image

A la espera de un pánico especulativo que colapse los mercados

por Carlos Montero Hace 2 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Este verano he estado viajando por varios de los países que están sufriendo inestabilidad en sus mercados de divisas debido a la fortaleza del dólar, y personalmente no he detectado ningún cambio respecto a visitas anteriores. Es cierto que las repercusiones de un desplome de las divisas tarda un tiempo en trasladarse a la economía real, pero por ahora podríamos decir que a pie de calle la situación está controlada.

Ahora bien, si la situación de deterioro monetario continúa, y sus divisas continúan depreciándose, será inevitable que las economías emergentes vuelvan a sufrir una crisis a diferentes niveles.

El economista Guillermo Barba, especialista en situaciones de crisis debidas a deterioro de las divisas emergentes, señala al respecto que: El temor de los mercados ahora es por la crisis que están atravesando economías emergentes. Sudáfrica por ejemplo, ya entró en recesión y vive una crisis político-social con un presidente que quiere despojar de sus tierras a los blancos; también, hay problemas político-electorales en Brasil, donde Lula no podrá ser candidato presidencial; la lira turca y el peso argentino han caído a mínimos históricos frente al dólar a causa de los desbalances financieros de sus respectivos países, etc.

De esta manera el temor de una crisis de contagio generalizado arrastra a monedas, que técnica y fundamentalmente no están en una situación tan frágil.

Lo que sucede es que cuando los inversores se sienten inseguros, venden estas monedas débiles y compran el dólar, que los hace sentir más seguridad, pero con ello elevan el precio del billete verde.

Esto ocurre por si fuera poco, en medio de un clima de tensiones comerciales entre EU y China, mientras la Reserva Federal estadounidense se anticipa que seguirá subiendo las tasas de interés.

Hay pues un doble incentivo: nerviosismo y caída de precios en activos de riesgo, con expectativas de mejores rendimientos en dólares, lo que atrae como imán a los capitales hacia la seguridad.

Todas estas condiciones se ven ya como peligrosas nubes, que amenazan con convertirse en una ‘tormenta prefecta’ para mercados emergentes.

No es descartable que haya este mes o en octubre, un pánico especulativo que colapse los mercados bursátiles y de divisas en favor del dólar, y más, porque gobiernos como los de Argentina y Turquía no están tomando las ‘medicinas’ económicas necesarias.

¿Se puede salir del agujero económico sin reducir los excesos de gasto, como se resiste a hacerlo Erdogan en Turquía? ¿Se estimula la economía gravando exportaciones y controlando precios como está haciendo Macri en Argentina? ¿Se puede convencer a Trump de que los aranceles a quienes más perjudican, es a los consumidores de su propio país? ¿Podemos evitar que la Fed siga elevando los tipos de interés? La respuesta es obvia: no.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+