image

Nuestro escenario base macroeconómico y bursátil para España

por CapitalBolsa Hace 5 años
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

La situación económica en España está mejorando y por eso hemos elevado ligeramente nuestra estimación de crecimiento para este año hasta el 0,9% (frente al 0,7% anterior) y hasta el 1,3% para 2015 (desde el 1,1% anterior). El mercado financiero ha mostrados progresos en la dirección correcta y así esperamos una mejora del crédito en los próximos trimestres. La continuación del proceso de moderación salarial, que ya estaría ofreciendo sus frutos en términos de creación de empleo, resulta clave para contribuir a que la recuperación de la actividad que se está empezando a observar se traduzca en una reducción apreciable de la elevada tasa de desempleo. Una mejor posición financiera de las empresas españolas debería reforzar el gasto de inversión y la contratación. Así, esperamos que la tasa de desempleo descienda en 2014 hasta el 25,5% y al 24,4% en 2015.

Sin embargo, el efecto del desapalancamiento de la deuda privada, junto con el todavía no finalizado ajuste inmobiliario y las tendencias demográficas negativas, deberían seguir frenando la recuperación.

El buen comportamiento de las exportaciones españolas, la moderación salarial y una relativa mejora en la demanda interna, serán los motores de crecimiento de los beneficios empresariales.

Desde un punto de vista bursátil, este escenario macroeconómico positivo está siendo ya descontado por los inversores. Esperamos un crecimiento del beneficio por acción del 17% para 2014 y 2015, dejando un PER 2014 esperado de 14,6x y PER15e 12,6x (frente a una media de Europa PER14e 11,8x y PER15e 11,7x).

Pero este escenario relativamente optimista no está exento de riesgos. A continuación señalamos los más importantes:

1. La recuperación experimentada por Estados Unidos en la segunda mitad de 2013 no fue apoyada ampliamente y parece inestable. Una gran parte de la mejoría vino de mano de la reconstrucción de inventarios.

2. Existe un riesgo en las valoraciones del mercado americano, sobre todo porque los márgenes de los beneficios se encuentran un 70% por encima de la media y una reversión a los niveles promedios impactaría sensiblemente en las expectativas de beneficios.

3. Detectamos un excesivo optimismo entre los inversores a nivel mundial. Un gran número de indicadores de sentimiento y datos como los préstamos concedidos para la compras de acciones, las posiciones largas de los hedge funds y las encuestas a gestores de fondos, sugieren que el optimismo ha alcanzado cotas que desde un punto de vista contrario han desencadenados correcciones, al menos, de corto plazo.

4. La retirada de los estímulos monetarios en Estados Unidos es un evento negativo para las acciones.

5. La economía china se está desacelerando y existen problemas de crédito que registren las opciones intervencionistas. Esta tendencia negativa está causando problemas en las economías exportadoras, que también están sufriendo problemas causados por la salida de fondos.

6. La recuperación en Europa todavía es muy frágil y cualquier acontecimiento externo descarrilaría la incipiente salida de la recesión. Las preocupaciones sobre los bancos de la zona euro y las deudas soberanas podrían regresar en 2014, porque los bancos siguen estando débiles y todavía no existe un sistema de protección amplio que proteja y lidie con los bancos insolventes. Sin embargo, los inversores creen que el pánico no volverá a través de una crisis financiera, ya que existe la creencia generalizada de que el líder del BCE, Mario Draghi, y la canciller alemana, Angela Merkel, cumplirán la promesa de hacer "lo que sea necesario” para defender el euro.

Por el momento, la tendencia debe ser nuestra amiga y las bolsas europeas se mantienen alcistas. Aprovecharíamos correcciones puntuales a la zona de 9.600/9.400 para tomar posiciones situando un stop de protección en los 9.200 puntos.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+