image

El Riesgo de no saber donde se invierte

por Carlos Moreno Hace 2 años
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

 

Imagen

 

Cuando invertimos en una acción es de vital importancia establecer la situación económica de la compañía a largo plazo ya que es de la única manera que podremos establecer si estamos pagando un precio razonable por el negocio antes de que sea demasiado tarde.

Para cuantificar el riesgo debemos de tomar una visión de propietarios del negocio que estemos adquiriendo y valorar de manera racional cuales son los aspectos que nos llevan a realizar esta inversión. Debemos plasmar en una hoja todos los factores que nos hacen abordar una idea de inversión y ver si se cumplen los suficientes parámetros a largo plazo para determinar un margen de seguridad que nos permita alejarnos de los riesgos que pueda tener el negocio y que está afectando a la acción a corto plazo.

Warren Buffett establece que jamás compra nada a menos que pueda escribir una página entera con los motivos que le llevan a hacerlo, él asegura que podrá cometer un error pero comprenderá perfectamente las razones que le llevaron a invertir en un negocio y si no puede contestar afirmativamente entonces será mejor no acometer la inversión. Si puede encontrar diversas razones por las que acometer una inversión y que nos pueden conducir a obtener una rentabilidad elevada incurriendo en un reducido riesgo a largo plazo, entonces es el momento de acometer dicha inversión.

Es importante establecer una serie de preguntas y obligarnos a pensar para saber cuáles son las razones que nos llevan a acometer una inversión, saber determinar los principales riesgos a los que nos enfrentamos, determinar los distintos escenarios de probabilidades a largo plazo y a qué rentabilidad nos pueden conducir.

Estas preguntas y respuestas serán vitales para poder mantener la inversión en el tiempo y determinar si se siguen dando los mismos supuestos o escenarios que nos condujeron a realizar la inversión, para poder establecer de manera racional los motivos de una inversión.

Las decisiones serán mucho más racionales cuando nos alejemos más del comportamiento generalizado del grupo o mercado, alejándonos de negocios que están de moda y de la codicia compradora que les rodea, al ser los precios que hay que pagar por estos negocios habitualmente mucho más altos. Si hay un negocio que puede ser interesante el mejor momento para invertir en él será cuando cambie el ciclo y deje de estar de moda ya que se podrá adquirir al precio más interesante. Como norma general el mejor momento para invertir será cuando una compañía no sea apenas cubierta por analistas, se encuentre lo más olvidado posible  y sus títulos parezcan lo más aburridos.

Cuando analicemos una inversión es importante saber:

1 Que nos movemos en un entorno de incertidumbre donde la información de la que disponemos no es completa al ser el futuro siempre una variable incierta.

2 Como nuestras decisiones y razonamientos no siempre van a ser racionales al 100% debemos ser capaces de recabar suficiente información y contestar a suficientes  preguntas para establecer la decisión de inversión más racional posible.

3 Aún así nuestras decisiones de inversión no siempre serán acertadas pero sí que dispondrán de unas probabilidades de acierto superiores a las de un comportamiento meramente impulsivo, manejado por emociones y que no proceda de un análisis minucioso y exhaustivo.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+