpia del mundo. “Su influencia es enorme”, dice Eduardo Insunza, director de clientes estratégicos globales de Iberdrola, la empresa de servicios públicos.

“Estos tipos tienen mucho poder de mercado”, agrega. Las empresas de tecnología son grandes consumidores de electricidad debido a sus centros de datos, que necesitan grandes cantidades de energía para mantener fríos los servidores. El uso combinado de energía de Amazon, Google, Microsoft, Facebook y Apple es de más de 45 teravatios-hora al año, casi tanto como Nueva Zelanda. Esa cantidad crecerá a medida que el auge de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático exijan más potencia informática.

Imagen

Junto a esta demanda, las empresas de tecnología han adoptado algunos de los objetivos climáticos más ambiciosos del mundo. En un momento en que las grandes tecnologías se enfrentan a un escrutinio político cada vez mayor sobre su creciente poder económico, las empresas más grandes están comenzando a lograr algo que coincide con los altos ideales que una vez defendieron. A medida que ellos mismos se vuelven ecológicos, también están acelerando la transformación de todo el sistema eléctrico. 

La forma en que esto sucedió a menudo se remonta a 2010, cuando Google firmó su primer acuerdo mayorista de energía limpia , también conocido como acuerdo de compra de energía. 

Una vez que uno de ellos comenzó, todos los demás siguieron, siempre se miran y siguen adelante”, dice Insunza. Los contratos a largo plazo para comprar energía limpia tenían sentido para las grandes empresas de tecnología, porque construyen centros de datos que operan durante décadas. “También tenían la capacidad financiera, por lo que podían asumir el desafío”, agrega.

Fuente: FT.com - Propia.

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+