image

¿Son eficaces las bolsas de trabajo?

por Empleo y Comercio Hace 7 años
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Imagen

Las bolsas de trabajo funcionan para mucha personas, hay candidatos que acuden a entrevistas, incluso han conseguido varios empleos a través de ellas. Pero también es cierto que para mucha gente pasan meses sin recibir una sola llamada o son descartados de ofertas en las que cumplen con todos los requisitos solicitados. Si este último es tu caso entonces deberías pensar en hacer algo distinto. Como dijo Albert Einstein: “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo”.

Utiliza las bolsas de empleo para encontrar empresas, no para inscribirte en sus ofertas. Destacar en una oferta enviando un curriculum cuando ya hay 700 inscritos es muy difícil. Pues bien, aunque no siempre se conoce el nombre de la empresa, porque en muchos casos la empresa descrita aparece como “Multinacional líder en su sector”, cuando sí aparezca el nombre lo que debemos hacer es tratar de buscar entre nuestra red de contactos alguien que de alguna manera nos pueda conectar a esa empresa, y no solo eso, es más eficaz inscribirse a través de la web corporativa, que hacerlo a través de una bolsa de empleo.

Aquí llegamos en mi opinión, a un punto muy importante en la búsqueda de empleo. Ya que, aunque es difícil hacerse con una buena red de contactos, no me refiero a cantidad sino a calidad, a conectar con esas personas que parece que conocen a todo el mundo, es muy importante que trabajemos en ella. Busca  antiguos compañeros de universidad, antiguos colegas de trabajo, antiguos jefes, proveedores, clientes, etc. Nunca subestimes a ningún contacto, nunca se sabe quién puede conectarnos o recomendarnos a una empresa. Piensa que según un estudio realizado hace años, el número de trabajos que se consiguieron a través de conocidos era mucho mayor que los que se consiguieron a través de amigos, y puede que te preguntes por qué. Porque tus amigos normalmente se relacionan con las mismas personas que tu, y si ellos se enteran de un trabajo tu también te enterarás, sin embargo con conocidos, accedes a un círculo de personas completamente distintas,  que a su vez están conectadas con otras personas que pueden ayudarte en la búsqueda de empleo.

Utiliza candidaturas espontáneas. Haz una lista de empresas que te interesan y envía tu curriculum. Acompáñalo de una buena carta de presentación, no envíes la misma a todas las ofertas. Personalízalas y  redáctalas como si realmente hubiese una vacante abierta. Piensa cómo te presentarías, qué les dirías, cómo les convencerías de que tú eres la persona ideal para ese trabajo.

Relaciónate con toda la gente que puedas, sal a tomar un café con gente que hace tiempo que no ves, queda con esa compañera de un curso que hiciste hace meses. No se trata de que le pidas trabajo a cada persona que te encuentres, pero aumenta tu vida social.

Y por último, no te cierres a encontrar un trabajo específico, analiza tus habilidades y busca un trabajo más acorde a ellas, no cierres las puertas a nada y mantén una mente abierta.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+